1. PREMIOS SECTARIOS ENTREGADOS, FINANCIADOS POR LAS MAXIMAS AUTORIDADES: LA CONTAMINACIÓN MEDIATICO-INTELECTUAL. DEFENSA DEL JUEGO LIMPIO, DE LA ECOLOGIA MEDIATICA DE LA VERDAD Y SU DIVULGACIÓN. CASOS ESPAÑOLES, GALLEGOS, MARROQUIES, IRAQUIES, ETC.

 

1. PREMIOS SECTARIOS ENTREGADOS, FINANCIADOS POR LAS MAXIMAS AUTORIDADES: LA CONTAMINACIÓN MEDIATICO-INTELECTUAL. DEFENSA DEL JUEGO LIMPIO, DE LA ECOLOGIA MEDIATICA DE LA VERDAD Y SU DIVULGACIÓN. CASOS ESPAÑOLES, GALLEGOS, MARROQUIES, IRAQUIES, ETC.

2. PREMIOS ARBITRARIOS Y SECTARIOS APOYADOS POR EL ESTADO

3. AUTORES, INTELECTUALES, ARTISTAS ACRITICOS Y SUS MERCADOS MEDIATICOS.

4. POR UNOS ALIMENTOS ESPIRITUALES NO ADULTERADOS, NI CONTAMINADOS


No importa lo que se diga, lo mucho que se proclame a favor del bien y la virtud. Lo que cuenta es lo que se hace en este sentido, el ejemplo que se dé en la practica real y sin pasar factura, sin ponerse medallas por ello y a todas horas (a partir de Aristoteles y de Kant)


En España se entregan numerosos premios y distinciones culturales, literarios, periodísticos, mediáticos, cinematográficos, intelectuales, académicos, de sociedades varias (como la General de Autores controlada de forma partidista y sectaria), por las principales autoridades del Estado y gobierno central, pero, también, por los gobiernos autonómicos, locales, etc.

Hay infinidad de premios y, buena parte de los mismos, están costeados anual y públicamente con decenas, con cientos de millones de pesetas. El total de los premios, honores y sus representaciones mueven al año miles de millones de pesetas del dinero público; si añadimos las subvenciones públicas, el gasto público en esta materia se dispara mucho mas; y si ya hablamos de los medios y televisiones que se dicen públicos, y que están nomenklaturizados por partidos y sindicatos, corporativizados y tecno-burocratizados por el personal y privatizados politiquera, partidista, amiguista, nepótica, comisionista y clientelarmente, el déficit supera el 1,4 billón de pesetas. Solo los premios nacionales Goya de cine y los premios Max de las artes escénicas (que este año y con motivo del Prestige se montó en Vigo y costo, según lo declarado por el ayuntamiento de Vigo y otras instancias, 70 millones de pts. ¿Pero que hacen para gastarse en un día y en una actuación tanto dinero público?), por citar solo estos, mueven anualmente en su montaje decenas y decenas de millones de pesetas por premio.

A escala central, autonómica y local se gastan muy alegremente (por ser benévolos, pues se vienen dando escándalos graves en cuanto al malgasto, despilfarro por no hablar de malversaciones) muchos millones en dar y montar anualmente toda suerte de premios y distinciones intelectuales, culturales, artísticos, cinematográficos, literarios, etc.. Sin embargo, en aldeas, pueblos, villas, barrios y ciudades de toda España hay un déficit grave y lamentable, carencias absolutamente impresentables en la asistencia a enfermos ancianos, terminales, crónicos, mentales, discapacitados, etc.. Lo que da lugar a situaciones dantescas, en residencias y otros espacios de salud y asistencia, de enfermos que se tratan, en el caso de que reciban asistencia, cuando ya no tienen remedio y/o están de forma continua en una situación indigna e inadmisible humanamente. Y sin embargo, enfermeros y médicos españoles se ven obligados a emigrar a Portugal, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, etc. Los enfermos de cáncer tienen que sufrir tratamientos en centros masificados donde están todos los enfermos juntos. Lo cual agrava, aún más, su ya grave enfermedad. Pero para esto no hay dinero, ni campañas, ni firmas, ni manifestaciones.

