ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LOS INCENDIOS FORESTALES EN GALICIA Y ESPAÑA, SOBRE LA ECOLOGIA CIENTÍFICA Y SOBRE EL DESARROLLO RESPONSABLE Y DE JUEGO LIMPIO

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LOS INCENDIOS FORESTALES EN GALICIA Y ESPAÑA, SOBRE LA ECOLOGIA CIENTÍFICA Y SOBRE EL DESARROLLO RESPONSABLE Y DE JUEGO LIMPIO

AUTOR:  Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y empresariales de Santiago de Compostela, Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)

Ponencia leída por el autor en las Jornadas Técnicas de Forestal: los incendios forestales y la biomasa (a las que fue invitado), Silleda-Pontevedra, viernes 16 de junio 2006, organizadas por la Fundación Semana Verde de Galicia (Lugar: Centro de Congresos) y con la colaboración de la Consellería do Medio Rural-Dirección Xeral de Montes e Industrias Forestais de la Xunta de Galicia (Gobierno autónomo gallego)

Nota Introductoria

Estas reflexiones surgen de los trabajos que sobre los incendios forestales y las catástrofes (mareas negras y otras grandes contaminaciones, grandes accidentes, grandes desastres y calamidades etc.) vengo realizando desde hace mas de 25 años individualmente, junto a mi gran amigo el excelente economista, profesor universitario de economía de la Universidad de Santiago de Compostela, investigador comprometido, intelectual y brillante columnista Pedro Arias y sobre lo que hemos hecho diversas publicaciones e intervenciones en jornadas científicas, profesionales, institucionales, de divulgación, etc.

1ª Reflexión. En el monte, en el bosque como en los mares no hay riesgo cero y, por tanto, en mi modesta opinión, creo que no hay que hacer demagogia, ni politiquería con relación a  los incendios forestales anunciando soluciones mágicas, salvadoras y para siempre.

Conviene recordar en este sentido a Hölderlin: ³Algunos queriendo hacer de su estado un cielo lo convierten en un infierno arrasador². Y a Horacio: ³Neglecta solent incendia súmere vires² = ³Los incendios que se subestiman sueles adquirir fuerza² y ³Neglectis urenda filix innáscitur agris² = ³En los campos abandonados surgen las malas hierbas que habrá que quemar².

Conviene por tanto promover una política de desarrollo honrada, competente, responsable (Max Weber: ética de la responsabilidad; Hans Jonas: principio de responsabilidad), y de juego limpio, enriquecedora socioeconómica, medioambiental y humanamente, que dentro y fuera del bosque, endógena y exógenamente, promueva una política forestal, unos usos del monte, una funciones del monte socioeconómicas, ecológicas, culturales y de ocio responsables y basadas en el juego limpio, en el juego cívico. En esta sentido, y en la misma línea, conviene promover una lucha contra los incendios forestales tanto preventiva como ejecutivamente.

Política forestal y lucha contra los incendios competente y de juego limpio que, siempre y con el fin de mejorar, habrá que evaluar regularmente y con el máximo rigor.

Analicemos brevemente actitudes y comportamientos en torno al monte y sus usos. Si los montes debido al minifundismo, al éxodo rural, no son rentables se verán abandonados, no serán debidamente mantenidos, ni limpiados lo que disparara las posibilidades de los incendios forestales.

Al mismo tiempo, y dentro del juego sucio, del todo vale para ganar/no perder, el monte puede sacrificarse por medio de los incendios forestales para potenciar otros usos: agrícolas, ganaderos, para la caza, para diversos usos urbanos, etc.

Incluso los incendios forestales pueden provocarse por delincuentes políticos, por traficantes ilegales y otras formas de delincuencia (conseguir madera mas barata, etc.), como maniobra de diversión, etc.

El fundamentalismo, el fanatismo, el catastrofismo ecologista que, entre otras muchas cosas, establece que hay especies forestales buenas, liberadoras, patrióticas y otras malas, opresoras, colonizadoras también, puede, provocar incendios forestales.

Démonos cuenta que el fundamentalismo ecologista animal ha producido muertes de personas, suelta de especies (visones en Galicia, etc.) que han causado grandes destrozos materiales y ecológicos (sobre el fundamentalismo, el catastrofismo ecológico véase el articulo Miguel Cancio, ³Análise da obra de Lomborg, Simon, Sala-Martin e outros sobre o catastrofismo ecolóxico², Revista Galega de Economía, vol. 12, Nº 1, 2003, pags. 303-312).

El incivismo, el gamberrismo, el ocio hooligan, el mas difícil todavía, el desafío a cualquier limite, la ideología del Guinness de las emociones, el todo vale impuesto por el ganar/ no perder a cualquier precio, la tiranía de los placeres, la esclavización de los instintos (la negación de la cultura entendida como cultivo personal, como civilización: lo que Freud llamaba ³el malestar de la cultura². Ortega y Gasset decía que ³la cultura es lo que salva al hombre del naufragio vital, la que le permite vivir sin estar dominado por el sin sentido, por el radical envilecimiento²), la falta de responsabilidad y respeto a la hora de comportarse con relación al monte (y a otros muchos espacios sociales) en las jornadas de ocio, de vacaciones, de viaje, etc., la falta de cuidado, rigor, responsabilidad y profesionalidad a la hora de trabajar en el campo y otras partes con el fuego y con diversos materiales, ingenios e instrumentales que pueden causar fuego, etc.; todo ello viene causando también incendios forestales.

No olvidemos que la mayor parte de los accidentes laborales, y buena parte de ellos mortales, son debidos a errores humanos, a la falta de responsabilidad y respeto hacia la vida propia y a la de los demás por parte de los que trabajan, de los que contratan a los trabajadores, al personal en muy malas condiciones, etc. España, y dentro de España Galicia, arrojan cifras de accidentes laborales que ocupan las primeras posiciones de Europa y que dan lugar a muchas muertes y graves incapacidades.

Señalemos que el incendio forestal de Guadalajara de julio 2005 y que causo 11 muertos (en España en los últimos 75 años han muerto a causa de los incendios cerca de 100 personas; otras estimaciones, como por ejemplo la de la ONG ecológica WWF/ Adena, señala que en España, entre 1990 y el año 2003, los incendios forestales acabaron con la vida de 121 personas; el incendio de Guadalajara ha sido uno de los mas mortales de la historia contemporánea española) y destruyo 13.000 hectáreas de monte de las que vivían 13 ayuntamientos de la Autonomía de Castilla-La Mancha, según se ha publicado, partió de una barbacoa.

En este sentido, y como ya sucede en varios países y también se hace en el mar, se deberían poner diferentes grados de alarma en función del peligro de incendios forestales para impedir el acceso al monte en estas condiciones o para exigir que se tomen las debidas precauciones. En algún país no solo se ponen alarmas sobre el peligro de incendio forestal sino que el personal forestal se moviliza en este sentido para que la alarma sea mucho mas efectiva.

Hay incendios forestales que se han producido: por razones naturales (rayos, etc.): por chispas que salen de las vías del tren, de otras maquinas, ingenios y de otros lugares; por arrojar colillas, cristales, latas, basuras, diversos materiales que pueden producir fuego; por razones de piromanía; por resentimientos, por orgullos muy mal entendidos y sentidos, por odio, envidia, por venganzas personales, familiares, de grupo: ³el éxito mío y de los míos es el fracaso del vecino, del otro y cuanto mas triunfa este y los suyos mas sufro yo y los míos y por tanto debemos hacérselo pagar muy caro².

Pensemos como en Galicia y otras partes de España, del mundo se han producido, se vienen produciendo muertes violentas, agresiones y enfrentamientos gravisimos por unas muy elementales servidumbres de paso, por la discusion sobre unos lindes, unos pinos, por muy pequeños montes, parcelas, etc.

La envidia, el odio, el resentimiento, como dicen autores como René Girard en su obra La violencia y lo sagrado, El Chivo expiatorio, etc., como Jean Pierre Dupuy en El sacrificio y la envidia: el liberalismo frente a la justicia social, El Pánico, etc. son la mano invisible que mueve el mundo. Marx fue mucho mas directo: ³Ojo por ojo y diente por diente; ¡las represalias son las que mueven el mundo!² (Francis Wheen, Karl Marx, Ed. Debate 2000, pag. 223).  Gracian: ³Siento tristeza cuando el otro gana, triunfa, esta bien².

