VIOLENCIA FUTBOLISTICA, OCIO HOOLIGAN Y JUEGO LIMPIO

Texto leído por Miguel Cancio a las 17 hs. del 01-06-02 como ponencia en la VII Semana de Psicología (del 31 mayo al 4 de junio 04) organizada por los estudiantes de esta licenciatura en la Facultad de Psicología (salón de actos) de Santiago de Compostela

NOTAS:


- Un resumen de este texto fue publicado con el titulo ³La institucionalización del vandalismo² por el diario catalán La Vanguardia (domingo, 16-11-03, pags. 34-35) dentro de la sección ³Temas de debate: La violencia en el fútbol². En esta sección, también, intervinieron: el inglés Eric Dunning, profesor en la Universidad de Leicester (Gran Bretaña), fundador del Sir Norman Chester Centre For Football Research, con el articulo: ³El fenómeno del hooliganismo²; y el francés Patrick Mignon, doctor en Sociología, responsable del Institut des Sports et l¹Education Physique (Francia), con el artículo: ³Violencia en el fútbol, también un problema político².

Ambos autores han publicado diversos y reconocidos trabajos sobre la violencia en el fútbol. En esta sección de La Vanguardia, se incluye una bibliografía sobre el asunto que se trata cada domingo y en la que aparece mi publicación: Sociología de la violencia en el fútbol, 1990.


- Se incluyen datos sobre la violencia en torno al fútbol que tuvieron lugar después de la presentación de esta ponencia.

INTRODUCCIÓN

El fútbol, el deporte y otras prácticas pueden ser una buena escuela de valores humanos y civilización en línea con lo que analiza el gran sociólogo alemán Norbert Elias en su obra magistral Proceso de civilización, y que, también, escribió sobre el fútbol en otros importantes trabajos.

El fútbol, el deporte puede ser una buena escuela para saber ganar y perder, una escuela para la integración y dinamización sociales como sucede, en el marco de la nueva psicosociología y economía del ocio, con los llamados bienes multitudinarios-moot goods.

El fútbol, el deporte puede ser una buena escuela para hacer ³coaching², para hacer equipo (³make a team²), por utilizar dos expresiones que se utilizan para dar cuenta de la aplicación del fútbol, del deporte mas profesional en diferentes campos psicosociológicos, de la salud, de la mejora corporal y emocional, y de la gestión empresarial mas competitiva. Lo que en España, y entre otros casos, aplica la empresa denominada ³Make a team², la empresa de Valdano, Zubizarreta, Corbalan y otros jugadores del deporte elite.

El fútbol, volvamos al fútbol, puede ser: una instancia de encarnación e institucionalización del trabajo, juego limpio, competencia, cooperación, autoridad, critica y representación limpios, libres, plurales, emprendedores, creativos y con principios, con deontología profesional y ciudadana; una gran instancia para crear y potenciar el capital contextual rural y urbano, el capital social, el enriquecimiento humano y convivencial, la dinamización social, gerencial, organizativa, socioeconómica y en otros campos; una instancia para mejorar (pero también para desprestigiar) la marca equipo, pueblo, región, comunidad, nación, asociación de naciones en torno al fútbol (cuando, por ejemplo, una federación internacional de fútbol en la que participan numerosas naciones le da un premio mundial a Maradona no esta sentando un buen precedente y dando un buen ejemplo debido a su impresentable comportamiento fuera del campo de fútbol pero, también, dentro como drogado, tramposo ­la ³mano de Dios², etc.-. Hay que jugar no solo bien, muy bien, sino limpiamente, dentro y fuera del campo, por parte de los jugadores pero también por parte de todos los que integran el mundo del fútbol para que este gran deporte y espectáculo sea un buen, un excelente referencial, una instancia encarnadora, institucionalizadora, socializadora y divulgadora del juego limpio).

