PROFESORES UNIVERSITARIOS, MEDICOS, ENFERMERAS,  PEONES, PORTEROS, CAMAREROS, ETC. Y SUS SALARIOS

 

PROFESORES UNIVERSITARIOS, MEDICOS, ENFERMERAS,  PEONES, PORTEROS, CAMAREROS, ETC. Y SUS SALARIOS

Según el estudio de la Organización y Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE, y en la cual están integrados los 30 países mas ricos del mundo y que funcionan democráticamente), Miradas sobre la educación (2005), España es uno de los pocos países de la misma en la que los títulos universitarios se devalúan tanto si se mira desde el punto de vista del sueldo bruto de los licenciados como de su tasa de desempleo.  

Si en 1997 un licenciado español ganaba un 49% mas que una persona con educación secundaria, en 2001 (los últimos datos que maneja el estudio de la OCDE citado) la diferencia se había reducido al 29%. Lo que supone un descenso de 20 puntos porcentuales en cuatro años.

Si ahora cogemos los datos del año 2007 vemos que esta caída del salario de los diplomados universitarios españoles, de los licenciados (incluidos los médicos, los licenciados de las Escuelas Técnicas Superiores y que venían siendo los mas cotizados: arquitectos e ingenieros) ha ido en aumento y no solo con relación a los que tienen estudios secundarios.

De ahí, y entre otras cosas, la caída de la matricula universitaria en España y su aumento en lo que los jóvenes llaman los ³Ciclos Formativos², es decir, la formación profesional para diferentes oficios, a los que se accede después de dos años de formación y, posteriormente, se puede entrar en la universidad.

Los diplomados universitarios, los licenciados españoles, además de la importante caída citada de sus salarios en los últimos años, son los que, en la Unión Europea y la OCDE, tardan mas tiempo en encontrar empleo y los que arrojan las mayores tasas de subempleo, de trabajo en empleos que nada tiene que ver con la formación universitaria que han recibido. Lo que supone una gran decepción para ellos y sus familias después de haber hecho grandes esfuerzos socioeconómicos y familiares para estudiar, y después de estudiar del orden de 18 a 22 años y mas para conseguir su titulación universitaria.

Creo que no se puede frustrar de esta manera a importantes porcentajes de estudiantes, de jóvenes y sus familias. Hay que tratar de orientarlos para que puedan formarse y realizarse laboralmente (lo que es muy enriquecedor individual y socialmente) y para que traten de dar lo mejor de si mismos y para los demás. Hay que crear las condiciones formativas para liberar las mejores energías creativas y las inteligencias múltiples de los agentes sociales, y para que puedan trabajar digna y honradamente, y ser unos ciudadanos íntegros, libres, responsables y respetuosos.

UNIVERSIDAD NEOFEUDAL, CACIQUIL Y POLITIQUERA

Los datos que acabamos de establecer en el apartado anterior sobre los diplomados universitarios españoles creo que explican, entre otras cosas, la gran emigración a otros países europeos, occidentales, etc. de médicos, enfermeras y otros titulados españoles, pero también de investigadores y doctores, pues, les pagan mucho mas, son mucho mejor considerados y no tienen que sufrir las lamentables condiciones de precariedad, de inestabilidad laboral, de burocratismo y funcionarismo costosos, prepotentes y asfixiantes pero, también, muestras no desdeñables y sistemáticas (por ser benévolo en los términos) de maltrato laboral e institucional. Lo que tiene que ver con el modelo funcionarial-autoritario-mandarinil y clientelar pero, también, politiquero y partidista español; modelo que sigue teniendo una gran fuerza en España, en todas y cada una de sus partes, y que, incluso, sigue manteniendo y reproduciendo lamentables y condenables practicas feudales, caciquiles, nomenklaturistas, nepóticas, amiguistas y corporativistas.