2ª Reflexión. Con relación a la Ecología, en el campo forestal y frente a la contaminacion material y moral-espiritual, defiendo, sobre todo, la Ecologia Política de la Verdad: Política en el sentido aristotélico, socrático -la eudaimonía- y Verdad en sentido popperiano, es decir, que debe buscarse humilde, honrada y rigurosamente y aprendiendo siempre de los errores, tratando de resolver unas preguntas e hipótesis para dar paso a otras nuevas.

Defiendo, en este sentido, la Ecología Científica para un Desarrollo responsable. Sobre la Ecología Científica y en relación con la lucha contra los incendios forestales me sumo al ³Llamamiento de Heidelberg por una Ecología Científica².

Este Llamamiento fue presentado a los lideres mundiales asistentes a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD) que tuvo lugar en junio 1992 en Río de Janeiro y que fue firmado por 425 notables científicos e intelectuales pertenecientes a 106 países y entre los cuales firmaron 65 premios Nobel de Ciencias.

Este manifiesto ha sido firmado también por intelectuales de la talla del sociólogo critico francés fallecido Pierre Bourdieu (que fue mi maestro, con el que estudie en París y al que le dedique un libro) o Alvin Toffler, por los premios Nobel de economía Debreu, Leontief, Markowitz y Tinbergen, por premios Nobel que han dado lugar al cambio de las ciencias sociales y de la naturaleza como el químico Prigogine, por premios Nobel de Paz como Wiesel y el científico forestal Borlaug, por grandes expertos en meteorología como Lindzen catedrático de meteorologia del MIT, del WIS y de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y por expertos en medio ambiente como Fred Singer catedrático de Ciencias Ambientales de la Universidad de Virginia y director del SEPP de Washington.

Traduje este Manifiesto de Heidelberg al gallego dentro del articulo que he publicado en la Revista Galega de Economía, vol. 13, nº1-2, 2004, pp. 351-394, titulado: ³No mar o risco cero no existe: o caso do pesqueiro O Bahia e doutros. Chamamento de Heidelberg por unha ecoloxia científica².

Esta Cumbre de Naciones Unidas de Río Sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de junio 1992 se vería continuada por la Cumbre de Johannesburgo (Sudáfrica) de agosto-setiembre 2002 sobre el Desarrollo Sostenible (DS) y que en la actualidad esta muy de moda (el DS).

A mi me gusta mucho mas la expresión Desarrollo Responsable y Respetuoso al ser un concepto mucho mas claro para todo el mundo y al emplazar a cada uno a tener un papel, un comportamiento honrado, responsable y respetuoso, condición imprescindible para hacer posible un desarrollo de juego limpio.

El comportamiento responsable es esencial en materia de incendios pues mas de 80% de los incendios forestales son causados por las personas. Lo mismo sucede con los accidentes, con las catástrofes marítimas.

El Manifiesto de Heidelberg por una ecología responsable dice entre otras cosas y que conviene tener muy en cuenta en el campo forestal:

³Estamos preocupados, en los albores del siglo XXI, por el surgimiento de una ideología irracional que se opone al progreso científico e industrial y que impide el progreso económico y social. Sostenemos que un estado natural (recuerden la cita anterior de Holderlin), algunas veces idealizado por movimientos que tienden a mirar al pasado, no existe y probablemente nunca existió desde la primera aparición de la biosfera, puesto que la humanidad avanzó siempre transformando progresivamente la naturaleza de acuerdo con sus necesidades y no al revés. Suscribimos totalmente los objetivos de una ecología científica para un universo con unos recursos que deben ser catalogados, gestionados y preservados. Pero también exigimos que este ³catálogo², inventario, gestión y preservación estén basados en criterios científicos y no en preconceptos irracionales.²

³Consideramos, por tanto, que la ecología científica no es mas que una extensión de este progreso y con el objetivo de conseguir una vida mejor para las generaciones presentes y futuras. Intentamos hacer valer las responsabilidades y deberes de la ciencia hacia la sociedad entendida como un todo. En este sentido, llamamos la atención a las autoridades que rigen los destinos del planeta para que se opongan a las decisiones basadas en argumentos pseudocientíficos, en información falsa o sin relevancia.
Los mayores males que aquejan a la Tierra son la ignorancia, la corrupción y la opresión y no la ciencia, la tecnología y la industria, cuyos instrumentos manejados adecuadamente son herramientas indispensables para hacer frente a los principales problemas que tiene la humanidad.²

3ª Reflexión.   Sobre España tenemos los datos siguientes: de 1983 al 1995 se quemaron  2,97 millones de hectáreas de monte  (228.000 hs. por año). Y de 1996 al 2003 se quemaron 0,9 millones de hs. (112.500 hs. por año).

Es decir, durante los Gobiernos de González de 1988 a 1995 se quemaron el doble de hectáreas y hubo mas muertos debido a los incendios forestales que con los gobiernos Aznar.

Los años mas negros, en lo que se refiere al mayor número de hectáreas quemadas con los Gobiernos González fueron el 1985 con 487.000 hs. quemadas, el 1989 con 427.000 hs. quemadas y el 1994 con 438.000 hs. quemadas. El año que mas hectáreas se quemaron con los gobiernos Aznar fue el 2.000 con 189.000 hs.. Son cifras muy altas en todos los casos.

El año 1989 se quemaron en Galicia mas de 200.000 hs. y es el récord de Galicia. Esta gran quema de los montes gallegos tuvo lugar con el gobierno tripartito presidido por el PRISOE, en concreto por el tandem del presidente González Lage y del vicepresidente Barreiro Rivas (que había sido vicepresidente con el PP gallego y que posteriormente sería condenado por prevaricación política) y con Sineiro, el conselleiro de Agricultura y responsable de los montes y que estaba de vacaciones en Menorca mientras Galicia ardía por los cuatro costados y no dejo sus vacaciones. A partir de ahí hemos bautizado como Punto Sineiro este lamentable récord.  

Sobre Galicia conviene huir de tópicos en este campo de los incendios forestales y en otros campos, pues, hemos pasado de ser la autonomía española donde se quemaban mas hectáreas, mas de 200.000 en 1989, a quemarse en años posteriores del orden de 30.000 hectáreas como media anual.

En Galicia del 2000 al 2004 se quemaron 22.000 hs. por año como media anual. Una de las cifras mas bajas de España y cuando anteriormente Galicia venía figurando a la cabeza de las autonomías en hectáreas de monte quemadas.  

Démonos cuenta que  en julio 2004, y en concreto del 27 al 29 de julio 04, en los incendios que en dichos días se produjeron en Extremadura y Andalucía se quemaron de 34.292 hs., es decir, bastante mas que lo que se quemó en Galicia en dicho año en que ardieron en Galicia 29.989 hs.

En el año 2005 ardieron en Galicia del orden de 50.000 hectáreas. Estos son los datos de hectáreas quemadas en las décadas, en los años 70, 80 y 90 por termino medio:
En Galicia, en los años 70, ardieron 490.000 hectáreas (49.000 hs. por año como media), en los años 80 ardieron 660.000 hectáreas (66.000 hs. por año como media) y en los años 90 ardieron 250.000 hectáreas (25.000 hs. por año como media).

En Galicia si bien es la parte de España donde mas se ha conseguido rebajar el número de hectáreas quemadas, sin embargo el número de incendios anuales sigue siendo el mas alto de España con una cifra, según el SEPRONA, los Servicios de Protección de la Naturaleza, que ha llegado a ser del orden de 10.000 a 12.000 incendios forestales el año 2005 y los últimos años. Conviene en este sentido tener en cuenta que Galicia tiene 31.894 núcleos o entidades de población y España del orden del 50% de los nucleos de población de toda España, lo cual serviría para echar alguna luz sobre el alto número de incendios que tienen lugar en Galicia.
En España, de los 18.140 incendios forestales anuales en la década de los 90 hemos pasado a una media de 21.600 en el período 2000-2005 y con 26.500 siniestros en 2005.

