RIMSKI-KORSAKOV, CASTROPOLOV,  FICO, EL EO Y NOGA NOGAROVA   

 

RIMSKI-KORSAKOV, CASTROPOLOV,  FICO, EL EO Y NOGA NOGAROVA    

El asturiano marqués de Camposagrado, Francisco Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera, de casa de los Quiros, fundada por Gutierre Bernaldo de Quirós de las Alas y Carreño, vizconde de las Quintanas y Señor de las casas de Quirós, invito a Rimski-Korsakov a España.

Con uno de sus descendientes, con Vitu Bernaldo de Quirós, estudie preuniversitario en el excelente Instituto Alfonso II de Oviedo (¡que gran ciuidad!). La exigencia, austeridad, disciplina, autoridad, responsabilidad, respeto, cultura del esfuerzo y gran calidad de su profesorado, lo situaban a un nivel que supera con mucho lo que se viene padeciendo en la educación en España y en otros muchos campos, y una vez que se impuso lo de ¡Abajo la Exigencia en la Educación!, ¡Me Cago en el Principio de Autoridad Responsable y en la Cultura del Esfuerzo!, ¡Trabaja tu que a mi me da la risa y, si eres honrado y valoras el trabajo, la escojonación (con perdón) es mucho mayor!, ¡Arriba  la envidia, el odio, la mediocridad, el enchufismo y los buenos chivos expiatorios para justificarse!, ¡Abajo la Excelencia de Juego limpio, la Aristocracia de la Libertad Responsable, la Honradez, la Humildad, el Respeto, la Critica y Justicia Justas Comprometidas con  la Verdad y la Liberación de las Energías Creativas! y ¡Vivan, por un lado, la politiqueria, el clientelismo, el chachullismo y el favoritismo y, por otro, el Prohibido prohibir, el botellón, la movida, la carallada permanente real y virtual,  gratis total y con cargo a lo público¡  mientras papas y  mamas, con el apoyo del Estado, de lo política, ideológica, infomediática, cultural, sexual, social y existencialmente correcto, se dedican a machacar a los buenos profesores para que no les estropeen las vacaciones a los nenés y a ellos mismos.

Rimski coincidió en su formación musical con los que serían grandes músicos como él, con Balakirev (que había seguido los paso de Glinka), Borodin (del que continuó su ópera el Principe Igor), Cesar Cui y Musorgsky (al que reorquestó  Rimski  la opera Boris Godunov, la tragedia de Pushkin, y que esta considerada como una de las obras cumbres del teatro lírico. Rimski reorquestó también Una noche en el monte pelado, también conocida como Una noche de San Juan en el monte Calvo y que compuso a partir de un cuento de Gogol que trata de la noche de las brujas - y con la que jóvenes de Tapia de Casariego hicieron una brillante composición audiovisual -. Se trata de una pieza maravillosa sobre la noche de brujas cargada de mitos, símbolos, códigos e imaginarios. Este sensacional poema sinfónico del gran músico romántico ruso Modesto Musorgsky fue utilizado en la película Fantasía de Walt Dysney. Este lieder también se incluyo como intermedio en la opera de Musorgsky La Feria de Soróchinsk. Opera de la que fue director en Nueva York, el gran formador de actores y discípulo de Stanislavski, Michael Chejov). Estos grandes músicos serían conocidos como el Grupo de los Cinco y se distinguieron por incluir con, originalidad, brillantez y fuerza, lo popular y la naturaleza en sus composiciones. Rimski fue, también, profesor de música de Stravinsky y Prokofiev, que llegarían a ser muy importantes referencias de la muy rica música rusa.

Como les iba diciendo, el marques de Camposagrado, embajador en la Rusia zarista y que, si cuadra, también anduvo por Cuba, se trajo de excursión por Asturias al gran músico, aristócrata y marino Nicolai Andreyevich Rimski-Korsakov (Novgorod 1844, San Petersburgo 1908).

El marqués de Camposagrado, mira tú por dónde, llevó a Rimski  en barca por la poética ría del Eo, situada entre Galicia y Asturias, y que desemboca al bravío Mar Cantábrico bajo el Puente de los Santos, entre Castropol, Figueras y Ribadeo, y con Vegadeo al fondo, emplazado entre montes, los ríos Suarón y Monjardin, y la ría Eo. Mi querido pueblo, rico en montes, gran mercado (antes gran feria de ganado y que se perdió) y ríos, Vegadeo-A Veiga-La Vega (tres nombres, tres ríos, tres montes) da bastante peniña en casi todo mientras que los pueblos vecinos han mejorado mucho mas y con el agravante de que Vegadeo fue una potencia de la zona. Es el único pueblo del occidente de Asturias que no tiene carretera de circunvalación y cuando es muy fácil de hacer atravesando el río por donde esta el puente del ferrocarril. Ribadeo la ha abierto no hace mucho. Grandes camiones, mañana, tarde y noche, pasan a lo largo del casco de Vegadeo perjudicando constantemente el tráfico, haciendo vibrar a las casas y provocando una gran contaminación de ruido y gases.

