GRAN ÉXITO CONTRA POPULISMO, DEMAGOGIA Y AMENAZAS DE CHAVEZ Y LOS CHAVISTAS. PERO ¡OJO! CON DORMIRSE Y CON VOLVER A LA CORRUPCION VENEZOLANA ANTERIOR QUE GENERA FUNDAMENTALISTAS, DEMAGOGOS, POPULISTAS, EXTREMISTAS TIPO CHAVEZ

 

A pesar de que Chavez y los chavistas, junto a los castristas y procastristas, extremistas, nacionalistas, populistas y demagogos de Venezuela, América latina, Europa y otras partes, junto a lideres, agentes, grupos, fuerzas e infomedios que emplean gran parte de su acción en la constante propaganda y agiprop, en la manipulación y la contaminación izquierdista, demagógica, fundamentalista y populista; a pesar de todos los chantajes, amenazas y chanchullos de Chavez y los suyos de dentro y fuera, con la tiranía castrista como elemento referencial y agitador dentro y fuera de Venezuela a favor del chavismo y otros populismos, extremismos y fanatismos; a pesar de todo esto, Chavez y los suyos han sido derrotados y no han podido evitar que la oposición a su muy nefasta, antidemocrática y violenta gestión reuniese las firmas necesarias para convocar el referendum constitucional revocatorio con el fin de que la población venezolana lo ratifique o desaloje del poder, de la presidencia de la república venezolana.

El modelo chavista ha representado para Venezuela un gran salto atrás. Ha dado lugar a mayor violencia, a muchos mas enfrentamientos, a un gran enpobrecimiento de Venezuela, a un triunfo de la peor demagogia, del peor fanatismo, populismo y extremismo. Lo cual, junto a la corrupción de los viejos-nuevos nomenklaturistas en el poder y la oposición, y con gran numero de sectores sociales sacando tajada de dicha corrupción, viene arruinando desde hace años y años a la mayoría de las naciones de América latina. A las que les viene impidiendo salir del subdesarrollo y poner en marcha un modelo socioeconómico, empresarial, político, funcionarial, profesional, judicial, mediático, laboral, intelectual, cultural, social y personal basado en la libertad y autoridad responsables, en el trabajo, juego, competencia, competición, cultura y representación limpios y libres, en una critica y justicia justas, rigurosas y comprometidas con la verdad (la ecología mas importante es la ecología política de la verdad), es decir, un modelo democrático y de economía de mercado abierto pero con seguridad, garantías y principios.

Y, sin lo cual, y como viene sucediendo en buen número de naciones de este continente latinoaméricano (y en otras de otros continentes), la democracia no existe ni funciona y solo sirve para legitimar a viejos-nuevos corruptos, fundamentalistas, embaucadores, chanchulleros, clientelistas, comisionistas, intermediarios (de los bienes, alimentos, servicios, etc. materiales e inmateriales), brookers y traficantes, y a sus lobbies, amigos, clientes, circuitos, escuderías, antenas, infomedios, entramados societarios, terminales, agentes, grupos y fuerzas, incluidas las sindicalistas, eclesiales, militares y de seguridad. Pero, sin olvidar, tampoco, a los viejos-nuevos movimientos sociales, a todo tipo de ONGs y de voluntariado (incluidas/os las/os eclesiales), que venden una mercancía averiada, adulterada, contaminada, degradada/degradante. Mercancías, doctrinas, ideologías que no hacen más que seguir sujetando a la mayor parte de la población, a los indígenas, a los sectores mas desprotegidos, frágiles y vulnerables, a los mas fáciles de embaucar/sujetar con modelos muy negativos, con mercados politiqueros de salvación. Saldo de salvaciones varias y liberadoras que los mantienen, décadas y décadas, en el atraso, el odio, la envidia, la violencia, la marginación, la mentira, el engaño, la enajenación, el fanatismo, el sectarismo, el afán de venganza, revancha, etc.. Todo un sistema, un modelo, un modo de gobierno, organización, funcionamiento (micro, meso, macro, mega, trans y ciber social), acción y representación que se basa en crear chivos expiatorios a los que echarles todas las culpas de sus/los males, atrasos, corrupciones, manipulaciones, en aplicar, como los argentinos y otros muchos, aquello de que: ³Todos los demás son culpables, son responsables de todos los/nuestros males y problemas, salvo nosotros (los argentinos y otros) que no somos culpables, responsables de nada².

En Venezuela y otras naciones de América latina y el Caribe (y otras partes de mundo) es preciso poner en funcionamiento (y los lideres, científicos, intelectuales, fundaciones, infomedios, fuerzas, movimientos, organismos nacionales e internacionales que se dicen defensores de los derechos humanos ­y que nunca pueden obligar los deberes ciudadanos y personales sin los que no hay derechos-, la democracia y la economía de mercado abiertas, libres, con principios, seguridad y garantías, deben contribuir con honradez, energía y eficacia a ello) a agentes, lideres, grupos, responsables, fuerzas públicas y privadas, militares, eclesiales, infomediaticas, etc.. Los/las cuales, en todo tipo de instancias y campos sociales, en el poder y la oposición, en el tejido empresarial, institucional y social, deben luchar, por arriba, en medio y abajo, honrada, libre, rigurosa, responsable, austera, humilde (cuanto mas estudia y trabaja uno, mas sabe que no sabe y que debe seguir luchando por saber, estudiando y trabajando con honradez, libertad, rigor y humildad para poder saber, para resolver unos problemas y desafios y dar paso a otros, por hacer nuevas preguntas), permanente y eficazmente contra la corrupción, la demagogia, los utopismos peligrosos, el fanatismo, el fundamentalismo, contra todo tipo de violencias y terrorismos, contra extremismos, totalitarismos, autoritarismos, dogmatismos, sectarismos y democracias de juego sucio.

Deben luchar por resolver los problemas reales y sociales (que son algo, bastante mas que problemas verbales, que el palabrerismo demagógico, dominante y vigente en gran numero de organismos locales, nacionales e internacionales, del mundo educativo, universitario, cultural, intelectual, infomediático, etc.), por estar cerca de la gente y de sus problemas y expectativas, por liberar las energías mas creativas, las inteligencias múltiples, por hacer posible cada día, por medio del esfuerzo y trabajo dignos individuales y sociales, un desarrollo democrático humano, justo y con principios (que sabe conservar los más importantes valores humanos y adaptarlos a los tiempos, lugares y circunstancias pero sin renunciar nunca a ellos: de nuevo la ecología política de la verdad), sostenible, saludable, abierto, integrador, convivencial, emprendedor, crítico-creativo (que resuelve unas preguntas, hipótesis, problemas y desafíos para dar paso a otras/os en un proceso sin fin, y que, siempre que puede, nunca se olvida de la buena poesía, filosofía, ironía y alegría), enriquecedor/realizador individual y socialmente, local, nacional e internacional, globalmente.

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología y Socioeconomía del desarrollo de los movimientos sociales de la Universidad de Santiago de Compostela/ 09-06-04/ Pagina web: miguelcancio.com


© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....