Con relación a los Grandes Incendios Forestales (GIF), es decir, se consideran tales los superiores a las 500 hectáreas, y a partir de las cifras facilitadas por el Ministerio español de Medio Ambiente, Galicia del año 1991 al 2004 tuvo 39 GIF (que quemaron 34.240 hs. el 3,78% de las hectareas quemadas en los GIF de España) y España 478 (que quemaron 905.932 hs.) es decir el 8,16% del numero total de España de GIF. A continuación damos la lista del número de GIF por autonomías y de mas a menos: Castilla-Leon 119 GIF;  Andalucía 77 GIF; Comunidad Valenciana 65 GIG;  Cataluña 46 GIF; Extremadura 43 GIF; Galicia 39 GIF; Castilla-La Mancha 35 GIF; Aragón 17 GIF; Asturias 13 GIF; Canarias 8 GIF; Madrid 5 GIF; Islas Baleares 4 GIF; Cantabria, Murcia y Pais Vasco 2 GIF por autonomía; Navarra 1 GIF y Murcia 0 GIF.

Con relación al total de incendios forestales de 1991 al 2004 estas son las cifras: Galicia 142.638 incendios (10.188 incendios por año) que quemaron 338.978 hs. (24.213 hs. por año) y España 269.999 incendios (19.296 incendios por año) y 2.107.836 hs. (150.559 hs. por año). Es decir Galicia representa en Numero de incendios el 52,8% del total español y en hectáreas quemadas el 16,08% del total español.

Con relación a los GIF de mas de 1000 hectáreas de 1991 al 2004 estas son las cifras de Galicia y España entre los años 1991 y 2004: Galicia 9 incendios que quemaron 14.634 hs. y España 221 que quemaron 735.435 hs. Es decir, Galicia en número de incendios de mas de 1000 hs. representa el 4,07% del total de incendios de España y el 19,90% del total de hectáreas quemadas en incendios de mas del mil hs.. A continuación damos la lista del número de GIF de mas de 1000 hectáreas por autonomías y de mas a menos:  Castilla-León 47; Comunidad Valenciana 45; Andalucía 37; Cataluña 29; Extremadura 17; Castilla-La Mancha 15;  Aragón 10; Galicia 9; Canarias 5; Asturias 3; Islas Baleares 2; Murcia y Navarra 1 respectivamente; y Cantabria, La Rioja, Madrid y Pais Vasco 1 por autonomía.  

Por supuesto, y tal como hemos señalado en la primera reflexión no hay que hacer demagogia política, ni politiquería, ni electoralismo  con relación a los incendios forestales, a las catástrofes, accidentes, siniestros. Lo que hay que hacer es trabajar con honradez, profesionalidad y el máximo rigor; hay que trabajar mas y mejor para mejorar estas cifras y todo lo que tenga que ver en Galicia, en España, en Europa e internacionalmente con la lucha contra los incendios forestales. En cualquier caso, Galicia puede competir en este y en otros campos, al mayor nivel y como lo viene demostrando.

Lo que hay que hacer es dotarse de las infraestructuras y servicios, de los medios materiales, humanos, científico-técnicos, profesionales, laborales y sociales, debidamente atendidos, con buenas condiciones de vida, formación, preparación, entrenamiento y trabajo, de dirección, coordinación e intervención que permitan una política de lucha contra los incendios, preventiva y ejecutiva, eficaz, rentable socioeconómica y medioambientalmente.

En este sentido, es necesario hacer para cada sector, subsector, campo, área, dotación, instancia, etc. que interviene en la lucha contra los incendios forestales un Análisis Coste-Beneficio para evitar malgastos, despilfarros y con el fin de utilizar los fondos, los medios, los materiales, las infraestructuras, servicios, etc. tanto públicos como privados y de la forma mas honrada, responsable y eficiente.

4ª Reflexión. Sobre los medios empleados en tierra, mar, ría, río, embalse y aire en la lucha contra los incendios forestales. Sobre los medios que se emplean en Galicia en materia de incendios forestales hace unos días (mayo 2005) ha habido protestas en Santiago de Compostela por parte de una parte de agentes forestales, del personal que lucha contra los incendio forestales y que se quejaban de los materiales (trajes, etc.) y de las malas condiciones de trabajo que tienen.

Sobre los medios aéreos, de la aviación empleados en la lucha contra los incendios forestales, responsables del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (CPAC) han dado cuenta, en un estudio que se ha realizado en 55 bases aéreas anti-incendios de diferentes puntos de España, de numerosos problemas y deficiencias de estas bases, de la maquinaria, vehículos, de los materiales e infraestructuras existentes, de las condiciones de trabajo, etc.

Este estudio fue presentado por la CPAC en rueda de prensa el miércoles 27 de julio 2005 y por dos vocales de la misma.  En esta rueda de prensa se dijeron cosas como las siguientes:

A)
En el incendio que se declaró en Guadalajara, el sábado 16 de julio 05, las condiciones eran pésimas de turbulencias y viento. Cuarenta minutos después del aviso del incendio salió un helicóptero de la base de incendios y setenta minutos después despegaron dos aviones anfibios. Sin embargo, al encontrarse el campo base de aprovisionamiento de agua a 85 kilómetros, las rotaciones y descargas exigían un tiempo de 50 minutos. Los vocales, en este sentido, señalaron que: hay que planificar balsas de agua mas cercanas para poder minimizar el tiempo que se tarda en acudir al lugar donde se ha declarado un incendio.  
B) El problema de la coordinación entre los distintos medios aéreos en la extinción de los incendios es grave para el 47,3% de los pilotos.
C) La flota de cerca de 300 helicópteros, que intervienen en la lucha contra incendios cada año, esta obsoleta y la contratación de pilotos extranjeros plantea problemas de coordinación, incluso hablaron de guirigay.
D) El 86,5% de las bases no tiene ningún tipo de balizamiento y el 78,8% no dispone de señalización de la orientación de las pistas. El 82,7% de las bases no tiene acceso a la información meteorológica, lo cual es fundamental para la seguridad de las operaciones aéreas. El 53% de las bases cuentan con obstáculos que pueden interferir en las maniobras de despegue o aterrizaje y el 67% no tiene vigilancia las 24 horas. Para 300 helicópteros y 150 bases antiincendios solo hay 2 inspectores técnicos.
E) La media mensual de horas de trabajo es de 234 y mas de la mitad de los pilotos supera las 200 horas. Han sido detectados 23 incumplimientos de la normativa de actividad y descanso. Algunos tripulantes hacen guardias de mas de 22 días seguidos con 12 horas de vuelo diarias. El 99% de los helicópteros vuela sin copiloto. En las zonas de descanso hay falta de camas individuales, de aseo propio y de medios para regular la temperatura y el agua potable. El 38% de los pilotos ha declarado padecer fatiga. Los pilotos vienen mostrando preocupación por la falta de cultura de seguridad y de entrenamiento de las tripulaciones, lo cual da lugar a que no se de cuenta de un tercio de los incidentes por falta de confianza en el sistema. El 67% nunca ha recibido información sobre incidentes relacionados con su trabajo o aeronave. Durante los años transcurridos no se ha cerrado ninguna base anti-incendios a causa de las carencias y deficiencias detectadas durante las inspecciones porque es mas barato pagar las multas que cumplir la normativa. Además, hay muy pocos medios para hacer inspecciones rigurosas y con la debida regularidad.

Recordemos que este año 05 y los anteriores se vienen produciendo, cada año, accidentes de los aviones, avionetas y helicópteros que luchan contra los incendios forestales y en los que han muerto bastantes miembros de sus tripulaciones. En concreto, en Galicia, en los últimos doce meses murieron, mientras volaban cumpliendo con su trabajo, tres pilotos de avionetas de carga en tierra modelo Dromeder (de fabricación polaca y modificada en Estados Unidos y que  pertenecen a una empresa andaluza).

La justicia gallega y andaluza ha abierto un expediente sobre dichas muertes para investigar los accidentes que las causaron y que, según parece, se produjeron de forma similar. Por su parte, el sindicato Comisiones Obreras denunció ante la inspección de trabajo el accidente que costó la vida al piloto que murió el pasado 6 de agosto 05 cuando estaba luchando con un incendio forestal en Beariz (Orense).

