NAVIDAD, REYES, CASA REAL Y TRADICIONES ESPAÑOLAS

NAVIDAD, REYES, CASA REAL Y TRADICIONES ESPAÑOLAS

San Isidoro de Sevilla: Recte ígitur faciendo nomen regis tenetur, peccando amittitur. Unde et apud véteres tale erat proverbium: rex eris si recte facies, si non facias, non eris ­ Obrando de modo recto, el Rey conserva su título, y lo pierde pecando. De ahí el proverbio de los antiguos: serás Rey si obras rectamente; si no, no lo serás

Marcial: Príncipis est virtus máxima nosse suos: El mayor mérito de un Príncipe es conocer a los suyos

El Título II de la Constitución española vigente se denomina De la Corona y va del artículo 56 al 64, ambos inclusive. En este Titulo se dice que la Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legitimo heredero de la dinastía histórica, y se habla de la Casa del Rey, de la Casa Real. En otras palabras, en este Titulo y otras leyes se establecen normas, pautas de conducta, etc. que deben de ser cumplidas por los Reyes de España y sus herederos, por los miembros de la Casa Real. Los que no quieran cumplirlas, someterse a la moral del deber pero también a los privilegios que suponen dichos cargos pueden renunciar a sus derechos y deberes reales y dinásticos como ha sucedido en eNAVIDAD, REYES, CASA REAL Y TRADICIONES ESPAÑOLAS

San Isidoro de Sevilla: Recte ígitur faciendo nomen regis tenetur, peccando amittitur. Unde et apud véteres tale erat proverbium: rex eris si recte facies, si non facias, non eris ­ Obrando de modo recto, el Rey conserva su título, y lo pierde pecando. De ahí el proverbio de los antiguos: serás Rey si obras rectamente; si no, no lo serás

Marcial: Príncipis est virtus máxima nosse suos: El mayor mérito de un Príncipe es conocer a los suyos

El Título II de la Constitución española vigente se denomina De la Corona y va del artículo 56 al 64, ambos inclusive. En este Titulo se dice que la Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legitimo heredero de la dinastía histórica, y se habla de la Casa del Rey, de la Casa Real. En otras palabras, en este Titulo y otras leyes se establecen normas, pautas de conducta, etc. que deben de ser cumplidas por los Reyes de España y sus herederos, por los miembros de la Casa Real. Los que no quieran cumplirlas, someterse a la moral del deber pero también a los privilegios que suponen dichos cargos pueden renunciar a sus derechos y deberes reales y dinásticos como ha sucedido en el mundo en el caso de figuras Reales muy importantes.

En el Titulo II De la Corona, también, se establece que El Rey recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, distribuye libremente la misma y nombra y revela libremente a los miembros civiles y militares de su Casa.

Por otra parte, la Constitución española establece que: los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica (lo que refuerza y desarrolla el vigente Concordato firmado por el Estado español y la Santa Sede en 1979) y las demás confesiones.

El Concordato español de 1979 firmado por Don Juan Carlos I Rey de España y el Ministro de Asuntos Exteriores, y aprobado por las Cortes Generales (y que se comprometen en dicho acuerdo a: cumplirlo, observarlo y hacer que se cumpla y observe en todas sus partes) en lo relativo a la enseñanza y asuntos culturales, entre otras cosas, dice: el patrimonio histórico, artístico y documental de la Iglesia sigue siendo parte importantísima del acervo cultural de la Nación; por lo que la puesta de tal patrimonio al servicio y goce de la sociedad entera, su conservación y su incremento justifican la colaboración de Iglesia y Estado.

En reiteradas ocasiones los actuales Reyes de España, de forma reiterada, han manifestado su vinculación con la Iglesia católica y sus tradiciones. Hace muy poco, la Reina Sofía manifestaba su activa vinculación con creencias, principios y tradiciones cristianas, y los Príncipes de Asturias, siguiendo la tradición de la Familia Real española, decidieron que su hija mayor Leonor estudiase en un colegio católico.

España es uno de los países, no solo europeos sino occidentales, en el que los españoles arrojan uno de las tasas de natalidad, de fecundidad que están entre las mas bajas del mundo. De seguir así, los españoles desaparecerán sobre el año 3000.

De un tiempo para acá, la familia tradicional española y alguna de sus grandes, integradoras y muy queridas, seguidas y respetadas tradiciones como las cristianas (y que aprueban y secundan muchisimos españoles que no son creyentes) se están viendo gravemente atacadas en diferentes frentes y de forma muy intensa, calculada, programada e, incluso, perversa. Estos ataques se llevan a cabo mañana, tarde, noche, postnoche a pesar de que la constitución española, además de lo que hemos señalado sobre la iglesia católica (a lo que habría que añadir el Concordato vigente), establece que: los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia. Por su parte la Declaración Universal e Derechos Humanos dice que: La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene el derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

La Constitución española dice también: Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio.

