PARA EL PINTOR URCULO DESDE VEGADEO, ASTURIAS Y GALICIA

Conocí a Eduardo Urculo en los años 70 gracias al amigo y economista Alfonso Carbajo, una gran personalidad. Carbajo fue profesor de la Facultad de Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, siendo decano el amigo Luis Suarez Llanos que ficho como profesores a grandes figuras como Carbajo, Juan Muñoz, el americano Art Tredway, y donde estaba también como director del departamento de teoría económica, el amigo Juan Quintas,  a cuyo departamento se vincularon Carbajo y Tredway.

Carbajo era muy amigo de Urculo al que me presento en Madrid en su casa de Emilio Rubin 7, una zona donde vivían artistas como Urculo, el escultor Sanz y también la hermana de Carbajo Ana, su compañero Art Tredway, el economista y catedrático Santiago Roldan ³Curri²(que falleció. Urculo desempeño un cargo en la Universidad Internacional Menendez Pelayo de Santander cuando fue rector de la misma Curri, y que pasara a la historia como una época universitaria veraniega verdaderamente festiva, movida y artística, especialmente en la llamada zona de ³caballerizas². Urculo hizo una serie de magníficos carteles para esta universidad santanderina y costera con referencias elegantes al Panamá, al mar y a las aventuras veraniegas del conocimiento, de la pasión intelectual, del gusto por la intensa experimentación ³in life²). Los de Rubin eran muy amigos de Urculo y celebraban grandes tertulias, paellas, en su estudio o en alguna de sus casas.

Fui varios días a Madrid con Carbajo y Muñoz y estuve viviendo en Rubin donde asistí a aquellas maravillosas tertulias con Urculo que era brillante, vitalista, encantador, simpático, divertidisimo. Alli, junto a Curri(Santiago Roldan) sevillano que también era muy simpático, Alfonso Carbajo, Ana y Art, Urculo nos contó un viaje fascinante por el desierto en el que le dio un cólico nefrítico y donde le quisieron comprar a su mujer, en aquel momento era una francesa, que estaba allí delante riéndose. Urculo dijo que no llegaron a un trato pues no le daban suficientes camellos y cabras por ella.

Volví  a ver a Urculo, pues, desde los años 70 organizo cada curso un ciclo de conferencias y debates para que los estudiantes, investigadores y publico en general puedan escuchar a expertos, investigadores, responsables públicos y privados, a personalidades gallegas, españolas y de otros países, y discutir con ellas sus teorías, hipótesis, experiencias. Invité a Urculo a dar una conferencia  junto al catedrático de sociología Carlos Moya, en un mano a mano, titulado: ³Funciones sociales del artista y del sociólogo². Cuando Suarez Llanos fue decano me permitió traer a grandes figuras nacionales e internacionales. En ese mismo curso, en los años 80, intervinieron como conferenciantes, además de Urculo y Moya, Lluis Aracil, Agustín García Calvo, Julio de Miguel, Vicente Navarro, Mario Onaindia, Angel Serrano, Santiago Roldan, Ramón Tamames, el alemán Dietrich Hoss de la escuela de Sociología de Frankfurt y el americano Richard Schoenherr de la Universidad de Wisconsin.

Tengo delante la carta de Urculo donde acepta la invitación para, como dice: ³disertar Œcon grelos¹ en esa maravillosa ciudad². Disertaron de lo lindo pues se trataba de dos ³pesos pesados²(Urculo y Moya) cada uno en su materia. Pero después de la disertación formal en el ³mano a mano académico² siguieron disertando ¡y como¡ en la sede de la ³Escuela Sanrroqueña de la economía real virtual y libidinal, el sol, la vida, la luna, la bolsa, las cigalas y las estrellas².