Al mismo tiempo, y después de este accidente mortal, representantes sindicales de CC.OO, CIG, CSIF y UGT se concentraron ante un edificio de la Xunta de Galicia (gobierno autónomo gallego) para denunciar la falta de formación y medios del personal de extinción de incendios y que, según estos sindicatos, incide en que se puedan dar este tipo de accidentes mortales, es decir, como los que han tenido lugar en Galicia (y otras partes de España) en los últimos 12 meses (anteriores al año 2005) y en los años anteriores.

Por su parte, el responsable de seguridad del Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Civil (COPAC), Eduardo Gavilán, criticó el 8 de agosto 05 el estado de ciertas bases aéreas del servicio de extinción de incendios de Galicia y que calificó, a alguna de estas, de ³indecentes² e ³inmorales².

Gavilan visito la base del servicio de extinción de incendios de Vilamaior (Verin/Orense) y dijo que el estado de dichas bases es ³desastroso salvo excepciones².

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) del Ministerio de Fomento investiga las causas de los accidentes y las coloca en la pagina web de dicho centro.  

Problemas similares a los de las bases antiincendios forestales, como los señalados por el estudio de la CPAC, se han detectado también en las bases aéreas que luchan contra los accidentes marítimos pesqueros y de otras embarcaciones, como se puede comprobar en el trabajo del autor de este escrito (Miguel Cancio, ³En el mar el riesgo cero no existe. Sobre la seguridad de los barcos pesqueros y de otro tipo de embarcaciones² Industrias Pesqueras. Revista Marítima Quincenal, Nos. 1852, 1853, 1854, 1955, junio, julio, agosto 2004; Miguel Cancio, ³No mar o risco cero non existe: o caso do pesqueiro o Bahía e doutros. Chamamento de Heidelberg por unha ecoloxía científica², Revista Galega de Economía, Vol. 13, Nº 1-2, 2004, pags. 351-394).

Habría que hacer inspecciones periódicas y rigurosas con personal y material suficiente sobre todas las bases, las instalaciones, los materiales, el personal, la condiciones de trabajo, los centros, sobre los medios (humanos, materiales, científicos, técnicos, etc.) con los que cuentan y que sirven para prevenir y luchar contra los incendios forestales (y sobre bases, centros, etc. que luchan contra los accidentes marítimos, etc.).

Sobre los medios empleados en tierra en la lucha contra los incendios forestales, el secretario confederal de Medio Ambiente del sindicato Comisiones Obreras (CC.OO) y el coordinador estatal de agentes forestales, y junto a ocho representantes de comunidades autónomas, el 28-07-05 denunciaron la ³situación insostenible² del colectivo de los agentes forestales debido a la falta de medios y ausencia de planes de prevención de riesgos laborales entre los retenes y las brigadas de extinción de incendios.

Entre otras cosas señalaron lo siguiente:

A) es necesario ampliar las plantillas de agentes forestales y formarlos adecuadamente pues, siempre según estos representantes de CC.OO, son muchas las ocasiones en las que acuden a extinguir un fuego sin tener la formación adecuada y para lo que es necesario prepararse todo el año.
B) Los incendios forestales en España vienen de tiempo atrás, son un problema de Estado y no algo que tenga que ver con alguna autonomía en concreto por graves que sean los incendios que se estén dando en alguna de estas.
C) La prevención de riesgos laborales, y los incendios forestales suponen un alto riesgo, no esta funcionando, pues, la política de extinción de incendios forestales carece de una adecuada política preventiva de riesgos laborales para los trabajadores que la llevan a cabo, que luchan contra este tipo de incendios


5ª Reflexión. Sobre las competencias en materia de incendios forestales, de lucha contra las catástrofes y que están de actualidad en Galicia, España, Europa (Alemania, etc.) e internacionalmente.

Creo que, en este asunto como en el resto, conviene ser muy responsables y rigurosos, y huir de cualquier tipo de demagogia, populismo, fundamentalismo, oportunismo, radicalismo.

No se puede crear una unidad de lucha contra los incendios forestales en cada aldea, pueblo, ciudad, provincia, etc. y con competencias estancos, pues, los incendios forestales, las catástrofes no entienden de fronteras, de la pugna por ver quien controla mas competencias, mas cargos, presupuestos, etc.  

Recordemos en este sentido el lema del Partido Revolucionario Institucional mejicano que estuvo en el poder mas de 70 años (Mario Vargas Llosa definió el Mejico cel PRI como la ³dictadura perfecta²) y que genero muy graves problemas de corrupción y violencia estructural y a todos los niveles: ³Fuera de los Presupuestos del Estado, de sus cargos, riquezas y privilegios, no hay salvación, esta la perdición².

Esta claro que con el desarrollo de las autonomías en España (en algún caso se esta empleando la vía autonómica, consagrada por la constitución española de la reconciliación y el consenso de 1978, para romper la unidad constitucional de España y para negar la existencia de la nación española y su solidaridad consagrada en numerosos artículos de esta constitución), con la puja de competencias para conseguir el mayor número y el mayor presupuesto se dispara también el número de funcionarios en las mismas, de cargos públicos, de instituciones y empresas públicas, de agencias públicas, de fundaciones públicas, de todo tipo de instancias y espacios públicos; se dispara el gasto público, la deuda pública.

España, el Estado español se convierte en un pozo sin fondo, al que se le pide mas y más y al que, cuando hay algún problema autonómico, local, etc., se culpa de todos los males, se convierte en el chivo expiatorio contra el que, para algunos, vale todo incluido lo peor (sobre las autonomías españolas y sus problemas véanse los siguientes trabajos de Miguel Cancio: El laberinto de las autonomías y las castas periféricas dominantes: una introducción a la sociología electoral de Galicia, Eds. do Castro, 1982 y Sociología de la política en Galicia y España, Eds. do Castro 1985; ³Análisis del discurso político en torno a las autonomías de Galicia: de la ideología proclamada a la practica real² en J. Perez Vilariño -Ed.-, Nacionalismo y comportamiento electoral en Cataluña, Galicia y País Vasco, Ed. Universidad de Santiago de Compostela 1987; ³La estrategia caciquil: Viejas y nuevas estrategias caciquiles² en A. San Martin ­Ed.- Els espais del poder, Ed. Universitat de Valencia 1989; ³La ideología proclamda y la practica real: los discursos, las representaciones de la izquierda² en R. Reyes ­Ed.-, Critica del lenguaje ordinario, Ed. Libertarias 1993; Las elecciones en Galicia. De la hegemonía centrista a la competencia tripartidista 1977-1999 ­con Pedro Arias-, Ed. Torculo 1999; Economistas, empresarios, intelectuales, periodistas, políticos, prelados y sus mercados macro y microsociales, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela 1999; Herramientas universitarias bibliográficas: bibliografía, fuente de datos, interdisciplinarias y comentadas, de sociología, economía y otras ciencias y saberes, de Galicia, España y otros países, de publicaciones periódicas en gallego, español y otras lenguas, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela 2006).

Habría que estudiar en función de la eficiencia, de la procura de la rentabilidad social contrastada y debidamente medida, a nivel local, autonómico, nacional, europeo e internacional cuales son las competencias que conviene transferir a cada nivel y cuales son los que conviene centralizar. Y esto debe de evaluarse de forma periódica y en función de los resultados conseguidos.

Habría que estudiar con honradez, responsabilidad y profesionalidad si conviene crear una Unidad Polivalente de Acción Rápida contra las Grandes Catástrofes a escala española y europea, con las debidas competencias, planes de contingencia y que se coordine con las autonomías y los ayuntamientos, con todas aquellas instancias que intervienen en las mismas.

Las grandes catástrofes como por ejemplo, el incendio forestal de Guadalajara del año 2005 en que murieron 11 personas (uno de los incendios mas mortales de los últimos tiempos) y se quemaron 13.000 hectáreas en muy pocos días; los incendios forestales del año 2004 en Extremadura y Andalucía y que en tres días quemaron mas hectáreas  que lo que se quemaron anualmente en Galicia por termino medio en los últimos años; los incendios forestales gallegos del 2005; los grandes incendios forestales de Portugal de los años 2004 y 2005 y que dieron lugar a que Portugal pidiese ayuda a la Unión Europea; los grandes incendios forestales, y entre otros, de Australia, Canadá y Estados Unidos; las grandes inundaciones de Alemania (que tuvo que pedir ayuda a la Unión Europea) y otros países europeos y de otros continentes; los grandes huracanes como el Katrina de Estados Unidos que inundo una superficie similar a casi media España; estas y otras grandes catástrofes (y que golpean con mucha mas fuerza a los países mas atrasados socioeconómicamente) supone que haya que reflexionar con el máximo rigor y honradez sobre las competencias, sobre los dispositivos, sobre los operativos para hacer frente a las mismas, con la mayor rapidez y eficacia.