El Concordato del 79 sobre enseñanza y asuntos culturales, entre otras cosas, establece: Salvaguardando los principios de libertad religiosa y de expresión, el Estado velará para que sean respetados en sus medios de comunicación social los sentimientos de los católicos y establecerá los correspondientes acuerdos sobre estas materias con la Conferencia Episcopal Español.

Teniendo en cuenta lo que hemos señalado hasta ahora, a muchos españoles cristianos y no cristianos pero amantes, seguidores y defensores de las tradiciones españolas de la Navidad, de los grandes valores humanistas cristianos que representan y que son universales y muy positivos para creyentes y no creyentes, les ha llamado poderosamente la atención que los Reyes de España, de acuerdo con sus creencias, con sus principios proclamados, con lo que establece la Constitución española y otras normativas, y teniendo en cuenta que la moral del deber tiene que estar muy por encima de la moral de los intereses, del confort, de las vacaciones, de hacer las cosas de cualquier manera (recurrir a cualquier foto, la primera que se tenga a mano o que se puede montar de mala manera lo que pone de manifiesto que no se cuidan con el máximo esmero y ante la ciudadanía símbolos muy importantes -, etc.), y, sobre todo, en los puestos mas importantes y que deben de servir de ejemplo, deben de hacer todo lo posible para ser la mejor referencia (los aristos), siempre y en todo lugar y muy especialmente en fechas señaladas, de tradiciones de gran repercusión convivencial, humana, emocional y espiritual; como decíamos, a muchos españoles les ha llamado poderosamente la atención que el Rey de España, el Jefe de la Casa Real y que preside su dinastía histórica, con motivo de la Navidad, no haya convocado a sus principales miembros con el fin de facilitar a la opinión pública unas fotos en familia de la Familia Real y de acuerdo con las principales tradiciones españolas navideñas.

En otros grandes países occidentales, las principales tradiciones y que tienen un fortisimo arraigo en la población son sagradas para los Jefes de Estado y, si cabe, mas aún para los Jefes de Estado monarcas habida cuenta que ellos y su dinastía son uno de los principales símbolos de unión e integración, de permanencia de tradiciones muy queridas, muy sentidas y que enriquecen social, humana y espiritualmente a la ciudadanía por su sentido y significado (Cassirer: El hombre es un animal simbólico), por lo que representan.

En alguno de los países mas avanzados y desarrollados del mundo, y con mayor tradición democrática y capacidad critica, la monarquía es un poder fundamental de arbitraje, moderación, equilibrio, unidad, integración y representación; un poder que, también, sirve o debe servir para tratar de potenciar, de referenciar, de defender, de distinguir lo mejor de dichos países, lo que sirve para enriquecernos, para mejorar no solo socioeconómica y medioambientalmente sino humana y espiritualmente.

Por cierto, Obama (que se viene destacando por cuidar mucho y con gran elegancia, incluso, los mas pequeños detalles), en los Estados Unidos (y que como España es una nación aconfesional) acababa siempre sus intervenciones en la campaña electoral presidencial diciéndole a los presentes: Que Dios os proteja y que proteja a los Estados Unidos.

A muchos españoles les ha llamado negativamente la atención que los miembros de la Casa Real, de la Familia Real, los Príncipes de Asturias y las Infantas, las hijas del Rey de España y sus esposos, hayan hecho públicas unas felicitaciones de Navidad donde no aparece ningún motivo Navideño acorde con las tradiciones españolas, con la cultura española (una de las mas ricas del mundo en este campo) y se hayan limitado a lo mas cómodo, a facilitar únicamente unas fotos (bastante chapuceras e insustanciales) de sus hijos pequeños y menores de edad, y que nada tienen que ver con la rica Navidad española.

Si esto lo hacen los herederos del Rey de España que no harán otros. Pues, lo que venimos viendo y sufriendo, se sienten mucho mas legitimados para despreciar, marginar y atacar, en sus intervenciones, en los medios de comunicación, etc., muy importantes tradiciones y símbolos del pueblo español.

¿Pero que hace el equipo de asesores de los Reyes de España, de la Casa Real, de la Familia Real?

Guicciardini: Il regnare dipende spesso dele cisconstanze; ma l¹essere re che si proponga per unico fine la salute e la felicità dei popoli suoi, dipende solamente da sè medesimo e dalla propia virtù El reinar depende a menudo de las circunstancias; pero ser un rey que se proponga como único objetivo la salud y la felicidad de su pueblo depende exclusivamente de si mismo y de sus propias virtudes

Körner: Und der nur, Sohn, der ist der grösste Fürst, der sich den Yhron baut in der Menschen Herzen Solamente es el más grande de los príncipes, hijo mío, aquel que se levanta un trono en el corazón de los hombres

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)/19-12-08/ Pagina web: miguelcancio.coml mundo en el caso de figuras Reales muy importantes.

 

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....