Un ejemplo de lo que acabamos de decir, de la importancia internacional y referencial del fútbol lo ofrecen, entre otros, el famoso ex ministro socialista de Cultura, el francés Jack Lang, el cual declaro en Le Monde al respecto: ³Demasiados políticos han olvidado lo que el mundial del fútbol nos ha descubierto al ganarlo la selección francesa en los mundiales de 1998, a saber: un deseo de aventura colectiva que fue positivo para nuestra economía y moral. Francia da lo mejor de sí cada vez que se propone un proyecto de civilización². Y lo manifiesta, también, el prestigioso economista Olivier Blanchard, jefe del departamento de economía del MIT-Masachuset Institut Technology, y que dijo en La Vanguardia: ³La victoria de Francia en el mundial de fútbol del 98 fue positivo para su economía y moral colectiva².

EL FUTBOL Y LA VIOLENCIA

Pero ¡ojo¡ el fútbol, viene dando lugar, viene generando desde hace bastantes años, diferentes formas de violencia. Citemos entre otras las siguientes:

A) Gamberrismo-hooliganismo. Formas colectivas de violencia rural y urbana, de arrase, de destrozos de bienes públicos y privados, de aterrorizamiento.

B) Violencia, que puede llega a ser extrema, juego sucio y para lo que incluso se entrenan. Violencia que tiene lugar dentro de los campos de fútbol y fuera de los campos. Esta violencia puede estar protagonizada y/o incitada por los que juegan, por sus equipos técnicos, directivos, presidentes, pero, también, por medios de comunicación y otras instancias y, por supuesto, por los aficionados y grupos de hinchas mas violentos. Pensemos cuando se dice constantemente: ³Hay que ganar por lo legal o lo ilegal, incluso de penalti que no fue y en el último segundo; pensemos en la famosa e ilegal ³Mano de Dios² del corrupto y degradado Maradona (vinculado con traficantes de drogas y convertido en un toxicómano; vinculado con la mafia cuando estuvo en el Nápoles; vinculado con el tirano totalitario Castro al que le ha prestado su apoyo al igual que a su tiranía comunista que lleva en el poder desde 1959, 45 años, y que lideraron, pusieron en marcha él y el no menos sanguinario y totalitario comunista Ernesto Che Guevara, el cual hizo un canto al odio como la mejor forma de preparar a los guerrilleros para matar el mayor número de enemigos y a la guerra nuclear como la vía para llegar a la ³Sociedad Nueva del Hombre Nuevo². Sin embargo, la propaganda y la manipulación constante y sistemática de la información, de múltiples medios de comunicación y de las representaciones sociales lo han convertido en un icono público símbolo del bien y que Maradona lleva tatuado en su piel) y al que, sin embargo, se le concede el título del mejor jugador de la historia. ¡Menudo ejemplo! tanto para su país (no es de extrañar que por este tipo de mitos, de contaminaciones del medio, del alimento espiritual y de manipulaciones, Argentina sea uno de los países mas corruptos) como para el mundo.

C) Violencia simbólica, icónica, inmaterial, psicológica, infomediática (en la que intervienen infomedios locales, autonómicos, estatales, nacionales e internacionales). Hay infomedios de comunicación, algunos muy importantes, que solo surgen en torno a un equipo y su razón de ser es animar, sacar la mayor tajada de este equipo. Por lo cual vienen demostrando que están dispuestos a llegar a lo peor, a la peor violencia mediática, simbólica o de cualquier tipo para, con el pretexto de apoyar a su equipo, conseguir la mayor audiencia.

D) Violencia referida al juego sucio que violenta las leyes, el juego limpio, mediante la corrupción, la contaminación, la creación de redes de viejos y nuevos caciques, traficantes, comisionistas y logreros que en el fútbol y otros deportes encuentran un campo propicio para la especulación urbana, para la creación de nichos de facturación, de blanqueo y de propaganda, para la creación de redes clientelares y/o comisionistas, de circuitos corruptos y gravemente corruptores. Algunos de los cuales, y como se viene demostrando, también, se muestran dispuestos a lo que sea con tal de sacar la mayor tajada material e inmaterial. Se trata de una violencia que violenta las leyes mediante la prevaricación, el cohecho, el trafico de influencias, intereses y otras cosas como el uso ilegal de las drogas, otros productos, bienes, medios, instalaciones, servicios e instancias varias. Delitos varios que, desde hace tiempo, vienen teniendo lugar, vienen afectando al fútbol y a diversos medios relacionados con este y por la acción de intermediarios, aventureros y negociantes sin escrúpulos, de comisionistas, logreros, traficantes, delincuentes, mafias, entramados societarios, gansters, etc.