6ª Reflexión. Sobre el compromiso honrado, humilde responsable, riguroso, profesional, trabajador, activo y humano, y no tecnocrático, cientificista, ideologicista, fundamentalista, redentorista, funcionarista, burocratista, politiquero, partidista, y no de cobrar, figurar y aparentar lo mas posible y trabajar lo menos posible, a la hora de luchar eficazmente contra los incendios forestales conviene tener en cuenta lo siguiente: no basta tener buenos programas, buenos planes de contigencia, de riesgos, etc. (que hay que tenerlos) para combatir los incendios forestales (las catastrofes) y que puedan servir como ideología proclamada, como marketing embaucador sino que hay que tener las dotaciones, los medios necesarios, el compromiso y la voluntad de poder aplicarlos en la practica real para así poder testar la lucha contra los incendios y mejorarla tanto en la fase preventiva como en la ejecutiva.

Por ejemplo, y en el caso del incendio forestal de Guadalajara del verano 2005, cualquier puede consultar por Internet los programas de coordinación de lucha contra los incendios forestales aprobados por el gobierno y las comunidades autónomas de España antes de dicho incendio. Asimismo se puede consultar por Internet y en la revista Ambienta (julio-agosto 2004) del Ministerio de Medio Ambiente del gobierno español un excelente trabajo publicado antes del incendio de Guadalajara, hecho por Ricardo Velez, Jefe del Area de Defensa contra Incendios-Dirección General para la Biodiversidad, Ministerio del Medio Ambiente, titulado: ³Nuevas Tecnologías² (para luchar contra los incendios forestales), sobre el que he trabajado y comentado en informes que hice sobre el incendio de Guadalajara (de lo que doy cuenta mas adelante) y que contiene un plan de lucha contra los incendios forestales tanto en fase preventiva como ejecutiva.

En este excelente articulo que consta de los siguientes apartados (³Prevención: predicción del peligro²;  ³Infraestructura: detección y comunicaciones, equipo terrestre para extinción, equipo aéreo para extinción; Formación de personal) se analizan con rigor, y teniendo en cuenta lo que se hace en la materia en otros países, múltiples y diferentes medios, variables, instancias, bases, infraestructuras, servicios, maquinaria, tecnologías muy avanzadas por tierra, aire, etc. que intervienen en la lucha contra los incendios forestales y los problemas que pueden presentarse para hacer frente a los mismos.

Este trabajo publicado en la revista Ambienta por uno de los responsables públicos de la lucha contra los incendios forestales del Ministerio del Medio Ambiente del gobierno español incluye una técnica para hacer frente a incendios fulminantes y huracanados como el de Guadalajara (sobre lo cual pueden consultarse en mi pagina web: miguelcancio.com, dos informes que he hecho sobre este incendio. En esta página hay otros trabajos sobre incendios forestales en Galicia y otras partes) y con el fin de proteger a los retenes, a las cuadrillas de agentes forestales que puedan estar en primera línea y cuando se ven cercados por las llamas.

Hablamos de una especie de tiendas de campaña incandescentes que protegen del fuego a las personas que se refugian en las mismas, que se denominan ³refugio antifuego²-forest fire shelter² y que ya han salvado vidas en incendios forestales de Estados Unidos y Australia.

Pues bien, como hemos visto en el caso del incendio de Guadalajara (y que yo he analizado en los informes que acabo de citar) buena parte de las propuestas de coordinación aprobadas por el gobierno y las autonomías de España y excelentes medidas como las contenidas en el trabajo citado del cargo ministerial de la lucha contra incendios forestales no se han aplicado en la lucha contra el incendio de Guadalajara, se han quedado en papel mojado, en medidas propagandísticas para la galería.

Ricardo Vélez, Jefe del Área de Defensa  contra Incendios Forestales de la Dirección General para la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, establece en el articulo de la revista Ambienta que estamos comentando lo siguiente:

³(En el) largo inventario (que tiene el Ministerio de Medio Ambiente a su disposición para prevenir y luchar contra los incendios forestales), en el que, por supuesto, no se ha entrado en detalles (en esta publicación), (se) muestra la variedad de medios que la tecnología actual pone a disposición de los encargados de combatir un problema de la magnitud alcanzada por los incendios forestales²; ³La tecnología, en sus dos fases, desarrollo de sistemas y aplicación de los mismos, ofrece a la sociedad actual instrumentos para protegerse de algo que la amenaza. Sin embargo todos los sistemas y equipos, por muy sofisticados que sean, no valen más que las personas que los manejan. Por ello la aplicabilidad de las ofertas de las nuevas tecnologías no puede ser evaluada simplemente en función de las prestaciones que pueden dar, sino teniendo en cuenta además la estructura de la organización de la defensa contra incendios forestales y la formación del personal disponible².

Por su parte el Ministerio del Medio Ambiente del gobierno español hizo publico el siguiente comunicado:

³La Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, órgano de coordinación entre el Ministerio de Medio Ambiente y la comunidades autónomas, se reunió (con la asistencia de la Ministra Narbona y su equipo de prevención y lucha contra los incendios forestales) durante los días 28 y 29 del pasado mes de enero (2005) en Santander para tratar diferentes cuestiones que implican a ambas administraciones. Uno de los puntos más destacados que se trató a lo largo de este encuentro, fue la presentación de un conjunto de propuestas de actuación sobre Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, documento que fue aprobado por la Conferencia Sectorial y a través del cual se pretende la optimización de los métodos y sistemas de extinción y su coordinación, el impulso de la participación de la sociedad y la mejora de la investigación de las causas y la persecución del delito. Año tras año -expone el documento presentado- los incendios forestales provocan alarma social, ponen en peligro vidas humanas y bienes sociales, causan en muchos casos daños ambientales y perjuicios económicos. Cada año se producen cerca de 20.000 incendios forestales de los que más del 90 por ciento tienen origen en actividades humanas². También señala que se ha de elaborar una recomendación técnica que establezca las condiciones mínimas básicas que permitan la mejor integración de medios de distintas administraciones en la extinción de grandes incendios, incluso de medios desplazados desde comunidades autónomas limítrofes, así como la revisión del Plan Estatal para
Emergencias de Protección Civil por Incendios Forestales².

A la luz de los dos escritos que venimos de reproducir sobre la prevención y lucha contra los incendios en España, el de responsable ministerial de la lucha contra incendios forestales y el del Ministerio de Medio Ambiente presidido por la ministra Narbona, esta claro que en el caso del incendio de Guadalajara, por citar  este solo, no se aplicaron con resultados satisfactorios (por ser benévolos en los términos) las medidas de coordinación y lucha contra los incendios forestales previstas en dichos escritos.

El Ministerio de Medio Ambiente y las Comunidades Autónomas, de acuerdo con las políticas de coordinación que aprobaron en las reuniones que mantuvieron, constituyeron para llevar a buen fin el combate con los incendios forestales el ³Comité de Lucha contra Incendios Forestales² (CLIF).  Esta claro que la Coordinación del Gobierno español y la autonomias, que este Comité no funciono muy bien (por seguir siendo benévolos en los términos) en los grandes incendios de Andalucía y Extremadura del verano 2004, de Guadalajara del verano del 2005 y en los numerosos incendios que tuvieron lugar en Galicia y otras autonomías españolas en el verano 2005.

En los incendios forestales de Andalucía, Extremadura, Guadalajara, Galicia y Avila de los años 2004 y 2005 se produjeron víctimas mortales.

Parafraseando a Kipling que decía que con buenas intenciones no se hace buena literatura. Tampoco, únicamente y con buenas intenciones, se consigue apagar los incendios forestales. Incluso, en el caso de los voluntarios, de los retenes, de los agentes forestales, del personal que se emplea en la lucha contra incendios, si no están debidamente formados, entrenados periódicamente, bien dotados, motivados y bien coordinados, supervisados y dirigidos, su intervención puede ser fatal como ya sucedió en Canarias (donde en un incendio forestal murieron ocho personas que estaban tratando de apagarlo) y en otras partes.