Carbajo y Juan Muñoz alquilaron un piso en una casa antigua de la calle San Roque de Santiago de Compostela, donde también vivían el hermano de Alfonso Carbajo, Ramón Carbajo(fallecido) y su novia la despampanante italiana Barbara Ciarlini, y donde se constituyó informalmente dicha Escuela. Por esta Escuela Sanrroqueña, en la que participábamos activamente el economista y profesor Pedro Arias y el que suscribe(uno de los lugares donde mas aprendimos, pues, se hablaba mucho de economía, historia, sociología, filosofía, arte, se escuchaba, tocaba y cantaba música con instrumentos ³ad hoc², etc.) y que celebraba veladas hasta altas horas de la madrugada, pasaron todo tipo de gentes e invitados. Urculo fue uno de ellos y en esta casa Alfonso Carbajo tenia obras suyas colgadas en la pared de su época erótica dura con perro. Estilo que por entonces combinaba con el de las vacas, la naturaleza y las frutas voluptuosas y exuberantes.  Motivos urculianos que tantas resonancias tenían, el perro, las vacas, los culos, los ligueros, los cisnes, etc., para los que éramos de pueblo con montes como el de Escandon y el Silvela, y de una era de gran escasez sexual y en todos los sentidos, que se llenaba con la imaginación, el cine, la literatura, las tertulias, el fútbol y demás juegos, aventuras, realidades reales e imaginativas, mitos y maquinas artísticas, deseantes. Ambientes y espíritu que tan bien captaba Urculo.

Recuerdo a Urculo, verdadero pensador-animador(pues hay pensadores insufribles y que aburren a las vacas), poeta, narrador, artista en persona y en obra, pues, era muy ocurrente, un torrente de vivencias, historias, referencias, destellos, pero sin la pedantería de tanto artista e intelectual inaguantables en todos los sentidos. Me lo traen a la imagen los carteles de cine y, en especial, los prospectos del cine ³Imperial² de Salvatierra en mi pueblo Vegadeo(Asturias). Aquellos prospectos maravillosos de mano que nos daban los domingos, al salir de la misa de 12 en la llamada ³sesión vermut², con maravillosas imágenes en colores,  pop-art avant la lettre, y donde ya empezábamos a imaginar la película que seguíamos viviendo  mucho tiempo después de salir del cine.

La figuración y motivos de Urculo con gran fuerza artística y popular, tienen que ver con estas ensoñaciones tan vitales, evocadoras y juguetonas. Sus sombreros, maletas, paraguas, chaquetas, aeroplanos, miradas perdidas al horizonte con Nueva York al fondo, nos trasladan, con ese regusto de nostalgia, a la elegancia melancólica de películas como ³El pianista del océano², ³Casablanca², ³Hampa dorada², ³El tercer hombre², ³La dama de Sanghai², etc.
 
REFERENCIAS DE LA OBRA DE URCULO, PINTOR VITALISTA Y PEREGRINO, CONTADAS POR EL MISMO Y DESPEDIDA CON ROMAN CABANILLAS

Tengo aquí el catalogo de la exposición de Urculo en la Galería de arte ³Hidea²(en la histórica calle ³rua nova 30², donde ahora esta la Galería Trinta) que hizo en Santiago en la ciudad vieja, a principios de los 80 en su época de culos monumentales, vacas  y cuerpos de mujeres con liguero enroscadas en sedas multicolores y en pórticos grandiosos de pop-art, bodegones y frutas eróticas, y títulos como estos: ³Abro las puertas a la energía original de la naturaleza desenfrenada².

En este catalogo podemos ver la obra, la preparación, el trabajo y las búsqueda constantes, la inmensa energía artística de un autor, de un creador con gran numero de registros desde su nacimiento en Santurce en 1938 hasta su fallecimiento en Madrid el lunes 1 de abril del 2003, en la Residencia de estudiantes, que supone la perdida de una gran artista, de una gran personalidad asturiana, española y universal.

Urculo se traslada a Asturias con su familia en 1940, a los dos años de su nacimiento, tierra con la que siempre siguió vinculado. Expone por primera vez en 1957 en La Felguera(Asturias) animado por el gran filósofo y experto en arte Pedro Caravia(me dio clases de Filosofía en el Instituto Alfonso II de Oviedo, donde estudié preuniversitario en los años 60) y Jesús Villa.

Comienza a dibujar ³comics² para el suplemento dominical del periódico asturiano ³La Nueva España² en 1957. Le dan una beca en el ayuntamiento de Langreo y se traslada a Madrid a estudiar dibujo en el Circulo de Bellas Artes, donde inicia, en 1958, su época de ³expresionismo social².