E) Violencia referida a lo que podríamos denominar la contaminación material e inmaterial. Y que encuentra en el fútbol un terreno muy propicio al tener una gran incidencia en la vida de pueblos, villas y ciudades, pero también en los medios de comunicación, en la relación de las gentes, en sus condiciones de vida, trabajo, circulación, paseo, diversión, descanso, información, representación, etc.

Con relación a la violencia física en el fútbol, en torno al fútbol, al gamberrismo, al hooliganismo, conviene señalar que la violencia futbolística han causado sólo en España, en los últimos 20 años, nueve muertos y miles de heridos.

En Europa ha provocado muchas mas muertos y heridos. Señalemos alguno de los casos mas sangrientos. En 1985, en la final de la copa de Europa, en el estadio de Heysel en Bruselas (Bélgica), en que se enfrentaban la Juventus y el Liverpool, el enfrentamiento entre los hinchas, dentro del campo y antes de comenzar el partido, produjo 39 muertos y 600 heridos. Lo que vimos horrorizados, y en directo, por la televisión. Hace unos días se celebró el 19 aniversario de esta catástrofe, de esta muestra de violencia extrema, de barbarie futbolística. En Sheffield, en el partido Nottigham Forest-Liverpool en 1989, se producen 95 muertos y 200 heridos contra las vallas y al permitir la policía que entraran en el campo los hinchas que esperaban fuera, con entradas y sin entradas, a pesar de que el estadio ya estaba completamente lleno.

Como es sabido, cada partido, especialmente los de máximo riesgo, supone un importante y muy costoso despliegue de seguridad y, en bastantes casos en España y fuera de España, se causan contaminaciones acústicas y de otro tipo, diversos trastornos a la ciudadanía que no tiene que ver con el fútbol, cuando no actos masivos de violencia urbana (e incluso rural) pero también del tipo comando llevados a cabo por grupos violentos organizados.

LOS EFECTOS VINCULADOS CON EL FUTBOL Y SU VIOLENCIA

¿Qué es lo que ha venido permitiendo, fomentando, encarnando, institucionalizando y socializando la violencia futbolística, el ocio hooligan?.

En el fútbol, junto al efecto identificación-representación-demostración-paso al acto; junto a los efectos jauría-horda, comando-guerrilla, Jeckyll/Hyde (de la novela El extraño caso del doctor Jeckill y mister Hyde, de Robert Louis Stevenson); junto al efecto calentón ¡A tope con drogas, el estadio es nuestro, la calle es nuestra!; junto a la búsqueda de violencia compensatoria y que genera placer, permite soltar mucha adrenalina en el marco de la economía y psicosociología de los placeres y su tiranía y de la euforia-diversión violenta mas excitante. Teniendo en cuenta estos efectos, al mismo tiempo ciertos medios de comunicación constantemente trivializan la violencia e incluso la potencian por múltiples formas como, por ejemplo y entre una larga lista: Crónicas Ultramarranas y Ultraviolentas de Sarda, el Pene Lequio, Boris Culo Loco, Blas Macarra, la banda del ³Yo te cepillo a ti, tu me cepillas a mi y lo peor nos esta permitido, pues, somos los reyes del mambo, de la audiencia, de la movida mediatica y además progresistas², como, por cierto, declaró Javier Sardá de su programa; los Grandes Hermanos de la no menos progre Mercedes Milá y otros realities shows, otros programas absolutamente degradadores y envilecedores, todo vale por la pasta, para conseguir los mayores impactos mediaticos (y para los que cada vez hay que forzar mas la maquina, llegar mas lejos en la degradación) y por la figuración mediática para ganar/no perder, para chupar cámara, proyección y audiencia como sea.