Varios miembros de los retenes, de las cuadrillas, de los agentes forestales que intervinieron en el incendio forestal de Guadalajara del verano 2005 (véanse en mi página web: miguelcancio.com, los informes que he hecho sobre este incendio)  señalaron que su preparación era completamente insuficiente para hacer frente a incendios forestales como este y que produjo la muerte a 11 personas y quemo 13.000 hectáreas de monte. Es decir, con buenos programas y planes para luchar contra los incendios forestales a todos los niveles, en el preventivo y ejecutivo, y que volvemos a repetir que son muy necesarios pero que se guardan en los armarios; sin embargo, cuando se aplican tecnocráticamente o se aplican tarde, mal y nunca, tampoco se combaten bien los incendios forestales.

7ª Reflexión. Sobre el juego sucio en torno al fuego, a las catástrofes, conviene citar el problema de la llamada Industria del Fuego, es decir, de los Negocios, de los Intereses Ocultos, de las Tajadas Materiales e Inmateriales que se generan, mantienen y reproducen, crean y recrean en torno al fuego, a  partir de los incendios forestales, de las catástrofes y de todo el Gran Complejo, el Gran Dispositivo que se monta, publica y privadamente, con ONGs., voluntarios, gran número de organismos pero también de los afectados o que se hacen pasar por afectados, para hacerles frente a escala local, comarcal, provincial, autonómica, nacional, europea e internacional y que mueve inmensas cantidades de dinero, gran número de competencias, cargos, medios, instituciones, gobiernos, organismos nacionales e internacionales (sobre este asunto, sobre los mercados ocultos, la contradicción entre la ideología, los fines proclamados y la practica real, la corrupción en torno a las catástrofes y la solidaridad que genera, véanse: Miguel Cancio, Economistas, empresarios, intelectuales, periodistas, políticos, prelados y sus mercados macro y microsociales, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela 1999; ³Reflexiones sobre la solidaridad², ponencia presentada en la II Mostra do Voluntariado, Ayuntamiento de Villargarcía de Arosa, diciembre 2004 y que puede consultarse en mi página web).

Cuando estoy haciendo este trabajo (junio 06) se publica que el 16% de lo destinado a los damnificados, a las víctimas de los huracanes Rita y Katrina que arrasaron el sur de los Estados Unidos en el verano 05 y que afecto a millones de personas, según la Oficina de Contabilidad del Gobierno de los Estados Unidos (un auditor independiente que fiscaliza las cuentas públicas) este 16% fue usado de forma completamente fraudulenta para, entre otras muchas cosas, cambiarse el sexo (para lo cual se solicitaron 19 ayudas), irse de vacaciones a República Dominicana o incluso durante dos meses a Hawai, para comprar anillos de diamantes, para comprar videos pornos por valor de 300 dólares, para pagarse cinco abonos de temporada al equipo de fútbol de Nueva Orleans, para pagar la minuta de un abogado especializado en divorcios, etc. Un  demandante de ayuda como víctima de los huracanes solicito subvenciones para hacer frente a la destrucción de su casa y dio como dirección de su residencia el cementerio.  Incluso reclusos solicitaron y consiguieron ayudas dando la dirección de sus amigos.

La Oficina de Contabilidad del Gobierno de los Estados Unidos estima que lo defraudado puede alcanzar la cifra de cerca del 16% de la ayuda destinada a los damnificados por las catástrofes del Katrina y del Rita, es decir, 1.400 millones de dólares, 1.100 millones de euros, 183.000 millones de pesetas. Y eso que los Estados Unidos figuran entre los primeros países del mundo en competencia, libertad económica y lucha contra la corrupción según los principales indicadores internacionales (el indicador de competencia de The World Competition Yearbook; el indicador de libertad económica de The Heritage Fondation y el indicador de corrupción de Transparencia Internacional, entre otros).  Claro que la ciudad de Nueva Orleans y toda su área de influencia, y que fue la mas afectada por el Katrina, se vienen caracterizando durante años y años por ser una de las zonas mas corruptas de los Estados Unidos.

Al hablar de la Industria del Juego, de las Catástrofes, de los negocios sucios, de los intereses sucios que ponen en juego, nos referimos con ello, y como se viene poniendo de manifiesto en Galicia, otras partes de España y en otros países (hay bastantes sentencias judiciales al respecto), a que agentes y grupos que forman parte directa e indirectamente del campo forestal, del complejo, del dispositivo, de los operativos de la lucha contra el fuego, contra los incendios forestales, contra las catástrofes y que pueden a diferentes niveles sacar beneficio de dicha lucha incluidos, por supuesto, los afectados, los que se hacen pasar por afectados, van a intervenir para, de una y otra manera sacar tajada del fuego, de las catástrofes e, incluso, algunos van a intervenir para provocar directamente los fuegos, para contribuir a que se produzcan o para llevar a cabo la lucha contra el fuego, contra las catastrofes de tal manera que les permitan sacar tajada.  

Lamentablemente, y como se viene verificando en Galicia y  en el resto de España y otros países, en las catástrofes grandes y pequeñas, ayer y hoy, hay agentes y grupos que aprovechan la ocasión para, por medio del juego mas sucio, tratar de sacar tajadas materiales e inmateriales.

Pero ¡ojo! también van a intervenir suciamente diferentes agentes y grupos que tienen intereses y negocios públicos y privados que se mueven en torno al sector forestal, a la lucha contra los incendios forestales, contra las catástrofes; van a intervenir por diferentes vías y para conseguir de forma sucia importantes tajadas materiales e inmateriales en todo lo que tiene que ver con la lucha preventiva y ejecutiva contra los incendios forestales, contra las catástrofes.

No olvidemos, en este sentido  y como hemos citado anteriormente, que también se producen incendios forestales vinculados con diversos intereses individuales y de grupo que no tienen que ver directamente con el sector forestal.

En Galicia y otras partes se llegan a producir muertes, enfretamientos muy violentos y venganzas que se pasan de unas generaciones  a otras por conflictos generados por unos pinos, por muy pequeños montes, parcelas, servidumbres de paso, lindes, etc.

8ª Reflexión. Sobre el juego cívico, sobre la responsabilidad individual y social en torno a los incendios forestales, a las catástrofes.

Esta claro que además de disponer de una buena política forestal y de una buena política de lucha preventiva y ejecutiva contra los incendios forestales y de los medios, la voluntad y el compromiso de aplicarla de la mejor manera posible, es preciso que los ciudadanos individual, grupal y socialmente se comporten responsable, cívicamente y que, por tanto, respeten los montes, los bosques, sean muy cuidadosos y eviten todo aquello que bien en el trabajo, en el ocio, la industria, la agricultura, los viajes, etc. puedan dar lugar a que se produzcan incendios.

Lo que esta claro es que si la sociedad, si sus responsables públicos y privados, si sus principales instancias de encarnación, socialización, institucionalización, referenciación y divulgación de valores, actitudes y comportamientos, de representaciones e imaginarios permiten, toleran no son capaces de hacer que los jóvenes y menos jóvenes, por medio del ruido, el botellón, la cultura de la movida, del Guinness de las emociones, el mas difícil todavía y el rompimiento de los limites, de las normas (lo que, en bastantes casos y cada vez mas, debido al permisivismo a todo los niveles incluye la violencia como diversión, como forma de liberar adrenalina, etc.), del ocio hooligan, de la sociedad del espectáculo, la imagen y los impactos mediáticos, de que cada uno haga lo que le de la gana, cuando le de la gana, etc., ni siquiera respeten el trabajo, descanso y la tranquilidad de los demás, los espacios urbanos y vivenciales, el mobiliario publico, etc., sino todo lo contrario, como decíamos, esta claro que así el monte, el bosque se respetara mucho menos: Platón: ³El joven debe abstenerse del vino, pues, es un error añadir fuego al fuego²; Platón en el Libro VI de La República, Atenas hace 2500 años: ²Se habitúan a dejar hacer a sus niños lo que les da la gana incluso cuando los maestros tiemblan ante sus indisciplinados alumnos; prefieren adularlos cuando los jóvenes desprecian las leyes porque no reconocen nada ni a nadie por encima de ellos. En esta situación estamos en los comienzos de la barbarie humana, de la  tiranía² (Véase, en este sentido, el libro de Aldo Nouri, Padres Permisivos, niños tiranos, Ed. B 2005).

