ALEMANIA, FRANCIA, ESPAÑA: DESARROLLO = TRABAJO, AHORRO, INVERSION, ENRIQUECIMIENTO HUMANO

ALEMANIA, FRANCIA, ESPAÑA: DESARROLLO = TRABAJO, AHORRO, INVERSION, ENRIQUECIMIENTO HUMANO

EL MILAGRO ALEMAN DE ERHARDT, OTROS MILAGROS, CORRUPCIONES Y DECLIVES. ALEMANIA SOLO RECIBIÓ MENOS DEL 11% DEL PLAN MARSHALL

Alemania, Francia y otros países europeos (Italia, Portugal, etc.) están en declive, en una grave situación socioeconómica debido, entre otras cosas, a su política económica. Han bloqueado su crecimiento por la falta de rigor presupuestario (que es fundamental para hacer frente a las nuevas y grandes demandas de la seguridad social, salud y asistencia, a la población envejecida, a grandes infraestructuras y servicios básicos, etc.), por el malgasto y despilfarro públicos, por su falta de competitividad, por no saber estar a la altura de la nueva competencia que impone el mercado global y que exige mucha mas flexibilidad para adaptarse al mismo. Con los Saddam Hussein de turno, y hay bastantes sátrapas parecidos, se pueden hacer grandes contratos, grandes negocios (como hicieron, por poner por caso, Francia, Alemania, etc. en la ultima Feria Internacional de Bagdad que tuvo lugar unos días antes de la intervención armada de los Estados Unidos y Gran Bretaña contra la tiranía terrorista, corrupta y sanguinaria de Saddam Hussein) pero eso no es trabajo, juego, competencia y cooperación limpios, libres y plurales, eso no es competitividad ni desarrollo con principios, garantías y seguridad.

Francia y Alemania no tienen ahora la situación de los 50 a los 80, años en los que en Europa, Asia, América latina (Chile, etc.), etc., no encontraron, Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Canadá, Australia, países nórdicos aparte, una fuerte competencia como en la actualidad, y sí una gran demanda para sus inversiones y productos; mano de obra muy barata, trabajadora y muy poco conflictiva; y excolonias y otros muchos países a su merced y a merced del juego sucio nomenklaturista imperante, completamente controlados y con los que llevar a cabo buenos chanchullos y gatuperios, etc..

No había la posibilidad, como hay ahora, de un mercado mucho mas abierto (y que hay que abrir mas y con muchas mas garantías, seguridad y limpieza), de deslocalizaciones para buscar precios e inversiones mas competitivas, y para centrarse en aquello en lo que una nación (mercado nacional-internacional competitivo y no mercadillos totalitarios, nomenklaturistas, oligárquicos, amañados, politiqueros y neofeudales que llevan a unos países a la ruina como Cuba, Argentina, Venezuela cuando tenían las mayores cotas de desarrollo en su continente, competían internacionalmente y recibían altos porcentajes de emigrantes; y a otros muchos los mantienen bloqueados y atrasados) puede y debe generar valor añadido para mantener su desarrollo y mejorarlo.

Alemania y Francia (y otros países), que representan a la vieja Europa debido a su arcaismo e inmovilismo, estaban acostumbrados a ver a los españoles como emigrantes que realizaban a muy bajo coste trabajos sin cualificar. Veían (y algunos siguen igual), a España como su lugar de vacaciones donde, por lo general, se los recibía muy servilmente (hay que ser educados, amables, tratar siempre bien a los visitantes, a los turistas, a los clientes en precio, servicio y calidad; hay que ser buenos y humanos trabajadores, profesionales, funcionarios, etc. pero nunca serviles ni maleducados, ni autoritarios, ni ineficientes, ni incompetentes, etc., y, por tanto, exigir el respeto y la dignidad debidos). Y, buena parte de ellos, trataban (y algunos lo siguen haciendo) de mala manera, maleducadamente a los españoles y lo español.

De un tiempo para acá, admiten mal, muy mal que España (y como antes les sucedió a estos y otros muy avanzados países cuando estaban mucho mas atrasados: queridiños la economía es dinámica y ahora turbociberdinámica ¡camarón que se duerme se hunde económica y rapidísimamente) compita con ellos tanto política, como económica, empresarial, profesional, cultural y deportivamente. Por no hablar de la gastronomía (de las tapas del Bulli y todos los demás, el jaleo y no solo el de Washington), la moda, el turismo, la semana santa, las ferias, la gran, la inmensa riqueza de la convivencialidad española (que ellos, por lo general, que son bastantes muermos y están bastante amargados, ven y viven ¡ternuriñas¡ como una autentica fiesta; y, como los franceses, se vuelven locos con el flamenco, la feria, la fiesta de los toros que tratan de imitar, la movida, etc.).