En el 59, se traslada a París a estudiar arte en la Academie de la Grande Chaumière de Montparnasse. En París expone su obra ³Mineros de Asturias². En 1959, conoce a Jesús Díaz ³Zuco², con quien comparte un estudio en Oviedo y juntos realizan varios trabajos entre los que destaca un mosaico en gresitte de 35 metros cuadrados para la empresa Alsa. En el 59, participa en una exposición colectiva al aire libre, celebrada en La Escandalera de Oviedo por el grupo La Estrada en la que participan también María Antonia Salomé, Merche Gómez Morán, Jesús Díaz y Adolfo Bartholomé.

En el 60, hace la mili en El Aium, se traslada a Canarias, conoce a Eduardo Westerdahl y hace pintura abstracta. El doctor Parejo le cede un taller para pintar en el manicomio provincial de Tenerife. En el 61, expone en Marbella y conoce a Juan Cocteau, y también participa en la muestra ³Testimonios del arte abstracto² organizada por Eduardo Westerdahl en el Circulo de Bellas Artes de Tenerife.

En el 61, de vuelta a Madrid trabaja en la sección de fimlets de los estudios Moro. En el 61, viaja a París y coincide con Maud y Westerdahl y en una exposición de Tal Coat en la galería Maeggth conoce a Giacometti, Man Ray y Max Ernst. En el 63,  expone en la Galeria Quixote y de vuelta a Madrid hace ilustraciones para cuentos que se publican en la revista Triunfo y la escenografía de la obra teatral de Lauro Olmo La Camisa que estrena en Gijón el grupo de cámara La Mascara.

En el 65, vive la crisis de su pintura negra o social y en el verano se traslada a Ibiza. En el 67, expone e Copenhague, viaja a Alemania, Dinamarca y Suecia y tiene sus primeros contactos con el pop-art americano y expone en San Francisco y  mas tarde en Oviedo(en Benedet). En el 68, participa en la Primera Bienal de la pintura asturiana celebrada en Gijón. Vuelve a Madrid en el 68. En el 69, expone en Frankfurt y en Altamira de Gijón; participa en la muestra colectiva ³Figurative painters in Spain Today² que recorre los Estados Unidos. En el 70, en la Galería Ivan Spence expone junto a su gran amigo Eduardo Sanz y Alberto Gomez; en este año, la obra con la que participa en la Bienal Hispanoamericana de arte, es retirada en Medellin-Colombia por atentar contra la moral y las buenas costumbres. En el 70, Visconti que rueda en Venecia ³Muerte en Venecia² adquiere dos de sus cuadros, después de participar(Urculo) en la XXV Bienal internacional de arte en Venecia. En dicho año, 1970, expone en el Museo de arte contemporáneo español de Madrid, y su catalogo editado por el Ministerio de Educación y Ciencia es secuestrado por orden ministerial el día de la inauguración. Oficialmente se hace constar como ³agotado². En dicha fechas se encierra con otros artistas para pedir la libertad del critico de arte Moreno Galvan(Ilustraciones de Urculo salen también en la famosa revista de oposición al franquismo editada en París ³Cuadernos de Ruedo Ibérico).

En el 71, participa en la exposición colectiva de obra gráfica ³El arte sobre el papel en España², que se presenta sucesivamente en Colombia, Panamá, Perú, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil; el mismo año expone en la Galería Tassili de Oviedo. En el 71, participa en la exposición colectiva ³Eros y el arte actual en España². En el 72, participa en la exposición colectiva de homenaje a Picasso ³La paloma² celebrada en la galería Vandres en Madrid; vuelve a participar en otra exposición colectiva que se le hace a este gran pintor español en la Galeria Kreisler de Madrid un año mas tarde; en el 72, Luis Revenga ruede un cortometraje titulado ³Stars² en el que intervienen Cuixart, Cillero y Urculo. En el 72, participa en la exposición homenaje a José Lluis Sart organizada por el colegio de Arquitectos de Tenerife y conoce a Joan Miro. En el 72, en Madrid conoce a  Salvador Dali y Amanda Lear.

En el 73, participa en la exposición colectiva de homenaje a Miro celebrada en la Galería Temps en Valencia; viaja por Marruecos y el Sahara occidental durante tres meses. En el 74, expone en Barcelona y Madrid ³sus pinturas del día y de la noche², es su época de los ³cuerpos azules². En el 74, recorre el Camino de Santiago, partiendo de Jaca. En el 75, Revenga rueda un cortometraje titulado ³Habitarte² sobre la obra y la vida de Isabel Villar, Eduardo Sanz, Juan Barjola, Cruz Marcos y Eduardo Urculo. En el 75, aparece la vaca como temática central de su pintura. En el 75, expone en Oviedo(Tassili). En el 75, nace su hijo Yoann. En el 76, participa en la I Bienal nacional de arte ³Ciudad de Oviedo².