Pero el problema no es solo de los padres y de las escuelas, los centros educativos, y que como es su obligación no forman a los niños, a los jóvenes, etc. en la honradez, en la libertad responsable y respetuosa. El problema es también de las autoridades junto a los medios de comunicación, de las fuerzas ideológicas, intelectuales, culturales, eclesiales, infomediáticas y sociales (entre las que ocupan un lugar importante el grupo de amigos, la cultura de la movida, de la diversión, etc.), de las instancias que procuran el alimento espiritual (y que cuando se degrada se convierte en la peor contaminación, la inmaterial, la espiritual que dará lugar a las peores degradaciones, envilecimientos, contaminaciones materiales e inmateriales), que encarnan las actitudes y comportamientos, y que se han convertido, por medio del juego de la ideología proclamada y la practica real (formas arcaicas y complejas de dominación, maltrato, abuso, manipulación, contaminación y sujeción; por eso decimos que la contaminación espiritual es la peor. El sociólogo polaco Zygmunt Bauman habla de la modernización liquida frente a una modernización sólida en la que estarían mas claros los principios. En este caso de la modernización liquida, de logic fuzzy, de aquí te pillo aquí te cepillo, aquí te cacho aquí te machaco, podríamos hablar de una modernización en la que impera la moral self service de usar y tirar, de que cada uno haga lo que le de la gana, cuando le de la gana, gratis total, con barra libre y con cargo a lo público: ³Ser realistas y arramplar con todo lo posible²; ³Lo queremos todo, lo queremos ahora, como y cuando nos dé la gana y gratis total²), en las principales instancias de encarnación, socialización, institucionalización, referenciación y divulgación de valores, de lo política, económica, cultural, sexual y socialmente correcto. Aristóteles : ³Lo importante no es solo lo que se dice sobre el bien, la justicia y la verdad. Lo importante es lo que se hace². Kant: ³Hay que tratar de hacer el bien de forma justa y sin ponerse medallas²

El ecologismo bien entendido, el desarrollo sostenible, el desarrollo responsable y respetuoso (la eudaimonía que decían Socrates y otros sabios griegos), el desarrollo de juego limpio empieza por uno mismo y no solo en la ideología proclamada sino también en la practica real y también los fines de semana, en las jornadas de ocio, cuando se esta de marcha, de viaje, de vacaciones, cuando no lo ven a uno y uno tiene que demostrarse a si mismo y a los demás que es digno y sabe comportarse digna, respetuosa y civilizadamente en el campo y la ciudad, en el ocio y en los negocios, en la formación y en el trabajo, en la vida publica y privada. Es lo que llamamos la teoría y, sobre todo, la práctica del juego limpio, del juego cívico, y sobre lo que vengo investigando y trabajando en los últimos años.

Sobre el juego limpio en el campo forestal, en la lucha contra los incendios forestales para terminar esta reflexión citemos a la Constitución española de 1978 y en concreto su ³Titulo I: De los derechos y deberes fundamentales². Es decir, los agentes sociales, los ciudadanos, además, de derechos tienen deberes sociales.

El articulo 10 de la Constitución española que abre este titulo dice: ³La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social. Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España.².

Como se ve este artículo remite a la Declaración Universal de Derechos Humanos. Pues bien esta incluye el articulo 29 y que de forma explícita se refiere a los deberes sociales que tiene el agente social, el ciudadano. Dice este articulo 29: ³Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que solo en esta puede desarrollar libre y plenamente su personalidad. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática. Estos derechos y libertades no podrán en ningún caso ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas². (sobre los deberes, las obligaciones sociales, véase el libro William Hazlitt, El espíritu  de las obligaciones, Ed. Alba, col. ³Pensamientos clásicos² 1999. En esta obra, en el apartado ³Sobre el espíritu de las obligaciones² se dice: ³La estrechez del corazón pervierte el entendimiento y nos empuja a sopesar los objetos en la balanza de nuestro amor propio, en lugar de la balanza de la verdad y la justicia²).

En otras palabras, el agente social no puede hacer lo que le de la gana, como y cuando le de la gana sino que, en el uso de su libertad, debe de saber comportarse de forma responsable y respetuosa hacia los demás, hacia si mismo y hacia la naturaleza, el medio ambiente, los medios  y espacios sociales. A partir de Freud: Sin la libertad y los deseos no hay nada pero su ejercicio y satisfacción nos ponen en cuestión como agentes libres, honrados, responsables, creativos y humanos.

9ª Reflexión. Sobre la investigación, la información y la justicia que intervienen en la lucha preventiva y ejecutiva contra los incendios forestales y que nosotros referimos en este caso, y entre otras cosas, a lo que tiene que ver con tratar por todos los medios de establecer la verdad sobre los incendios forestales y de informar de los mismos  muy cuidadosa y convenientemente.

Consideramos que debe de haber centros de investigación sobre los incendios forestales debidamente dotados y que con honradez, independencia, medios suficientes, profesionalidad y la máxima competencia investiguen las causas de los incendios y den cuenta publica de forma muy rigurosa, responsable y respetuosa de sus investigaciones.

Lo mismo debe de suceder en el campo de la justicia, de la fiscalía, la judicatura, los magistrados, de los defensores del pueblo, de los tribunales que de una y otra manera tengan que ver con los incendios forestales.  Y, por supuesto, de los responsables públicos y privados.

La justicia española, como demuestran los estudios cuantitativos y cualitativos de opinión, es una de las instituciones mas desprestigiadas de España. Es necesario que la justicia española a todos los niveles, -justicia en la que hay profesionales excelentes y ejemplares-, gane en independencia,  diligencia, máximo rigor, claridad, transparencia, precisión, sencillez, etc. para que los españoles puedan sentir que están ante una justicia justa que, sin ningún tipo de politiquerias, partidismos, corporativismos, clientelismos, tecnoburocratismos, vedettismos, narcisimos, etc., busque y establezca la verdad.

La justicia justa tiene que hacerse siempre de tal manera que, sin perder rigor y la máxima equidad, pueda ser entendida por los ciudadanos, por la gente. La justicia justa no puede resultar cara, inaccesible, tardía, engorrosa, incomprensible, burocrática, politiquera, partidista, clientelar, sectaria.

Los medios de comunicación y que se han convertido en una de las principales instancias de encarnación y socialización de valores, de actitudes y comportamientos, de opiniones, argumentarios, representaciones e imaginarios deben también ser mucho mas serios, rigurosos y competentes a la hora de tratar sobre los incendios forestales, de establecer la verdad sobre los mismos y a la hora de incidir en lo que tiene que ver con sus causas y consecuencias.

En lo relativo a la investigación de los incendios forestales es sabido que no interviene solo la justicia sino que se pueden constituir, como ha sucedido en España y en concreto por vía parlamentaria, comisiones de investigación para investigar fuegos forestales que han producido graves catástrofes. En este caso, y siguiendo los mejores ejemplos anglosajones y angloamericanos, las comisiones de investigación deberían ser independientes, contar con los mejores expertos nacionales e internacionales y no verse sometidas a la politiquería, a los partidismos, clientelismos, chanchullismos y corporativismos al uso.

Asimismo y cuando se produce un grave incendio forestal, una grave catástrofe habría que crear una comisión investigadora integrada por los mejores expertos en la materia tanto nacionales como internacionales, para tratar de hacer la luz, establecer la verdad y llegar hasta el fondo de todo lo que paso.

En un gran incendio del Parque Nacional de Yellowstone considerado como el primer parque nacional del mundo y que abarca casi 9.000 kilómetros cuadrados, para investigar sus causas se crearon  no una sino dos comisiones independientes integradas por los mejores expertos y que después de investigar el caso señalaron que se había tratado de un incendio ecológico, es decir, el bosque se había aliaviado, regenerado de esa manera.

Con relación a los incendios forestales, y como sucede también en los accidentes marítimos, habría que estudiar si seria conveniente que se llevase a cabo una investigación profesional, rigurosa e independiente de cada incendio, que se hiciese publica y que pasase a formar parte de un banco de datos sobre los incendios forestales de acceso publico.

