TANGAZO PARA NATALINA, PRINCIPESSA HISPANO-ITALO-ARGENTINA

TANGAZO PARA NATALINA, PRINCIPESSA HISPANO-ITALO-ARGENTINA

Troveiros de Faladoiro-TROdeFA (José Luis Mari Solera, médico, catedrático, geriatra, músico y poeta; Luis Rial, prestigioso periodista gallego especialmente en radio y televisión ­ es muy injusto que la Radio Autonómica Gallega por politiquería, partidismo, sectarismo y revanchismo le haya sacado el programa que hacía con gran éxito sobre tradiciones, fiestas, eventos y personajes gallegos, uno de los espacios de más éxito y repercusión pública de dicha radio ­; y el que suscribe, Miguel Cancio bajo la presentación de la directora del programa Susana López Carbia) en su programa de Correo Televisión ­ medio que dirige Luis Pérez - (Santiago de Compostela, viernes 28 de noviembre 2008) del grupo mediático Correo (grupo de empresas mediáticas creadas en torno al diario El Correo Gallego bajo la dirección e iniciativa de José Manuel Rey Novoa) dedican la canción semanal que interpretan en TROdeFA a Natalia Natalina Magri Lorenzatta de Ponte Vecchio, Principessa de la Pampa Italo-Española-Argentina y en su nombre a su madre Dª Patricia Poblete y a su abuela Dª María Teresa Morales.

Miguel Cancio, al presentar el tango Uno, cantó brevemente, en homenaje a la Principessa Natalia-Natalina y a todos los emigrantes de ayer y de hoy, unas estrofas del tango clásico bucólico, ecológico y muy emotivo Adiós, Pampa Mía de Canaro, Mores y Pelay: Adiós, Pampa Mía/ Me voy, me voy a tierras extrañas/ Adiós, Pampa mía/ Me voy camino de la esperanza.

Es de justicia que recuerde aquí a un gran filosofo tanguero, gallego de Muros, genuino fumador de puros y que interpreta muy bien los tangos en continente y contenido, al siempre elegante DON BERNARDO PARIS Y PARIS, que le estalló, a modo de desagravio, unos huevos en la cabeza al famoso escritor, artista y ajedrecista Arrabal (sin el gran pintor de Os Peares Don Chiflado) por haberlo dejado colgado en una conferencia a la que se había comprometido y en la que no dio señales de vida ni avisó.

Don Bernardo París, en su revista y otros espacios (donde lo pasamos muy bien ­ también no peleábamos - y llevamos a cabo diversas luchas e iniciativas sociales, criticas y divertidas) me aprendió mucho del tango, de sus mejores interpretes, de su filosofía, cultura y poesía.
 
Don Bernardo París, entre otras cosas, introdujo los ordenadores Mac en Santiago de Compostela, creo y lanzo la sensacional revista universitaria Coordenadas y la editorial Coordenadas, y fue un promotor de una gran labor orteguiana, de una gran labor poética, cultural, social y universitaria a finales de los 70 y en los años 80.

Volviendo al tango y del que no nos hemos ido nunca, pues, parafraseando de nuevo a Borges, La vida es un tango que no lleva, que nos arrastra/ pero nosotros somos ese tango/ devorados por la pasión y sus entreveros; volviendo al tango recordemos que, antes, en España y en los años 50 y 60 (como, por ejemplo, en mi pueblo Vegadeo-Asturias, de donde muchos, a principios del siglo XX - como mis abuelos - emigraron a Cuba y otros a Argentina, Uruguay, Venezuela, Méjico, etc.), en los bares y especialmente en las fiestas de Navidades, se cantaban tangos y otras canciones populares.

La canción que le dedicamos a la Principessa Natalia-Natalina es el tango Uno (en España es mas conocido por su estribillo Si yo tuviera el corazón) cuya música es de Mariano Mores y la letra de Enrique Santos Discépolo, el Inmenso Discepolin.

Este tangazo se toco en el MARCO INCOMPARABLE DEL TEATRO  COLON DE BUENOS AIRES, POR LA INCOMPARABLE ORQUESTA TANGUERA DE ANIBAL TROILO PICHUCO, EL GRAN PICHUCO, Y LO CANTO EL SIEMPRE VIVO Y PRESENTE ROBERTO GOYENECHE EL POLACO ¡QUE TANGUERO TAN GRANDE CHE PEBETA!

JOSE LUIS BORGES, EL GRAN AUTOR UNIVERSAL ARGENTINO Y AL QUE NO LE DIERON EL PREMIO NOBEL, ¡QUE VERGÜENZA PARA EL NOBEL!; BORGES que vivió en el conocido barrio bonaerense de Palermo donde escuchaba los versos tangueros y arrabaleros del gran poeta Carriego; Borges, sobre el tango racial y pendenciero que a él le gustaba y no el finolis y recuperado, en su poema de 1964, El Tango, escribió lo siguiente, mas o menos:

El tango crea un turbio
pasado irreal,
que de algún modo es cierto.
EL TIEMPO LO PERDIERON EN EL FANGO,
Y LO ENCONTRARON EN EL TANGO.
Hoy, más allá del tiempo
y de la aciaga muerte,
esos muertos viven,
resucitan en el tango.
En la música están, en el cordaje
De la terca guitarra trabajosa,
Que trama en la milonga venturosa
La fiesta y la inocencia,
la descomunal pasión
del tango, del amor fou y del coraje.
 