Es decir, todo esto, estas prioridades fundamentales y primarias, parece importar muy poco a los medios de comunicación y a intelectuales, autores y artistas varios, a los alternativos, radicales, transformadores, progres, centristas pasteleros y sin pastelear, humanistas cristianos, liberales, nacionalistas e internacionalistas varios, ONGs de todos los colores; buena parte de los cuales se reparten la gran tarta publica y privada en materia de premios, subvenciones y distinciones, maná que se extiende a sus muy festivas, alegres, alucinadas-blanqueadas representaciones (de festivales, galas y demás en que se entregan dichos premios, etc.) gratis total y muy bien retribuidas.

Demos algún ejemplo, entre los muchos posibles, de cómo se lo montan progres altermundialistas- antiglobalización como Sami Nair, Tahar Ben Jelloum, Héle Beji, Angeles Mastreta, Hector Aguilar, Rigoberta Menchu y Felipe Gonzalez (podríamos aumentar la lista con muchos más). A estos, les pagaron, en Santiago de Compostela, por participar unos cuantos minutos en un show mediático-dialogo cultural: 1,3 millones pts. por invitado y a los cinco primeros; 2 millones a Menchú y 3,6 millones de pts. a González; y, según parece, pues el documento público de estos datos es infumable contablemente, libre de impuestos, es decir, que lo pagado sería el doble.

El asunto que se trataba en estos diálogos era el de la globalización ¡como no!, la identidad, el indigenismo. Como se ve, a algunos, la globalización les genera muchos réditos pero procedentes del erario público, de la politiqueria, el partidismo, el amiguismo político, y no del mercado, de la competencia en buena lid.

Sami Naïr en su libro ³El imperio frente a la diversidad del mundo², nov. 03, dice cosas como las siguientes, y para defender su rentable mercado politico-mediatico-intelectual: ³Europa esta amenazada por la destrucción de los servicios públicos. Necesitamos poner reglas en el sistema económico internacional para que se preserve la educación, la sanidad, el agua, el medio ambiente, etc. del sistema mercantil².

Naïr no dice nada de poner reglas al sistema intelectual, al mercado intelectual, político-mediático, cultural, artístico, etc. para preservarlo del malgasto, despilfarro, la politiquería, la corrupción, el sectarismo, la demagogia y el juego sucio, y para que cumpla, con honradez, humildad y rigor, lo que tendría que ser uno de sus principales objetivos, la búsqueda de la verdad y su divulgación, la defensa de una cultura, de una critica, de creaciones que, en el marco del juego democrático limpio, con garantías y seguridad, y del respecto a los derechos humanos, sirva para enriquecernos humana y socialmente, local, nacional e internacionalmente.

Otro ejemplo de cómo la crème de la crème político-mediática, intelectual y artística progre, alternativa, nacionalista, etc. de Europa (España, sobre todo Francia y otros países) y Estados Unidos, de Occidente y Oriente, el Norte y el Sur (incluido alguno de los citados anteriormente) se deja comprar y llevar al huerto, lo ha ofrecido el festival internacional de cine de Marrakech del 2002. En este montaje político, mediático, intelectual y cultural participó a lo grande, con grandes lujos y agasajos, la crème progre de la intelectualidad, el cine, etc., invitada por el régimen teocrático autoritario, represivo y corrupto del Rey Mohamed VI y su nomenklatura (régimen que continua el de su padre Hassan II, y que, al poco tiempo de tomar posesión de su reinado, inauguró otro nuevo y muy costoso palacio). Régimen que mantiene a la mayor parte de su pueblo en el atraso, el analfabetismo, la corrupción y el fundamentalismo, y que, al mismo tiempo que celebraba por todo lo alto y con grandes gastos y fastos dicho festival de Marrakech que le sirve para legitimarse y hacer propaganda contando con la colaboración de progres, radicales, alternativos, etc.; al mismo tiempo, reprimía y encarcelaba a periodistas por expresarse libremente y denunciar la falta de libertades en Marruecos, y las mafias de las pateras conducían a la muerte a gran numero de marroquíes y africanos emigrantes que intentaban entrar ilegalmente en España (estas mafias de las pateras, de la emigración ilegal, han dado lugar a la muerte, en este cruce del estrecho, a mas de 3000 personas).