En cualquier caso creo que tras cada incendio por grande o pequeño que sea hay que hacer una evaluación, auditoría, una investigación, una memoria completa y muy minuciosa para ver lo que se hizo bien, lo que se hizo mal por los diferentes agentes, por las diferentes instancias que intervienen en la lucha contra los incendios forestales. En esta evaluación, en esta memoria, y con el fin de mejorar la lucha contra los incendios forestales preventiva y ejecutiva hay que contar, también, con los afectados por el incendio, con las zonas y sectores afectados, con los investigadores externos de los incendios forestales, con todos los que de una y otra manera participan en la lucha contra los incendios forestales o  puedan verse implicados por esta.

Los medios de comunicación, la justicia, los investigadores, los responsables públicos y privados deben de ser muy cuidadosos al hablar públicamente de los incendios forestales.

Pongamos un ejemplo que me acaba de comentar el muy buen conductor y gran profesional de Radio Arosa Eloy Magariños y con el que vengo colaborando desde hace años para tratar de arrojar alguna luz desde el punto de vista de la sociología y la economía sobre los problemas sociales cotidianos.

Una entrevista sobre los incendios forestales publicada en Faro de Vigo (domingo, 11-06-06, pag. 26) a un fiscal especial para incendios forestales, contiene el siguiente titular: ³La mayoría de los fuegos responden a intereses de caza o pastoreo (para el ganado)². El desarrollo de este titular es el siguiente: Ante la pregunta ³En su día se planteó que tras los incendios pudiese haber intereses urbanísticos o de empresas forestalesŠ², responde el fiscal: ³Eso esta totalmente descartado. Fue una hipótesis de investigación en su día, pero ya esta superada. En realidad, la mayoría de incendios suelen responder a intereses de caza, o de necesidad de disponer de zonas de pastoreo para el ganado².

Magariños me comentó que responsables del sector de la caza se han sentido muy molestos por estas declaraciones que gravemente y nada menos que por una autoridad judicial incriminan a su sector pero siempre y cuando lo publicado responda fielmente a las declaraciones del fiscal.

Creo que en este tipo de declaraciones, de informaciones hay que ser muy prudentes, muy objetivos, muy rigurosos, muy cuidadosos en el sentido de facilitar todos los datos disponibles sobre los incendios forestales para así poder ser tan concluyentes a la hora de  establecer de forma tan taxativa quienes son los posibles culpables de la quema de los montes (y que también tienen sus derechos), para no implicar a colectivos (salvo que haya pruebas concluyentes y definitivas) pues las responsabilidades siempre son individuales.

En cualquier caso creo que los jueces, fiscales deben expresarse pero en sus sentencias, intervenciones profesionales y de la forma mas competente y responsable posible. En el caso de que lo hagan en público, a lo que tienen derecho, deberían ser muy pero que muy cuidadosos, muy respetuosos y máxime cuando con dichas declaraciones se puede implicar en delitos a personas, a colectivos que no los han cometido, ni tienen nada que ver con los mismos.

Para terminar como empezamos es preciso poner en marcha, aplicar tanto preventiva como ejecutivamente una política de lucha contra los incendios forestales honrada, profesional y rigurosa, bien dotada, como buenos medios materiales, científicos, técnicos y humanos, con buenas infraestructuras y servicios, con los mejores, es decir, con los mas honrados, competentes, humildes, trabajadores y humanos que hagan bien su trabajo, que se vean motivados y que se sientan orgullosos de la tarea bien hecha.  

En los informes antedichos son el incendio forestal de Guadalajara y que figuran en mi pagina web doy cuenta de la patrulla de aviones franceses de la base de Marignane (24 aviones) que interviene en la lucha contra los incendios forestales y en la que sus miembros cobran modestamente en relación con el peligro que corren y que ya le ha costado la vida a mas de uno.

Los que vuelan, los que combaten los incendios forestales en estas patrullas muestran un gran orgullo con el trabajo que hacen y una gran satisfacción con la obra bien hecha. El trabajo digno, limpio y que tiene en cuenta a los demás es una de las principales fuentes de enriquecimiento humano.

Esta claro que, entre otras cosas, para hacer posible una buena política de lucha contra los incendios forestales hay que poner en marcha una buena política forestal que atienda con eficiencia y rigor a los diferentes usos, funciones del monte (socioeconómico, ecológico, cultural y de ocio) y una buena política cívica, de juego limpio, de juego cívico que respete el monte, que respete el bosque en el marco del respeto, de la convivencia, de la responsabilidad, de lo que podríamos llamar la ética cívica, la virtud pública.

De lo contrario, si prevalece el juego sucio, la politiquería y el partidismo, el ideologicismo, el dogmatismo, el fundamentalismo y el fanatismo, el sectarismo a cualquier precio, el tecnocratismo, carrerismo, corporativismo y cientificismo, el vedettismo, las apariencias, el gamberrismo, el incivismo de que cada uno haga lo que le de la gana y cuando le de la gana, el ocio hooligan, el todo vale para ganar/no perder, para divertirse, para sacar tajada como sea, a costa de lo que sea y de quien sea; en estas condiciones el monte, el bosque, la selva seguirán ardiendo. Como dicen Los Salmos ³Sicut ignis qui combúrit silvam et sicus flamma comburens montes², es decir, como fuego que quema la selva y como llama que arrasa los montes, así continuara ardiendo el manto vegetal tanto en cuanto no juguemos limpio, no trabajemos honrada y humildemente, con rigor, profesionalidad y humanamente, no respetemos la naturaleza y nos respetemos los unos a los otros (de nuevo la eudaimonía).

Reflexiones finales. Recurramos, en primer lugar, al fuego poético de Rosalía de Castro  que enciende nuestras mejores emociones e ilumina nuestra sensibilidad. Y dise así mas o menos: ³Luz e progreso en todalas partes/ mais a queimazon da mentira, da envexa, do resentimento, do engano e das manipulacions na ialma e nos corazons².

Para hacer frente a queima material e inmaterial que suponen los incendios forestales y otro tipo de incendios; para que brillen la luz y el progreso humano y no solo material en materia de incendios forestales (y en otros campos), las diversas fuerzas sociales que compiten en Galicia y otras partes de España deben promover en lo publico y en lo privado, el juego limpio, el juego cívico, una selección, promoción y supervisión justa de los mejores, es decir, de los mas honrados, responsables, competentes, trabajadores, creativos y humanos que, con títulos y sin títulos, promuevan y apliquen en materia de incendios forestales una buena política para hacerles frente. ¡Ah! y, eso si, que sean humildes pues cuanto mas se estudia y trabaja menos se sabe y mas hay que seguir estudiando, investigando y trabajando para resolver unos problemas, interrogantes y desafíos y dar paso a otros nuevos.

En segundo lugar recurramos como punto final, como reflexión final a Séneca y que creo que conviene tener muy presente dado los tiempos que corren acó y acolá. Y dise así: ³Urbes constituit aetas, hora dissolvit; momento fit cinis, diu silva = Las ciudades se formaron en muchos años; una hora las deshace; en un momento la selva de larga vida se hace ceniza².

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomia del desarrollo y los movimientos sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y empresariales de Santiago de Compostela, Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España); Página web: miguelcancio.com

ANEXO:  se entregó a los asistentes a las Jornadas Técnicas de Silleda sobre los Incendios Forestales (junio 06) el ³Llamamiento de Heidelberg por una Ecologia Científica² puesto que es muy poco conocido, se ha difundido poco y pensamos que es importante lo que dice para hacer posible un desarrollo responsable en el campo forestal y en otros campos, y frente a cualquier tipo de contaminación inmaterial,  de ³ideologías irracionales², de ³argumentos pseudocientíficos, informaciones falsas o sin relevancia² (como dice dicho LLamamiento), de fundamentalismos ecologistas o de cualquier otra especie. Por ello, lo incluimos en este trabajo como anexo y recordamos que esta incluido en el trabajo del autor de esta ponencia titulado: ³No mar o risco cero non existe: o caso do pesqueiro O Bahía e doutros. Chamamento de Heildelberg por unha ecoloxía científica², Revista Galega de Economía, Vol. 13, Nº 1-2, 2004, pp. 391-394

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....