LETRA DEL TANGO UNO Y QUE TROVEIROS DE FALADOIRO ENSAYARON VARIAS VECES EN EL ESTUDIO DE CORREO TELEVISION POCO ANTES DE CANTARLA (nos salió mejor el ensayo, pues, el directo es el directo, de ahí su garra, su fuerza). MARCÓ LA PAUTA LUIS RIAL PUES EL MAESTRO CANTOR DE TROdeFA, JOSE LUIS MARI SOLERA, LE DABA UNA ENTONACION ABOLERADA Y NO TANGUERA, ARRABALERA Y CON EL DEBIDO ARRASTRE.

NOTA: La primera parte del tango Uno, y a modo de introducción, la leyó Miguel Cancio y con ella dio paso al canto de TROdeFA a partir de estribillo Si yo tuviera el corazónŠ

Uno busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron  a sus ansias;
sabe que la lucha es cruel y es mucha  
pero lucha y se desangra
por la fe que lo empecina.

Uno va arrastrándose entre espinas
Y en su afán de dar su amor,
Sufre y se destroza hasta entender
Que Uno se ha quedado sin corazón. (Este fragmento no se leyó en el programa televisivo)
 
Precio de castigo que Uno entrega
por un beso que no llega
a un amor que lo engañó.
¡Vacío ya de amar y de llorar
tanta traición!

Si yo tuviera el corazón.
El corazón que di.
Si yo pudiera como ayer
querer sin presentir.
Es posible que a tus ojos
que me gritan tu cariño
los cerrara con mis besos.
Sin pensar que eran como esos
otros ojos, los perversos,
los que hundieron mi vivir.
Si yo tuviera el corazón.
El mismo que perdí.
Si olvidara a la que ayer
lo destrozó y... pudiera amarteŠ
me abrazaría a tu ilusión
para llorar tu amor.

Aquí se acabo la interpretación de TrodeFA pero el tango Uno sigue así:

Pero Dios te puso en mi camino  
sin pensar que ya es muy tarde  
y no sabré como quererte.
Déjame que llore
como aquel que sufre en vida  
la tortura de llorar su propia muerte.
Pura como sos, habrías salvado  
mi esperanza con tu amor;  
Uno esta tan solo en su dolor,  
Uno esta tan ciego en su penar.  
Pero un frío cruel
que es peor que el odio,
punto muerto de las almas,
tumba horrenda de mi amor,
maldijo para siempre y me robo
toda ilusión.

Esta maravillosa canción y su interpretación fue cantada, desde el corazón, por TROdeFA, en su programa de Correo Televisión, para Natalia Magri, su madre Patricia, su abuela María Teresa y para todos los argentinos, los que, entre otras y buenas cosas, nos aportaron el tango.

Terminemos con lo que dice Borges sobre el tango en un famoso y buscado escrito:
alguien que no parece haber escuchado El cuzquito o Rodríguez Peña o El choclo ha dicho: ³El tango es un pensamiento triste que se baila². Y yo querría oponer tímidamente, tímidamente porque ciertamente mis conocimientos de música y de baile se confunden con la nada absoluta, querría oponer unas tímidas objeciones. En primer término, no creo que la música siendo un arte proceda de un Œpensamiento¹; yo diría, de una emoción; luego Œtriste¹, ¿por qué triste?, habrá tangos tristes, pero para mí el tango es todavía una expresión de valentía, de alegría, de coraje (es verdad que estoy pensando en el tango milonga y no en el tango canción); y luego, Œque se baila¹, me parece algo agregado, porque si yo voy caminando por la calle y veo que alguien silba, reconozco inmediatamente el tango. Ese tango puede gustarme o no, pero hay algo en mi cuerpo, no sólo de porteño sino de argentino que lo reconoce inmediatamente. El hecho es que ese baile rechazado al principio por el pueblo, es admitido luego, porque se sabe que ha sido admitido en París. Nosotros juzgamos muchas veces las cosas según el juicio ajeno, lo cual desde luego es una forma de humildad y de modestia, que no debemos censurar.

 Pues bien, el tango de algún modo sigue, como acaba de decir Gancedo, misteriosamente representándonos: algunos pueden gustarnos, otros no. Podemos preferir el tango sentimental; yo prefiero el tango valeroso. Podemos preferir también esos juegos musicales que se llaman tango y que yo no reconozco del todo (la verdad es que soy un señor ya viejo, según he dicho), pero el tango sigue representándonos; es decir, algunos calaveras, algunos canallas ¡por qué no decirlo!, y algunos buenos músicos ciertamente hicieron quizá por lo que se llamaba  El Barrio Tenebroso, de Junín, de Lavalle, algo que ahora no sólo ha hecho famoso el nombre argentino  (¡qué importa la fama!, absolutamente nada), sino algo que nos expresa a todos.

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)/ 02-12-08/ Pagina web: miguelcancio.com

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....