Otro caso de compra de medios de comunicación, periodistas, mediáticos, intelectuales, universitarios, científicos, feministas, ONGs, etc., lo ha ofrecido la tiranía terrorista, corrupta y asesina de Saddam Hussein, la cual regalaba Mercedes, invitaba a lo grande, destinaba importantes sumas para dichos menesteres, etc..

Volviendo a España (que participó activamente con delegaciones varias en estas muy generosas invitaciones de la tiranía terrorista de Saddam Hussein, en el festival de Marrakech y en otras delegaciones políticas, mediáticas, intelectuales, culturales y artísticas que vienen apoyando al régimen monárquico teocrático, autoritario, represivo y corrupto de Marruecos, a la tiranía comunista castrista, al populismo del exgolpista y castrista Chavez, etc., y por lo cual vienen sacando muy buenas tajadas), en Santiago, también le vienen dando, le regalan 5 millones de pts. de las arcas municipales, a una figura progre del cine por un premio anual, en el marco de un festival municipal de cine, y únicamente por ser vos quien sois. Y eso que Galicia esta mas de 35 puntos por debajo de la media europea de renta; Santiago de Compostela es una ciudad de menos de 100.000 habitantes y tiene municipalmente un deuda muy importante y graves carencias en materia de atención a enfermos ancianos, crónicos, terminales, mentales, etc.

Todos estos datos, el coste de estos premios, shows, representaciones, delegaciones a comunidades, otros países, viajes y subvenciones a los intelectuales, autores, artistas, periodistas, mediáticos, etc., deberían hacerse públicos pero de forma precisa, clara y sin trampas. Sin embargo, los medios de comunicación no se preocupan por dar este tipo de informaciones, por investigar como se gasta el dinero público, de fundaciones, etc. en estos eventos, premios, shows, movidas, etc.. Tampoco, los intelectuales, universitarios, científicos, autores, escritores, artistas, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos etc., que se definen como de izquierdas, transformadores, progresistas, alternativos, libertarios, revolucionarios, altermundialistas, criticos, etc., pero, también, como humanistas cristianos, liberales, voluntarios, miembros de ONGs., etc., que se declaran fervientes partidarios de la solidaridad, de la justicia social, etc., pero con el dinero público, de fundaciones libres de impuestos, etc., y que firman gran numero de manifiestos e intervienen en todo tipo de plataformas, de medios de comunicación, etc. a favor, dicen todos, del bien público y social; tampoco denuncian este tipo de malgastos, despilfarros e, incluso, posibles malversaciones, acciones politiqueras, partidistas, sindicalistas, corporativas, sectarias, clientelares, comisionistas, de trafico de intereses e influencias, de información privilegiada, etc.

PREMIOS ARBITRARIOS Y SECTARIOS APOYADOS POR EL ESTADO

Buena parte de estos premios culturales se dan y se montan de forma arbitraria, politiquera, partidista, sectaria, adulterada, clientelar, comisionista, etc. Incluso, el Estado español, como se ha visto en el caso de la muy sectaria película ³La pelota vasca² (podrían ponerse muchos mas ejemplos), concede, financia, presenta, productos, actos, intervenciones, representaciones culturales, locales, servicios, etc., que le hacen el juego, y de forma descarada, a los que quieren romper España, a los que se niegan reiteradamente a cumplir su constitución y quieren anularla, al igual que las sentencias del Tribunal Supremo, a los que pactan con ETA y sus múltiples brazos, a los que homenajean a racistas y fanáticos como Sabino Arana y dan premios en su nombre, a los que montan todo tipo de movidas despilfarradoras y nada prioritarias y que, además, en bastantes casos, vienen siendo denunciadas por vecinos, por ciudadanos que sufren todo tipo de abusos, agresiones, contaminaciones, etc.