Rimski, El Eo y Fico. Si cuadra, Rismki recorrió la ría del Eo en las melodiosas vaporetas de los antepasados de Meredo da Veiga,  Paulino das Figueiras y, sobre todo, de Fico de Abres. 

El amigo Fico, remero en el batel de Vegadeo y que nos dio años de gloria, se instalaría en la villa viscontiana de Castropolov y se haría cargo  del romántico bar-galpón del puerto, donde se podía tocar, ver la ría del Eo en todo su esplendor, vivir mas intensa y convivencialmente el tiempo en lugar de matarlo, y tomar unos chanqueiros, solo o acompañado, con esa brisa, esos aguiyolos, esos carneirolos, ese paisaje de Santiniebla (Cernuda) que permanecen para siempre en uno como la mejor música vital. Digámoslo en palabras (aportadas por un buen alumno) del gran Cioran de Sibiu (al que conocí en París), Oroza y Au Revoir Simone (The Bird of Music): Onomatopeya de lo inefable, enigma desplegado, infinito percibido e inaccesible. Cuando se experimenta su seducción, ya solo se concibe el proyecto de mecerse eternamente en sus aguas. A lo que añadían Meisnao de Miou, Pindaro y Malher (La canción de la tierra): Carreiras de futbol y baños nel Souton, talameiros y nudismo infantil nel Caleiro con a Guardia Civil al quite; manzaneiros, castiñeiros, piñeiros; toxeiras, carballeiras, silveiras; cerdeiras, ameixeiras, pereiras; fumeiras de pataqueiras, carros de bois e leiteiras;  xunqueiras, lameiras e cangrexeiras: verdades verdadeiras, a auja desplejada no cosmos e encarnada no corpo, os sonos abertos nas enredadeiras do amor, a espesura da creación real, simbólica e imaxinaria. Que son con chicharos, patacas novas, repolos da Veiga e mais cebolas; e mais cebolas, que son con chicharos, paixons novas. Que somos, que no somos, seres efímeros, una sombra en la piedra inalterable, si cuadra, una pequeña luz en la noche cósmica, un poco de agua que fluye, recuerdos de un paseo por el Eo, un breve aliento, (si cuadra) eterno amor, nada mas que viento.

De adolescente, fui ayudante lancheiro de Fico junto a mi amigo Latas, en el periplo que va de Vegadeo a la playa das Figueiras con permiso de las mareas. Para mí suponía una experiencia única, lo pasaba en grande en las singladuras que siempre nos deparaban alguna sorpresa, me bañaba en la playa y, además, como pago recibía un bocadillo de xardias que me sabía a bocatto di cardinale: poesía hecha carne, las primeras miradas al bogar, ritmo, aventura, sinfonía de los cuerpos, el deseo, el mar, los misterios de la naturaleza.

Rimski quedó impresionado por la belleza del occidente asturgalaico y su ría. Empero, Castropolov le deslumbró. 

El castropolense parque del imponente Casino decimonónico, con los atardeceres y la vistas de la desembocadura de la ria Eo; de esas vistas que encarnan la calma y hacen surgir el daimôn socrático; las casonas, el casco sobrio y lento,  su silente ambiente que nos traslada a otras épocas (el ruido y movidas varias arrasan con todo), la bajada al puerto y el paseo al borde de la ría (que debería prolongarse y cuidarse), la música de romerías a la antigua (la fuerza de lo antimoderno, Antoine Compagnon, Los antimodernos, Ed. Acantilado  - excelente editorial de Barcelona de Jaume Vallcorba - 2007) como la de A Silvallana-Lantoira (a la que iban los veigueños y vecinos de la zona), le inspiraron a Rimki fragmentos de su Capricho español y hasta el punto que a su alborada algunos la bautizaron como Alborada da Veiga-Vegadeo-La Vega  y Castropolov.