En el 77, celebra en la Galería Multitud de Madrid la exposición ³Campo de estrellas² y con este motivo realiza una carpeta con nueve serigrafías en las que altera con ³un poco de libido² ciertos monumentos de Madrid, con la excepción de los de carácter mitológico. Camilo José Cela escribe para esta carpeta el texto ³De culis monumentalibus²(culos que mas adelante transformara en grandes estatuas que coloca en varias ciudades, donde también se han colocado otras obras suyas: Oviedo, Villaviciosa, Madrid, etc.).

En el 77, participa en la exposición colectiva ³Pintura contemporánea de España², presentada en La Habana; Fernando Trueba realiza un cortometraje titulado ³Urculo². En el 78, participa en la exposición colectiva ³Arte español contemporáneo 1900-1978² en Taipei y Teheran, en esta ciudad la exposición es retirada por la toma del poder en Irán por el ayatola Jomeini. En el 78, viaja a Bangkok, Hong-Kong y Taiwan. En el 78, realiza la escenografía y diseña los vestuarios para la obra ³Las bacantes² de Euripides en versión de Fernando Savater y dirigida por J. M. Moreda para el festival del teatro clásico que se celebra en el teatro romano de Mérida. En el 79, comienza sus bodegones frutales. En el 80, se instala durante el verano en Francia. En el 81, participa en la exposición ³Panorama 81 del arte asturiano² de la Caja de Ahorros de Asturias y celebrada en el Circulo de Bellas Artes de Madrid. En el 81, conoce a Limdsay Kemps en Valladolid. En el 82, expone en las galerías de la Caja de Ahorros de Asturias en Oviedo, Gijón, Aviles, Mieres, La Felguera y Sama de Langreo; en este año participa en la Bienal internacional del deporte en las Bellas Artes que se celebra en el palacio de Velázquez del Retiro en Madrid y es invitado al festival internacional de la pintura que tiene lugar en el Chateau Museo Grimaldi en Francia.

En el 82, su pintura cambia de técnica y temática y se hace mas intimista y melancólica. Posteriormente vendrían sus épocas de: sombreros, maletas, paraguas, tumbonas, chaquetas, zapatos, etc.; sus esculturas; Nueva York; las geishas, la moda; sin olvidar las naturalezas muertas, el cristal, etc., hasta llegar a una ultima visión figurativa y colorista del cubismo, de este gran interprete del barroco español.  Estamos ante un artista donde el hombre, sus sentidos, miradas, objetos y representaciones, abre su espacio interior al máximo de experiencias y emociones y se propone, a través del arte, retratar sensualmente el mundo, la vida, las pasiones y la naturaleza en la que se desenvuelve.

Murió en Madrid con las botas puestas en un acto cultural nada mas y nada menos que en la Residencia de Estudiantes, recién llegado de una gran exposición antológica suya(con la que se sentía muy satisfecho y feliz pues China le encanto) en Pekín, ³Eduardo Urculo²(que continuará por toda Asia), inaugurada por la Reina Sofia dentro del programa ³Arte español para el exterior², y donde antes se había expuesto la obra de Picasso, Miro y Dali, artistas tan queridos por Urculo. Estaba preparando con gran ilusión una gran exposición para Nueva York en julio 03, lo que consideraba el sueño de su vida.

Su obra esta en los principales y mas internacionales museos de artes contemporáneo y ha expuesto en las principales ciudades del mundo.

Acabemos este homenaje y recuerdo a este gran vitalista, figurativo y colorista peregrino-caminante del arte y pintor sensual de la vida que es/ha sido Eduardo Urculo, tomando unas palabras de Ramon Cabanillas que creo que de alguna manera pueden dar cuenta de su vida y obra: ³Camiño longo, camiño de luces, cores, sombras e tebras, camiño das nosas vidas/ Camiño de festas e tristuras, camiño cheo de paixon, de grelos, fabes e mazás, de voluptuosidade, de fina provocación/ camiño de ledicia e poesía, humor, ironía e carnestolendas, de procura artística sen fin, de boa filosofía².

02-04-03

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....