INADMISIBLES DECLARACIONES DE SCHRÖDER

Las declaraciones del primer ministro Schröder sobre las malas y continuas cifras del crecimiento alemán y las buenas del español (las mejores de Europa e internacionalmente en creación de empleo, control del déficit, etc., junto a Irlanda, que ¡salvo a Dinamarca ha superado en la Unión Europea en PIB por habitante al resto de los países y hace muy poco estaba a la cola¡, que esta mas liberalizada, cobra menos impuestos, esta mas abierta, tiene una buena formacion profesional y una educacion, universidad e investigación mucho menos funcionariales, habla inglés etc.. China y otros países han lanzado una gran campaña para hacer hablar ingles a su población. Gracias a ello han conseguido muy importantes inversiones), no son de recibo. Y mucho menos al venir de alguien que va de socialista-socialdemocrata, que preside un gobierno rojiverde y que presume de solidaridad tanto nacional como internacionalmente.

Pero es que, además, son completamente falsas, pues, una nación, una región, autonomía, una villa, un pueblo, no sale adelante, no se hace desarrollado y competitivo por las ayudas, subsidios y subvenciones, sino por saber liberar sus mejores energías creativas, por mantener y aumentar sus mercados (y no por reducirlos feudalmente, politiquera, fundamentalista, fanática, burocraticamente), por promover el buen trabajo y sin bajar la guardia, el trabajo digno, honrado, responsable, riguroso, competente, emprendedor y creativo, por promover el ahorro y la inversión productivos y competitivos, por saber seleccionar y promover a los mejores, es decir, a lo mas honrados, trabajadores, competentes, creativos, emprendedores y humanos, por saber responder en cada momento a los desafíos que plantea la realidad nacional e internacional sin concesiones demagógicas, populistas, politiqueras, fundamentalistas, etc.. Y sin olvidarse nunca de los que mas sufren, tienen las peores condiciones de vida y trabajo, pero sin convertirlos en parásitos, en agentes y sectores cautivos por utopismos, salvadores, demagogias, demagogos y corruptos varios y muy peligrosos que vienen llevando a continentes, países, regiones y pueblos a las peores tragedias, atrocidades y catástrofes.

Los que sufren y tienen las peores condiciones de vida y trabajo deben tener la posibilidad, con las ayudas debidas, de, honrada y responsablemente, ser dueños de su propia historia, ciudadanos libres y autónomos como establece la ley, con derechos y deberes. Diferentes estudios( B. Cyrulnik, P. Bauer, Bullmore, etc.) vienen demostrando como el agente, el trabajador, la región, país, aun en la peor situación, pueden salir adelante por ellos mismos, gracias a su voluntad, esfuerzo y buen trabajo, y alcanzar un buen, un gran desarrollo individual, social y humano.

EL MILAGRO ALEMAN DE ERHARDT, OTROS MILAGROS, CORRUPCIONES Y DECLIVES. ALEMANIA SOLO RECIBIÓ MENOS DEL 11% DEL PALN MARSHALL

El promover el trabajo, el ahorro y la inversión, la libertad económica generadora de riqueza, es lo que hizo la Alemania del milagro alemán durante la época de Adenauer y, sobre todo, de su ministro de economía Ludwig Erhardt (por cierto amigo del gran economista liberal Hayek). Y no, como se cree, gracias al Plan Marshall de los Estados Unidos. Este plan, creado para apoyar la recuperación europea (que rechazo Stalin), y que lleva el nombre del secretario de Estado americano George C. Marshall (Universidad de Harvard, 05-07-47), concedió 13.300 millones de dólares a Europa occidental de 1948 a 1952. De estos fondos Alemania occidental solo dispuso de menos del 11%.

El economista liberal Erhardt cuando tenía 50 años fue elegido como principal asesor económico del general Clay (ahora que Alemania no ha apoyado a los Estados Unidos y ha boicoteado, junto a Francia ­y Rusia, China, etc.-. en Naciones Unidas, la OTAN y la Unión Europea sus propuestas para combatir a la tiranía terrorista de Saddam Hussein y sus herederos y otros grupos, regiones y Estados terroristas que están haciendo la guerra terrorista en Irak y en todo el mundo para oponer con todas sus fuerza a la democracia y a la economía de mercado abierta y con garantías, seguridad y principios, conviene recordar que los Estados Unidos de nuevo apoyaron muy activamente a Alemania occidental y a la democracia cuando los comunistas levantaron el muro de Berlín), encargado de la zona norteamericana de Alemania Occidental. Poco tiempo después Erhardt se haría cargo, con Adenauer de primer ministro, del ministerio de economía.