Se llega, también, al extremo de que máximos representantes del Estado entregan premios a grupos, conductores mediáticos, intelectuales, artísticos, etc. que le vienen haciendo descaradamente el juego a extremistas y demagogos, a nacionalistas separatistas que han pactado con ETA, que los vienen jaleando y apoyando en su medios, programas, obras, intervenciones, con sus políticas, a promotores de acciones desestabilizadoras y deslegitimadoras de la democracia española y de sus legitimas autoridades, a responsables, promotores y mentores de programas mediáticos envilecedores, de movidas incívicas, etc.

El presidente de Extremadura Ibarra acaba de hacer apología del terrorismo de Estado al declarar (26-11-03) que ellos, los del PSOE, mirarían para otro lado si el PP y su gobierno liquidase a ETA. Este presidente y su autonomía, que esta entre las mas pobres de España, la que tiene mas paro, etc., sin embargo, ha creado la televisión autonómica que ha concedido a su grupo mediático-político afín. La autonomía asturiana, bajo el mandato del PSOE y PCE-IU, ha decidido cambiar la ley para poner en marcha la televisión autonómica, pues necesitaba las dos terceras partes de los votos del parlamento asturiano. Asturias es la región de España que menos ha crecido en los últimos 25 años, que ocupa las primeras cifras en paro, subempleo, caída de la población, la que atrae menos emigrantes, etc. ¡Ojo¡ que desde estos medios ³públicos² (centrales, autonómicos, locales, agencias e instancias varias) controlados de forma politiquera, sectaria y partidista se montan todo tipo de redes y circuitos politiqueros y partidistas de premios y representaciones varias, escuderías intelectuales, culturales, artísticas, etc. Como se vio en los casos Prestige y de la tiranía terrorista de Saddam Hussein (podrían ponerse mas ejemplos) los intelectuales, autores, artistas, universitarios, etc. que llevaban la voz cantante en las movilizaciones y shows varios, están en nomina de los medios ³públicos² de comunicación, cultura, educación, universidad y otro tipo de mediaciones, de los grupos y complejos mediático-políticos que tienen grandes intereses en la política partidista con la que han conseguido grandes concesiones, etc.

Señalemos que las televisiones centrales, autonómicas, y tal como están y funcionan, contribuyen muy poco al enriquecimiento cultural y, sobre todo, humano, moral, pero sí al aumento de la basura mediatico-politiquera y del déficit público. Hay otras necesidades como las señaladas anteriormente, los enfermos ancianos, terminales, crónicos, mentales, etc., y otras como la atención a infraestructuras y servicios básicos para el desarrollo humano, socioecónomico, científico y cultural, que son mucho mas prioritarias que el malgasto en las mismas, en festivales, movidas, premios y subvenciones de todo tipo.

Máximos representantes del Estado español, al ceder y claudicar de esta manera tan lamentable ante este tipo de movidas, ante extremistas, demagogos y separatistas nacionalistas y sus socios izquierdistas, mediáticos, etc., no menos demagogos, los legitiman mucho mas, les dan muchas mas alas, les facilitan importantes espacios mediáticos, intelectuales, culturales, etc., para llevar a cabo sus actividades que no son nada prioritarias (incluso, múltiples movidas generan graves trastornos, contaminaciones, abusos de gamberrismo, incivismo, etc. que están dando lugar a numerosas protestas de colectivos cívicos. Sin embargo, los causantes de estos perjuicios se escudan en su irresponsabilidad personal y social; dicen que ellos hacen cultura; recogen firmas a favor de estas movidas que son firmadas irresponsablemente por personalidades estatales y figuras importantes; tienen amplia difusión en los medios de comunicación; etc.), sus muy peligrosas escaladas contaminadoras, desestabilizadoras y deslegitimadoras de la democracia española, sus adulteraciones, manipulaciones y ataques hacia España, la España constitucional democrática, y hacia todo lo español.

