INFORMACIÓN DEL TIEMPO Y DEMÁS: DEFENSA DE LA ECOLOGIA POLITICA DE LA VERDAD

INFORMACIÓN DEL TIEMPO Y DEMÁS: DEFENSA DE LA ECOLOGIA POLITICA DE LA VERDAD

Al ver la televisión pública española y escuchar Radio Nacional de España (RNE) he comprobado que en la información del tiempo, los incendios, las catástrofes y de otros asuntos, se dejan llevar por los tópicos, los maniqueismos al uso. Y, a mi modo de ver, no se cuida como debiera lo que tendría que ser una información mucho mas veraz (art. 20.1.d, de la constitución española) rigurosa, realmente plural y comprometida honrada, humilde, racional y competentemente con la verdad y su difusión, con su buena divulgación. Lo que, en mi opinión, es la ecología mas importante, la ecología política y mediática de la verdad.

Y eso que RTVE es de lo mejorcito que hay en España, pero tiene bastante que mejorar en deontología profesional, en calidad, rigor, pluralidad, en la lucha constante contra los tópicos y lugares comunes, contra el maniqueismo y/o panfletarismo sectarios de buenos muy buenos y malos, muy malos, contra el partidismo político y sindical (en otros medios que van de progres, mas profesionales, independientes, comerciales, etc., la cosa es muchisimo peor), contra el sectarismo, la politiquería, el nepotismo, el amiguismo, el clientelismo, el gran corporativismo, contra la contaminación y grave degradación mediática, es decir, contra la información basura, ideologicista, doctrinaria, contra el ³bartering², la privatización encubierta (en todo el medio, programas, conductores, profesionales, críticos, colaboradores, etc.), contra ³el yo te doy, tu me das², la critica amañada, etc.

Sobre la información del tiempo, y como suele suceder que en verano hace mucho calor, en el telediario y en programas de RTVE, se pone en antena únicamente a representantes de organizaciones ecologistas (o simpatizantes con estos), etc., que nos colocan su información, en bastantes casos sus panfletos, su maniqueismo, etc. sobre la catástrofes climáticas, los incendios, la gota fría, etc.

Yo creo que sobre este asunto, si se le da la palabra a ecologistas, etc., que van a defender determinadas hipótesis; al mismo tiempo, habría que dar la palabra a científicos, a analistas serios que, en base a estudios probados y documentados, defienden otras hipótesis, otros planteamientos.


EL LIBRO DE LOMBORG Y LOS ANÁLISIS DE SIMON


El danés Lomborg, profesor de estadística de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Aarhus de Dinamarca, ha tenido un gran éxito con su libro danés y, sobre todo, en versión inglesa El escéptico ecologista-The skeptical environmentalist (editado por la prestigiosa Cambridge University Press) de mas de 500 paginas, y que ya se ha editado en bastantes idiomas.

Y eso que se trata de un amplio y riguroso análisis estadístico de muchas paginas sobre importantes problemas ecológicos, medioambientales (cambio climático, recalentamiento de la tierra; catástrofes demográficas; aumento del hambre y de la pobreza; aniquilación de los bosques; biodiversidad gravemente amenazada; contaminación del aire, etc. Véase Pagina web: miguelcancio.com) que afectan al mundo.

Cuestiones sobre las que diferentes grupos ecologistas, fuerzas políticas, medios de comunicación, movimientos sociales como el antiglobalizador, intelectuales, etc., vienen anunciando el siniestro total, la siniestrosis ecologista, el fin del mundo medioambiental.

Démonos cuenta que hay muy importantes mercados politiqueros, de distinción, identificación, salvación, etc. en todo todo lo que tiene que ver con la ecología, el medio ambiente. Mercados verderolos en el que muchos sacan muy buenas tajadas materiales e inmateriales (a lo Bataille: la divinidad del verde erotismo tira una barbaridad, y algunos lo sacrifican, lo contaminan todo por alcanzarla) dando gato contaminado por liebre ecológica: Verde que te quiero verde, Verde Erotismo, Verde Dólar, Verde Euro, Verde contaminación, Verde Mil.

Lomborg, que formaba parte de la organización ecologista Greenpeace (a uno de sus miembros fue al que vi en el telediario de TVE hablar de tiempo), se sitúa políticamente mas bien a la izquierda. En una librería de Los Angeles se puso a ojear la revista norteamericana Wired , en la que el gran economista Julian L. Simon declaraba que la mayoría de los conocimientos, sobre asuntos ecológicos y medioambientales, se basan en prejuicios, en datos incompletos, manipulados, cuando no falsos.

Simon, con un fuerte y riguroso análisis estadístico, salía al paso de la siniestrosis ecologista, de los universitarios, intelectuales, medios de comunicación, etc., que vienen anunciando catástrofes ecológicas varias.

Simon retó a varios profesores universitarios, a varios investigadores y científicos de prestigiosas universidades norteamericanas, y les ganó sus apuestas al desmontar empíricamente su catastrofismo ecologista.