Erhardt, de 1947 a 1963, fue la clave del milagro alemán. En los 50, la economía alemana, con una Alemania completamente destruida, creció a mas de 8%, la francesa al 4,6% y la inglesa al 2,8%. Erhardt aplicó una política liberal y de desregulación, mientras que en los grandes países europeos (Inglaterra, Francia, Italia) se aplicaban políticas muy intervencionistas y nacionalizadoras.

Erhardt, en su trabajo Prosperidad mediante la competencia, advertía de los peligros de un bienestar mal entendido, de un bienestar demagógico, malgastador y despilfarrador que genera paro y puede arruinar a los países.

Erhardt defendió, y ahí radico su éxito, que el Estado debe hacer lo posible por bajar los impuestos competitivamente. Cosas tan sencillas, pero muy difíciles de entender por algunos (claro, pues, se les acaba la bicoca del malgasto público con lo que ellos se hacen ricos, nuevos ricos-cultos-distinguidos, nomenklaturistas, dirigentes y dominantes), como que al bajar los impuestos cotizan mas y se ingresa mas. Hay una mayor tarta para repartir pero siempre que se haga con justicia justa y sin matar a la gallina de los huevos de oro.

El gran éxito de Alemania y su milagro se debió a la apuesta de Erhardt por el rigor, la defensa de una política económica liberal sin hacer concesiones y la apuesta clara por el trabajo, el ahorro y la inversión productivas, generadoras de riqueza a escala individual, grupal y social. Este gran milagro alemán fue el que sirvió locomotora al desarrollo de la Europa occidental.

ERHARDT, AZNAR, BORRELL, EL FELIPISMO-GUERRISTA Y EL DESARROLLO

Esto fue lo que no entendió el catedrático, muy progre-culto socialista obrero español Borrell cuando, con mucha chulería, le dijo a Aznar en el Debate del Estado de la Nación que con su política de reducción de impuestos arruinaría la Seguridad Social. Hoy, la Seguridad Social española tiene la mayor afiliación, cerca de 17 millones, y el mayor superávit de su historia. González y el felipismo-guerrista ¡que vuelven¡ , y que ahora en plan macarra e insultador siguen dando lecciones, habían dejado a España: sin cumplir ninguno de los puntos del plan de estabilización-convergencia de Maastrich; con una gravisima corrupción; con un paro por encima del 20%; con el mayor porcentaje de empleo basura; con una deuda y déficit de espanto; con solo 12 millones de afiliados a la Seguridad Social; con un analfabetismo funcional galopante al arrasar la educación y la Universidad (que no se resuelve con la vuelta del politiqueo de signo contrario, con el mandarinismo funcionarial, señoritil, autoritario, clientelar y malgastador); con una televisión (y otros medios de comunicación y campos sociales como el intelectual, cultural, artístico, etc.) instalados en las mayores cotas de manipulación y de intervención politiquera, partidista y sectaria, de comisionismo, clientelismo y amiguismo, de malgasto (en muchos casos el malgasto, en este caso mediatico, se justificó politiqueramente y casi lleva a algún medio, cadena, etc., a la quiebra, mientras que los/las había que cobraban en cientos de millones por programas sin audiencia o en miles de millones de pesetas con la audiencia muy de capa caída, y que, con el dinero ajeno, le pagaban a sus colaboradores por unos minutos de tertulia grandes cantidades, con lo cual les tapaban, les compraban sus bocas y plumas), de basura. Pero ¡ojo¡ no hay que dormirse, ni bajar la guardia que el peligro esta siempre al acecho, a la vuelta de la esquina.

Volviendo a Erhardt, este defendió que el Estado debe fomentar sistemáticamente el trabajo, el ahorro y la inversión productivos y competitivos. Piensen en la fama de los alemanes, sean ingenieros o obreros sin cualificar, que saben (o sabían) mancharse las manos y esforzarse, trabajar con rigor, duro y bien.

Erhardt se opuso a la demagogia politiquera, partidista, sindical, empresarial, social etc. Erhardt estaba obsesionado con la defensa de la libre competencia y, por tanto, con la necesidad de luchar contra la demagogia sindical pero también contra los oligopolios, monopolios, cartels, etc. que limitan, bloquean, torpedean y amañan la competencia.

Al principio, cuando Erhardt, en 1948, se enfrentó a las rigideces políticas, económicas, sindicales y empresariales alemanas, tuvo que hacer frente a una huelga general. Sin embargo, se mantuvo firme y ganó a pesar de las grandes presiones para hacerle dimitir, incluso de importantes sectores americanos dispuestos a claudicar ante la demagogia y el populismo. A partir de ahí, Alemania comienza a crecer a mas del 8% y con bajas tasas de inflación.