En mi opinión, estas movidas, estos premios mediáticos, culturales, etc., en porcentajes no desdeñables, se conceden, se representan, y sin el menor escrúpulo, de forma completamente parcial, sectaria, politiquera, partidista, clientelar, amiguista, ³yo te doy, tu me das², ³hoy por ti, mañana por mi², ³ahora nos toca repartir, contaminar a nosotros², ³debemos de ir al copo en el control de los espacios culturales, mediáticos y de ocio, de los jurados, de los premios, distinciones, de los actos en los que se conceden, de quien los va a entregar y como, de lo que se dice y representa en los mismos, etc.².

La concesión de los premios y su representación creo que debería hacerse de forma lo mas limpia, justa y objetiva posible, es decir, en base a unos indicadores, previa y convenientemente definidos honrada, rigurosa y profesionalmente que premiasen limpia y justamente la excelencia de verdad, y con el fin de evitar cualquier tipo de juego sucio, amañado y sectario, cualquier tipo de manipulación, de contaminación política, partidista, ideologicista, sindical, corporativa, eclesial, nepótica, amiguista, clientelar (material e inmaterialmente), comisionista, doctrinaria, etc.

Animo a los lectores, oyentes y espectadores, a la ciudadanía a que analicen los premios y distinciones que se dan y representan en España. Los animo a que verifiquen la contaminación, la vinculación política, partidista, sindical, ideológica, sectaria, corporativa e, incluso, empresarial de los llamados jurados o tribunales que los otorgan y de sus representaciones. Se dan casos, como se puede ver en alguno de los últimos premios concedidos, pero también de un tiempo para acá, en que prácticamente el jurado al completo, casi todos sus miembros están contaminados, son de la misma corriente política, ideológica y/o han estado vinculados, de una u otra manera, con el mismo partido, forman parte de sus escuderias. Lo que también sucede con el show polucionador de su entrega. Y que decir cuando es una empresa, complejo, grupo mediático, editorial, etc. el que da los premios mediáticos, culturales, artísticos, etc. a los miembros de sus escudería y montan un numero político-mediático de padre y muy señor mío en su entrega. Como se puede comprobar, casi todos cojean del mismo pié, salvo algún despistado pero, también, bastantes oportunistas que se apuntan a todo, que pone los gueviños en todas las cestiñas para ganar siempre.

AUTORES, INTELECTUALES, ARTISTAS ACRITICOS Y SUS MERCADOS MEDIATICO-POLITICOS

¿Qué se diría si, por ejemplo, la empresa McDonald¹s, sus directivos y/o profesionales, cocineros, autores, periodistas, ³críticos² gastronómicos vinculados con la misma, diesen los premios a la mejor cultura gastronómica y que, además, se intentase hacer pasar estos galardones como recompensas concedidas de forma completamente independiente y al margen de cualquier interés empresarial, de cualquier vinculación con determinada política gastronómica?.