 Lo  que acabo de señalar lo ratifica, entre otros, el catedrático de Etica de la Universidad de Barcelona Norbert Bilbeny en La Vanguardia (01-02-07, pag. 22 en el artículo titulado: ³Universidad con piedra bajo el pedal². Dice el catedrático Bilbeny: ³La Universidad de España depende del modelo europeo mas anticuado de universidad, con una organización  piramidal y clientelar adentro, y una sujeción feudal afuera, se entiende al poder político. Este fija títulos, planes de estudio, presupuestos, y toda clase de movimientos del personal, desde el rectorado hasta los alumnos aspirantes a estudiar. Pero, a pesar de las reiteradas y a veces retóricas quejas sobre los defectos de enfoque y de gestión, casi nunca se denuncia el modelo mismo de nuestra universidad, porque va en ello el reparto organizativo actual y el miedo a provocar acusaciones de elitismo. Por eso las universidades españolas se van quedando atrás en prestigio internacional, competitividad en el mundo global y retorno de activos económicos y científicos a la sociedad que la financia, en contraste con otros países, que incluso dedican menos capital público a la universidad como tal. Esta todavía funciona aquí con el lastre del burocratismo, la centralización y la dependencia del gobierno central o autónomo. Así no se avanza, se malgasta el dinero de los contribuyentes y se frustran las expectativas de profesores y estudiantes (Š)².²Los estudiantes, por su parte, no son urgidos a desarrollar una carrera de excelencia.².

Marcos Mariño tras doctorarse en física en la Universidad de Santiago de Compostela, completó su formación en las Universidades de Yale, Rutgers y Havard y en la actualidad trabaja en el departamento de Física del CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear o Laboratorio de Física de Partículas Elementales) de Ginebra (de gran prestigio internacional) y en el departamento de matemáticas del Instituto Superior Técnico de Lisboa. Es uno de los once españoles que ha sido invitado a pronunciar una conferencia en el Congreso Internacional de Matemáticas que se celebró en Santiago de Compostela el año 2006.

En declaraciones a La Voz de Galicia (25-08-06, pag. 28) el científico Mariño declaró bajo el siguiente titular ³Galicia forma jóvenes para la exportación², lo siguiente: ³Yo me presenté a una plaza de profesor titular de Física en Santiago en 1999 y no me la dieron. No se atienen a los méritos de los candidatos, las plazas están dadas de antemano y consideran un desafío si te presentas sin que te hayan llamado. Por eso me han puesto en la línea negra. Galicia ha hecho un enorme esfuerzo para formar a gente que no encuentra trabajo allí. Hemos pasado del nivel de subdesarrollo 1 al nivel de subdesarrollo 2: Galicia forma muchos jóvenes para la exportación. Hay un flujo de gente, decenas de miles de jóvenes, que no encuentran trabajo en Galicia. Se ha producido una perversión que consiste en educar a mucha gente sin tener tejido productivo, económico y cultural que permitas que se integre².

El premio Príncipe de Asturias de Investigación 2006 Juan Ignacio Cirac, director de uno de los centros mas prestigiosos de mundo, el Instituto alemán Max Planck de Optica Cuántica, declaro cuando se le concedió lo siguiente (El Mundo 05-06-06, pag. 32): ³La ciencia no tiene tradición en España, no se la valora; hay que invertir mas y de forma mas eficiente. No se puede perder la inversión que se ha hecho en los jóvenes. Y no solo hay que proporcionarles un contrato indefinido, sino los medios para que investiguen (nota del autor de este escrito: en la universidad española hay una importante carencia de medios materiales y humanos, de infraestructuras y servicios para poder estudiar y trabajar con dignidad, nivel y  competitividad; hay profesores que tienen que comprarse el material informático con el que trabajan  en los centros universitarios y no tienen fondos para facilitarles fotocopias y otros medios a los alumnos como materiales de las clases y para tratar de que su formación sea de excelencia). Si ahora metes a 3000 jóvenes en el sistema con la misma financiación, lo que haces es repartir lo poco que había. El problema es que la ciencia no da beneficios a corto plazo y por eso interesa poco a los políticos (nota del autor de este escrito: en España el Estado es uno de los que menos gasta, con relación a los países mas competitivos y desarrollados, en la Universidad, en I + D + I, etc.); los gobiernos españoles deben pensar a largo plazo y ponerse de acuerdo para que las leyes que afectan a la ciencia no cambien cada vez que dejan el poder.²

En mayo 2007, 525 científicos españoles cuyo primer firmante fue Juan Manuel García, director del Laboratorio de Estudios Cristalográficos del CSIC-Universidad de Granada, lazaron un manifiesto que se habría con esta frase: ³Dirigir un proyecto de investigación se ha convertido en un calvario². En el mismo dicen que no hay avances en las condiciones de trabajo eficiente, lo que dificulta la obtención de buenos resultados y da lugar a que se pierdan capitales privados y jóvenes talentos. No se puede fichar a los mejores por la lentitud burocrática. En España, por evaluar proyectos de investigación, presupuestados en mas de 100 millones de pesetas, se pagan 15.000 pts. por evaluador. En España, en una parte de los departamentos universitarios las ayudas anuales para la investigación de los profesores son completamente ridículas, etc.