Simon, en el articulo que leyó Lomborg, animaba a los profesores, investigadores, ecologistas, etc. a desmentir lo que él decía echando mano de las mejores estadísticas y de la documentación mas solvente, y que están a disposición del público.

Lomborg, muy enfadado, le tomó la palabra a Simon, cogió a 10 de los mejores estudiantes de su facultad y se pusieron a trabajar, con la mejor documentación, para taparle la boca a Simon y así quedar tranquilos dada su militancia ecologista.

El caso es que Lomborg, honradamente y después de trabajar mucho y con todo tipo de datos, tuvo que reconocer que Simon tenia razón. Y de ello da cuenta en su libro, en el que uno de los asuntos que trata es el del recalentamiento de la tierra y la cumbre de Kyoto (véase un amplio análisis de este libro en mi pagina web: miguelcancio.com).


RTVE Y OTROS MEDIOS DEBEN DEFENDER LA DEONTOLOGIA PROFESIONAL, LA ECOLOGIA POLITICA DE LA VERDAD


Yo creo que RTVE, y el resto de los medios públicos y privados, y sobre todo los que proclaman el buen gobierno de sus empresas y la defensa del rigor, de la calidad informativa, deberían buscar, llamar, fichar a analistas (tener una buena agenda en este sentido) en función de su deontología profesional, de su competencia probada, de los buenos trabajos que han hecho. Y deberían tratar de que fuesen capaces de divulgar sus estudios, sus investigaciones, de forma adecuada y comprensible para la audiencia. Es lo que se hace en los medios de comunicación internacionales mas rigurosos y preocupados por dar la mejor información del tiempo y de otros asuntos. Al mismo tiempo, debería tratar de que sus conductores, profesionales, colaboradores sean buenos, los mejores, los mas honrados, deontológicamente profesionales, rigurosos, preparados, documentados, competentes.

Sobre otros asuntos (la globalización, la intervención de Estados Unidos e Inglaterra contra la tiranía terrorista, asesina y corrupta de Saddam Hussein, Estados Unidos, Israel, Palestina y los países árabes y musulmanes, Cuba, Argentina, Venezuela, Brasil, Chile, Latinoamérica, la historia, el medio ambiente, el tiempo, la socioeconomía, la pobreza y la marginación, la emigración, etc.) en RNE y TVE, vengo viendo y escuchando a conductores, profesionales, colaboradores (que además intervienen constantemente y en solitario en Radio 1, 3, 5, en informativos y todo tipo de programas, mañana, tarde, noche y madrugada), la mayor parte de los corresponsales, etc., que únicamente defienden, con los maniqueismos y topicazos al uso, planteamientos profundamente antiamericanos, izquierdistas, progres, nacionalistas, populistas, modelnos-alternativos, vanguardistas engolados, etc, así como distinciones trasnochadas que no se distinguen mas que en seguir la corriente de lo correcto política, intelectual, cultural, ecológica, sexual y/o mediáticamente.

Planteamientos, análisis, opiniones, informaciones marcadamente ideologicistas, sectarias, partidistas, prepotentes, maniqueas, etc.. Y con los que intentan quedar muy bien en los mercados politiqueros de distinción, identificación, salvación, liberación, etc., en que se desenvuelven y por los cuales, en bastantes casos, se ven convertidos en sujetos sujetados, alienados, enajenados.

Creo que sobre el tiempo y otros asuntos, RTVE y los medios en general deberían dar una información honrada profesionalmente (y preocuparse siempre por mejorar, actualizarse y no funcionarizarse, no ponerse, tampoco, en plan tecnócrata), rigurosa, respetuosa con la audiencia (sin hacerle la pelota con lo de escuchantes y cosas por el estilo que se nota mucho: nuestros escuchantes, audiencia son los mas inteligentes, etc.) comprometida honrada, humilde (cuanto mas se estudia menos se sabe, etc.), racional y rigurosamente con la verdad y su difusión y divulgación.

Creo, también, que deberían ser realmente (y no artificial, manipuladamente) plurales y no sectarios, ni partidistas, parciales, politiqueros, clientelares, corporativos, nepóticos, amiguistas; dejar el compadreo para la salida; ser mucho mas humildes, mucho menos divinos y, por tanto, huir del vedettismo, de un protagonismo (además arrogante), de asumir papeles que no les corresponden. Lo suyo creo que es y sigue siendo informar verazmente, formar (los medios de comunicación han pasado a convertirse en una de las instancias de encarnación, institucionalización y socialización de hábitos, valores, etc. mas importantes) y entretener con deontología profesional, con el máximo rigor, calidad y creatividad. Lo que implica que la critica sea justa, ponderada, independiente, respetuosa, comprometida con la verdad. Lo que exige trabajar duro y constantemente pero es un trabajo apasionante y muy enriquecedor individual y socialmente.

Fdo. Miguel Cancio, profesor de Sociología y Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales de la Universidad de Santiago de Compostela/17-08-03/ Pagina web: miguelcancio.com


© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....