Hay intelectuales, universitarios, científicos, autores, escritores, artistas, mediáticos varios, etc., alguno de ellos que, por ejemplo, cuestionan a ETA y a parte de sus socios racistas, nacionalistas, izquierdistas, extremistas, etc. que le hacen el juego a esta organización nacionalista terrorista y a sus diversos brazos (lo que merece todo nuestro apoyo y reconocimiento), pero que, sin embargo y al mismo tiempo, son muy dóciles, serviles, acríticos, hiperpelotas con los grupos mediático-políticos, con sus propietarios, ejecutivos, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos que apoyan y legitiman descaradamente a la fuerzas políticas, sindicales, intelectuales, artísticas, etc. que favorecen y amparan a los nacionalistas racistas, independentistas y al resto de las fuerzas que han pactado con estas, que las justifican, disculpan en su pacto con ETA, en su nacionalismo separatista, anticonstitucional, excluyente, racista, en su política y acciones desligitimadoras, contaminadoras y desestabilizadoras de la democracia española y de sus legitimas autoridades democráticas. Si cuadra, no se atreven a criticarlos y son tan dóciles, serviles e hiperpelotas con dichas fuerzas, medios, conductores, etc. para defender su mercado intelectual, universitario, científico, mediático, cultural, editorial, artístico, etc., y con el fin de que dichos medios e instancias sigan publicitándolos, premiándolos, editándolos, facilitándoles múltiples medios, plataformas de promoción y distinción, el desarrollo de su negocio material e inmaterial, etc..

Pero, ¡ojo¡ también los hay, intelectuales, universitarios, científicos, autores, artistas, periodistas, escritores, etc. que hacen lo mismo, son igual o mas serviles, hiperpelotas con dichos medios, instancias y fuerzas, pero, además, no solo no critican a ETA, a los nacionalismos excluyentes, racistas, independentistas y a sus socios, a fuerzas desestabilizadoras y desligitimadoras de la democracia española y de sus legítimos representantes, sino que los apoyan y jalean, contribuyen, también, a la contaminación y manipulación política, mediática, intelectual, cultural, etc. Pero, hay más, mientras dichos grupos mediáticos, intelectuales, autores, artistas, universitarios, científicos, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos de los mismos consiguen importantes beneficios y muy altas retribuciones, gratificaciones, etc., en dichos medios de comunicación (pero, también, en la educación, universidad, la investigación y la ciencia, en la edición, el mundo de la cultura y del ocio, etc.) hay profesionales, empleados, trabajadores que tienen unas condiciones de trabajo muy malas y en las que se dan todo tipo de abusos, contratos leoninos, fuerte precariedad, bajos salarios, jornadas de 10 a 14 horas diarias (e incluso, en alguno caso, mas) y seis días a la semana cuando se han visto forzados a firmar contratos de media jornada, etc.

POR UNOS ALIMENTOS ESPIRITUALES NO CONTAMINADOS

Es urgente, justo y necesario en España, en todas y cada una de sus partes, defender unos alimentos espirituales de calidad que no estén adulterados, contaminados, y unas instancias, unos medios, periodistas, intelectuales, universitarios, científicos, profesionales, autores, artistas, premios, etc. que contribuyan a ello. Es urgente defender la ecología mediática de la verdad y su difusión, su encarnación, institucionalización y socialización a escala micro, meso, macro, trans, mega y ciber social, a escala local, nacional y globalmente.

Creo que las autoridades publicas que, a los diferentes niveles, representan a la ciudadanía, y de forma muy especial las máximas autoridades públicas del Estado y del Gobierno, tendrían que hacer posible que la selección de los premios que van a entregar y, por tanto de los premiados, recayese en los mejores, pero elegidos, al margen de cualquier tipo de politiquería y juego sucio, en función de unos méritos completamente objetivados y medidos de forma honrada, con la debida deontología, en base a la máxima calidad, a la excelencia profesional, intelectual, cultural, periodística, artística, etc..