SUELDOS UNIVERSITARIOS, DE PEONES Y OTROS TRABAJOS

Hablando del sueldo de los licenciados, y para apreciar la valoración que se tiene en España de la formación universitaria, de su profesorado, de su personal docente e investigador, el salario de un profesor asociado (P6), reconocido por ley universitaria como Especialista de Reconocida Competencia, y que debe de encargarse de 4 grupos de estudiantes y dar seis hora de clase a la semana (lo que durante todo el curso da la inmensa mayoría de los profesores universitarios funcionarios y no funcionarios que se dedican a tiempo completo a la universidad. Clases que, si se preparan adecuada, universitaria y competentemente, requieren una dedicación máxima a lo largo del curso pero también en vacaciones) cobra al año 10.803 euros brutos, es decir, 902 euros al mes (150.000 pts./mes).

Este salario de un profesor universitario, considerado como Especialista de Reconocida Competencia, esta bastante por debajo de lo que acaba de establecer en España (junio 2007), la Confederación Nacional de la Construcción, por convenio y como salario mínimo, para un peón de la construcción y que es de 13.500 euros brutos al año, lo que equivale a 1.125 euros al mes (187.000 pts.).

En Santiago de Compostela y otras  ciudades de España, en el año 2007, se paga a los camareros  recién empleados 1.200 euros al mes.

Hay que señalar que en la universidad española una parte importante de su personal docente e investigador, de su profesorado, el que da mas horas de clase y se encarga del mayor numero de grupos de estudiantes y del mayor numero de estos por curso (de mas de 200 y 400 estudiantes e, incluso, de 600 ¡por curso!), después de llevar contratado mas de 10, 20 y 30 años, además de tener salarios bajos, sigue con contratos en precario, lo que no se admite en la empresa privada, donde el empleado después de llevar mas de dos años contratado debe de pasar a fijo, a estable laboralmente.

El profesorado universitario contratado en España, además de sufrir una inadmisible e injusta precariedad laboral, no tiene acceso a los incentivos a la docencia y a la investigación que goza el profesorado funcionario y eso que se dedica a tiempo completo a la universidad, da el mayor número de horas de clase y al mayor número de alumnos, realiza  estudios científicos y evalúa proyectos de investigación, firma proyectos de investigación que le aportan a la universidad cientos de millones de pts., publica libros individuales y colectivos, artículos científicos, organiza e interviene en jornadas científicas y de extensión universitaria, lleva a cabo cursos experimentales de evaluación continua (que exigen mucho mas trabajo), se encarga de tareas de gestión universitaria, etc.

Siguiendo con los salarios, los profesores universitarios asociados a tiempo completo pero también los lectores y otros profesores contratados en las mismas condiciones, etc., todos ellos ganan lo mismo que oficiales administrativos (nivel bachillerato, de enseñanza secundaria) de instituciones publicas locales, periféricas, etc. como, por ejemplo, el Auditorio de Galicia. Los porteros y auxiliares administrativos de centros públicos como este o similares ganan prácticamente lo mismo que un profesor universitario ayudante y bastante mas que un profesor asociado (P6) que tiene que dar seis horas de clase a la semana a cuatro grupos y a cientos de estudiantes por curso.

Por su parte, en la Universidad española, los becarios de investigación, los investigadores en precario están igual o peor que los profesores universitarios, que el personal docente e investigador contratado que acabamos de señalar.

Estoy a favor de que los trabajadores, con y sin títulos, sean tratados y retribuidos con dignidad y justicia en función de sus capacidades, de sus aportaciones. Por ello me parece completamente injusta la situación laboral y salarial en que se encuentra una parte importante del personal docente e investigador de la universidad española pero también una parte de los titulados contratados que trabajan para la Administración pública.


Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)/10-07-07/ Pagina web: miguelcancio.com

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....