En la actualidad, Estados Unidos junto a Irlanda y algún otro país, se encuentra entre las naciones que trabaja mas horas por termino medio, mas de 1800 horas anuales. Alemania paso de 2156 en 1960 a menos de 1600 en la actualidad y, entre otras cosas, su derrochador y malgastador bienestar esta llevando a este gran país a la recesión y al declive.

SIN TRABAJO DIGNO NO HAY ENRIQUECIMIENTO HUMANO PERO EL MANA NOMENKLATURISTA ENRIQUECE A MAS DE UNO

Si cuadra, hay algunos que pueden encontrar la piedra filosofal, el maná de desarrollarse, enriquecerse y crecer individual y socialmente, local, autonómica, nacional e internacionalmente sin trabajar, emprender y esforzarse con honradez, rigor, insistencia y mucha humildad. Saber aprender de los errores. Saber ganar y sobre todo perder por medio del juego limpio. Saber que cuanto mas se estudia y trabaja mas queda por estudiar y trabajar. Y entender el trabajo digno como una forma, una vía fundamental para enriquecerse, para realizarse individual, humana y socialmente. Y, a ser posible, sin olvidarse nunca del humor y la ironía, de la buena y saludable filosofía, de la alegría de vivir, de la convivencialidad.

¡Oiga¡ algunos ya han encontrado el maná del que hablamos. Algunos muy rojos, rojo internacionalista, rojo nacionalista, nacionalista del color de su bandera, rosas divinos y de Puerto Hurraco, azul gaviota, azul cielo, azul virginal, azul cobalto, azulón, azul de boina y de birrete, azul pardo, multicolores o del color que haga falta en cada momento o sin color, olor y sabor.

Algunos se han hecho con el maná nomenklaturista, con patrimonios de, si cuadra, 1000 millones declarados de pesetas (y mas, mucho mas) por medio: patrimonios de la politiquería y la oligarquía ladrillera (y del ocio mediático, liberador y/o humanista, nacionalista, alternativo, ortodoxo y heterodoxo, cristiano, coránico, judío, politeísta, ateo, agnóstico, liberal e outras herbiñas: menuda bicoca publica de cientos de miles de millones de pesetas; hay que ver cuales son los mejores nichos de facturación, dicen estos nuevos y avispados viejos/nuevos nomenklaturistas); patrimonios del Partido Socialista Ladrillero Español o del Reino de Aragón, el Cantón de Cartagena y de los Reyes Godos; patrimonio del Humanismo Ladrillero, del Centrismo Ladrillero, del Liberalismo Ladrillero etc.; patrimonio de la Hoz y el Ladrillo, de la Izquierda Unida por el Ladrillo; patrimonio del viejo-nuevo Nacionalismo y/o Autonomismo y/o Provincialismo y/o Localismo (aun viniendo del franquismo mas centralista y Viva Cantabria, Viva Madrid y su banlieu, Viva Marbella, Viva La Coruña, Viva Lalin, Viva el Real Madrid, Viva el Barça e demais etc.) etc.; patrimonios de yates (con buenas compañías y buenas regatas y ¡ay¡ si yo te contara), patrimonios de grandes mansiones, latifundios, orgías, cacerías y chales a pares, tríos, troikas, etc. (pero nada de perestroikas y de glasnost), patrimonios de pinacotecas (con y sin fondos reservados), de fundaciones, consejos de administración, asesorías, entramados y entrillados varios; otros pasan de un piso alquilado a mansiones de mas de 500 millones de pesetas, y esto es solo lo que se ve.

Volviendo al desarrollo, en España, la región, la comunidad autonómica que menos creció de 1975 al 2000, según un reciente informe del Instituto de Estudios Económicos, es Asturias, seguida del País vasco. Asturias se encuentra en las regiones que ofrece los peores indicadores socioeconómicos, la que menos emigrantes atrae, la que recibe mas ayudas, subsidios, la que tiene los mayores porcentajes de prejubilizaciones, la que genera menos valor añadido, etc..

Actualmente, los países que en Europa están en peor situación en cuanto al crecimiento son Alemania, Portugal, Francia, Italia, etc. Y eso se debe a su falta de rigor presupuestario, a sus políticas burocrático-funcionariales rígidas, arcaicas, inmovilistas e intervencionistas de malgasto y despilfarro público, por no hablar de los problemas de corrupción, comisionismo, etc.

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología y Socioeconmía del desarrollo y los movimientos sociales de la Universidad de Santiago de Compostela/12-09-03/ Pagina web: miguelcancio.com

© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....