En este sentido, no habría que entregar los premios a los que manipulan y contaminan, a los que siembran y fomentan el odio, los agravios comparativos y el enfrentamiento entre los pueblos, lenguas y culturas de España, a los que, en plan racista, excluyente, fundamentalista, demagógico, extremista, irresponsable, etc., violan las normas establecidas del juego democrático y cívico, , a los que atacan todo lo español, la España democrática y tratan de romperla, al igual que su constitución, a los que tratan de deslegitimar y desestabilizar a las autoridades democráticas y legítimas, a los que le hacen descaradamente el juego a los incívicos y a sus movidas, etc.; ni representar a España al mayor nivel en actos en los que se va a atacar la constitución española o que se apoya, jalea, hace el juego a los que están en contra de España, de todo lo español y de su constitución, a los irresponsables promotores de movidas varias que vienen causando graves daños sociales; actos, para colmo financiados y/o apoyados públicamente ¡y al mayor nivel! o por fundaciones que tienen desgravaciones, y en los que se va a hacer politiqueria, partidismo, sectarismo, en los que se va a deslegitimar y desestabilizar a la democracia española y sus legitimas autoridades democráticas; en los que se va a contaminar, insultar, injuriar, manipular, fomentar el odio en plan maniqueista, provocador, incitador, extremista, demagógico, populista, fundamentalista, fanático, oportunista, etc.

¿Cómo es posible que buena parte de premios españoles en materia mediática, intelectual, cultural, etc. estén completamente contaminados, controlados, incluida su entrega, de forma politiquera, partidista, sectaria, fundamentalista, empresarial, corporativa y clientelarmente?. Entre otras cosas, y en mi opinión, se debe a la defensa del juego sucio, politiquero, amañado y contaminado, a la carencia de unos jurados plenamente éticos, de una critica limpia y con principios, independiente, honrada y rigurosa que no se case con nadie, que no este controlada ni contaminada ni mediatizada por intereses injustos y completamente arbitrarios a la hora de elegir y representar los premios y distinciones que se dan, de decir lo que es cultura (cultivo de la persona para ser mas humanos, civilizados, etc.; para enriquecerse humana y espiritualmente), practicarla, premiarla, representarla, etc.

Pero se debe, también y de forma general, a no defender y practicar un trabajo, juego, competencia, cooperación, cultura, critica, justicia y representación dignos, limpios y justos que seleccionen y promocionen, de forma completamente objetiva, contrastada y en función de sus méritos probados, de su excelencia, a los mejores honrados. La contradicción fundamental y prioritaria no es entre derecha e izquierda, liberales e intervencionistas, progres y regres, modernos y conservadores, creyentes y no creyentes, nacionalistas y no nacionalistas, etc. sino entre los que defienden, practican y promueven el juego limpio o el juego sucio, entre honrados y deshonrados, íntegros y corruptos, justos e injustos, rectos/ecuánimes/insobornables y oportunistas/serviles/trepas/logreros, etc. Hay que defender, practicar y promover, y sobre todo en los medios de comunicación que se han convertido en una de las instancias encarnadoras y socializadoras mas importantes, potentes e influyentes (en este sentido, y con relación a las funciones sociales de socialización, los medios de comunicación, junto al grupo de amigos y la cultura de la movida, de la euforia permamente, de la tiranía de los placeres y del permisivismo ¡a tope con drogas¡, han desplazado a la familia, la escuela, la iglesia, etc.), un esfuerzo honrado y permanente para trabajar y vivir digna, justa, responsable, respetuosa, libre, critica y, a ser posible, creativamente. Un esfuerzo individual y social que nos ayude, que nos permita mejorar individual, social, humana y espiritualmente.

Pero ¿que se puede esperar de los premios mediáticos y de otro tipo, si además de no haber una critica limpia y con principios, independiente, honrada, deontológicamente profesional, salvo alguna y muy honrosa excepción, incluso medios públicos y privados vienen denunciando que el Estudio General de Medios no solo mide mal la audiencia de determinados medios de comunicación sino que, también, dicho estudio esta contaminado, esta controlado por determinado grupo mediático-político?. Sin embargo, los medios que denuncian este sistema de medida de la audiencia, al mismo tiempo no ponen los medios para que dicho estudio se realice de la forma mas fiable, independiente y con las máximas garantías.

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología y Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales de la Universidad de Santiago de Compostela/28-11-03/ Pagina web: miguelcancio.com

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....