Incluso, hay críticos que dicen que su Vuelo del moscardón de la ópera El Zar Saltán (fábula de Pushkin), lo tomó de los moscones de la zona que cogíamos, al igual que as lagatixas, os esconzaros y algunha colobra, para gallear ante las mocitas. Recordemos que una de las operas de Rimski se titula en asturiano El Gallu de Oru pa que fuxa el Tangarañu: cantan os galos pro dia/ erguete meu ben e vaite/ como mei dir queridiño/ como mei dir/ e deixarte (esta opera rusa, galaicoasturiana y universal, se plasmó, se comulgó con frecuencia en la autogestionaria, combativa, festiva y antigua Residencia Universitaria Burgo de las Naciones de Santiago de Compostela donde estaba el actual Obispo de Orense de director, Monseñor Quinteiro. El Burgo fue antigua residencia de peregrinos y que abrimos a la lucha, a la solidaridad, a la poesía sin olvidar la ironía y al rigor).

Castropolov y Noga. Castropolov empalma claramente con el poema romántico "Eugenio Oneguin" de Pushkin, el poeta nacional ruso por excelencia. Es la historia de amor del bon vivant y cínico Oneguin y la muy ingenua e integra Tatiana,  en los paisajes envolventes y melancólicos de la inmensa Rusia, también, en la mítica ciudad de San Petersburgo, y que recuerda el Don Juan de Byron.

Después de leer Oneguin (vean la película del mismo nombre); después de escuchar a Rimski, Musorgsky, Prokofiev, Stravinsky, Rachmaninov y Shostakovich y lanchear por la ría Eo, me acuerdo de mi amor enamorado (Trobeiros de Faladoiro) de Castropol en verano, en sus fiestas patronales de Santiago, Patrón de España (bueno de lo poco que van dejando pero daremos la batalla, pues, España, tres milenios de historia  que bueno este libro del gran historiador español Don Antonio Domínguez Ortiz - no se pueden tirar por la borda debido a la politiquería, manipulación y ansias de poder y revancha de algunos), junto al casino en la verbena, esperando que apareciese mi amada en sueños Noga Nogarova (que viene de Nodgorov y tenía aires eslavos y habaneros), mientras que Pachico del grupo Los Estoicos de Vegadeo atacaba Extraños en la noche del insuperable Franky. ¡Que grandes Pachico y Sinatra!, y mucho mas en Castropol que refulgía ¡y como! al verse reflejado en El Eo y, sobre todo, en los ojos verdes de Noga Nogarova. Te quiero pura, libre/ irreductible: tú/ Sé que cuando te sueñe/ entre todas las gentes del mundo/ solo tu serás tu/ Y vuelto ya al anónimo/ eterno del desnudo/ de la piedra, del mundo/ de las sombras/ te diré: te quiero/ te amo/ te deseo/ en la ría del Eo/ Soy yo/ na Veiga/ en Castropolov/ nas Figueiras (a partir de Pedro Salinas, Manolito El Pescador y Tina La Perla del Eo).

Niebla de la ría del Eo. En sueños, y al ritmo del fascinante bolero No puedo ser feliz (No puedo ser feliz/ no te puedo olvidar/ siento que te perdí) interpretado genialmente por el monumental (como la muy grande Fredesvinda García Valdés, la mulata Freddy La Voz del Sentimiento, y que cantaba boleros a capela,  en el Bar Celeste de La Habana al acabar de trabajar como cocinera, como nadie lo había hecho y que causo un gran impacto por lo que después triunfó y actuó en la tele habanera junto a Benny Moré El Bárbaro del Ritmo y Celia Cruz La Guarachera de Cuba, la Guararechera Mayor, la Guarachera del Mundo) Bola de Nieve (abajo la tiranía totalitaria comunista castrista-guevarista que convirtió a La Perla del Caribe en una cárcel, a la que arrasó, prostituyó y corrompió, ensañándose con la ciudad musical, romántica y tropical, la Villa de San Cristobal de La Habana, La Habana Bellisima, la Ciudad de las Columnas, el San Petersburgo caribeño, Caballero; y que, como vi, es una siniestra, tristísima y degradada sombra de lo que fue), pienso con nostalgia en la Cuba que pudo ser, en A Veiga, con sus montes, feria, mercado y ríos, tan desaprovechada, en Noga Nogarova y en el Castropolov de Rimski-Korsakov. Niebla de la ría/ amarrada al recuerdo/ aún sigo esperando/ ese amor para siempre/ y que parecía disipado/ con el paso del tiempo (tango Niebla de la ría del Eo, a partir del tangazo monumental de Enrique Cadímaco, Niebla del riachuelo, aportado y cantado magistralmente por Bernardo París El Tanguero Filosófico de Montouto)

Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)/27-07-09/ Pagina web: miguelcancio.com

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....