LUCHA EN VENEZUELA, ARGENTINA Y DEMAS ANTE EL POPULISMO, LA CORRUPCION

 

Una parte muy importante del pueblo venezolano se viene movilizando ante las provocaciones de Chavez y los movimientos izquierdistas y populistas, para evitar que Venezuela, bajo el influjo directisimo del tirano Castro y su nomenklatura, se convierta en un nuevo feudo castrista-chavista-populista.

Parece que en América del sur y del centro no acaban de sacar las debidas conclusiones, después de las experiencias castristas y populistas que, en numerosos países sudamericanos y caribeños, han generado mas atraso, corrupción y miseria.

También tienen que sacar las conclusiones de casos como los de Nicaragua, Ecuador, Argentina y otros países, donde, después de experiencia corruptas y degradadoras se dio paso a sistema corruptos e impresentables como el de Aleman. Este expresidente nicaraguense del Partido Liberal, junto a los suyos y con sus redes de corrupción, extorsión, persecución y chantaje, se aferra a sus privilegios políticos y parlamentarios para no tener que dar cuentas ante la justicia.

No basta con echar a Chavez, a los populistas, izquierdistas, etc., si los grupos existentes en el poder y la oposición: los grupos políticos en el gobierno y la oposición(viejas-nuevas nomenklaturas), los grupos sindicales, los grupos empresariales, económicos y comerciales, los grupos profesionales, funcionariales, laborales, los grupos eclesiales, los viejos y nuevos movimientos sociales, los grupos intelectuales, culturales y mediáticos que tienen una gran capacidad de encarnación e institucionalización de actitudes y pautas de comportamiento, de representar el mundo e imponerlo, siguen instalados en la demagogia, en la defensa de los peores populismos y de peligrosas utopías que tan caro le vienen costando al pueblo desde hace muchos años; si siguen instalados en el ³quítate tu para ponerme yo², en la corrupción, en entender que hay que sacar individual, familiar, grupal y socialmente las mayores tajadas que se pueda y a cualquier precio de lo publico, de la ayuda internacional, de los demás, de quien sea.

El precio que pagan las naciones que siguen este proceder es muy alto. Ahí esta el paradigmático ejemplo argentino: uno de los países mas desarrollados del mundo a comienzos de siglo XX, y uno de los mas arruinados, corruptos y degradados material y moralmente a comienzos del siglo XXI. Lo mismo podríamos decir de Cuba, Venezuela, Uruguay, etc.; o en Europa de Sicilia, del sur de Italia, una de las regiones mas subvencionadas del mundo y, al mismo tiempo, mas corrupta, mafiosa y que no supero su atraso.

La única forma que tienen Venezuela, Argentina, Brasil, Mejico, Ecuador, Colombia, Peru, Cuba, Sicilia, etc. de salir adelante es, en lugar de culpar a los otros de sus males endémicos que los mantienen en el atraso y con altos porcentaje de miseria, pobreza, marginación, violencia, inseguridad, tráficos ilegales y corrupción; en lugar de culpar a la colonización, al centralismo, a los ³gallegos², a los yanquis, a las estructuras opresoras, al capitalismo monopolista de Estado, al imperialismo, a la globalización, etc., es entender y defender que la superación de sus problemas nunca se va a dar mágicamente, por medio de mercaderes de salvaciones, quimeras y ensoñaciones varias y de un día para otro, sino que depende de ellos, de la ciudadanía, de su disposición honrada, rigurosa y responsable para organizarse, competir y funcionar a escala individual, familiar, grupal y socialmente, para trabajar bien a los diferentes niveles(el trabajo digno, honrado y responsable es la principal fuente de realización individual y la principal riqueza de un pueblo), para generar riqueza individual y social, material y espiritual.

Lo cual pasa ineludiblemente por poner en marcha, mantener y defender una democracia abierta con seguridad y garantías, con trabajo, juego, competencia, cooperación y representación limpios, libres, plurales, emprendedores, creativos y con principios; por combatir la violencia, inseguridad, la corrupción no solo publica y política sino también particular, familiar, económica, empresarial, comercial, corporativa, profesional, funcionarial, laboral, intelectual, cultural y mediática, por combatir los déficits y deuda públicos, por sanear las cuentas, es decir, por liberar las energías creativas, las inteligencias múltiples, por dar lugar a una mayor productividad, a una mayor rentabilidad individual, grupal, social y colectiva.

Por ello, no es suficiente con echar a los Chavez, a los demagogos de turno, pues, si se mantiene la corrupción, la violencia, la inseguridad, el malgasto, la malversación y el despilfarro, si se mantiene el juego sucio, la irresponsabilidad ciudadana, la irresponsabilidad individual, familiar, grupal, social y colectiva, un Chavez, un demagogo, un "salvador", un "liberador" dará paso a otro y a otro, como viene sucediendo desde hace muchos años en América del sur y del centro.

10-12-02

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....