Debido al permisivismo dominante social e institucional hacia las diferentes formas de gamberrismo e incivismo, de violencia futbolística y de otro tipo (Botellón y otras formas de movida, de diversión y donde la violencia, cuando uno/a esta debidamente cargado, se convierte en una manera intensa de placer y que puede generar adición, de liberar adrenalina a pie, en moto, coche, por tierra, mar, aire y como se tercie; etc.); debido al permisivismo, a la tolerancia de todo nos esta permitido/todo debe estar permitido para que cada uno haga lo que le de la gana, pues, para gozar, para evadirse, especialmente el fin de semana y en el marco del ocio hooligan, vale absolutamente todo; debido a propuestas de lideres, autores y fuerzas sociales sobre la violencia y su banalización y que algunos llegan a defender doctrinaria, ideológicamente, en el campo del juego de los placeres, etc.; debido a todo esto, y mucho más que podríamos añadir, se ha venido generando y creando un caldo de cultivo donde los hooligans, los hinchas mas violentos han sabido imponerse y dictar su ley, la ley de la violencia, del gamberrismo, del incivismo, del arrase, del ¡a tope con drogas!, de los malos modos y comportamientos, de los mas violentos, zafios y camorristas.

Estamos hablamos de lo que algunos analistas han calificado como una guerra futbolístico-mediática y que se desenvuelve en múltiples frentes y a medida que la seguridad va avanzando (de ahí que la violencia se haya desplazado del interior de los campos de fútbol hacia los alrededores y otras muchas partes, o que busque momentos específicos para manifestarse y atacar de forma claramente premeditada y organizada, etc.).

Guerra en la cual los grupos de hinchas, de hooligans, disputan su propia liga, roban protagonismo a los futbolistas. Lo que también sucede con los hooligans mediáticos y con los hooligans de arriba o ³grease head². Los cuales, unos y otros, contribuyen a alimentar material y espiritualmente la violencia futbolística. Lo que, también, hacen algunos jugadores, técnicos, entrenadores, directivos, presidentes, federativos, árbitros y otros agentes y grupos vinculados con el fútbol.

El fútbol, en este caso de la violencia, del ocio hooligan, puede servir:

- Como pretexto para la búsqueda de placer y espacios de impunidad, de desquitarse, de resarcirse, de descargarse, de desfogarse, de hacer pagar a otros los malos rollos, los traumas, las frustraciones, los problemas que uno ha tenido y tiene.

- Para sustituir el tiempo gris, aburrido, rutinario, asfixiado, encadenado, atado, controlado, atormentado y sin alicientes, por un tiempo multicolor, una liga vital que da sentido y significado, por un tiempo desatado de alucine, excitación, arrase, fiesta, riesgos, violencia y excitación a tope, por un tiempo de desahogo y descontrol, en el que los protagonistas pasan del cero al infinito y están dispuestos (como los animales cuando se disputan el territorio, las hembras, etc.. Pero en este caso, no lo olvidemos nunca, con la razón instrumental para poder ser mucho mas crueles y desatar los instintos de forma premeditada, calculada, planificada con el fin de ejercer una violencia que no tiene nada que ver con la animal de supervivencia, etc.), asumiendo los papeles de machos guerreros debidamente pertrechados y cargados (el sentido de orgullo, del honor, de afirmación, de fuerza, provocación y poderio, de identidad de la banda violenta puede volverse patológicamente muy violento al verse reforzado, multiplicado e incluso obligado por el grupo, el ambiente, las drogas, las referencias, las historias y papeles que han encarnado y que tienen que demostrar pasando al acto, y para después, lo que es muy importante, valorar y comentar la batalla, la gesta conseguida y compararlas con otras incluso grabadas, etc.), se muestran dispuestos a hacer los alardes, las bestialidades que sean necesarias para demostrar quien esta dispuesto a llegar mas lejos y cumplir los papeles que han asumido.

- Para pasar del anonimato, de no existir a ser los protagonistas máximos (lo que constantemente están demandando los medios, la publicidad, determinadas instancias e instituciones), incluso durante varios días (lo que también sucede con los ³raves², con la salida durante 24, 48 horas y más de ³marcha total², con la potenciación de un turismo, como sucede en la Costa Brava y otras partes de España y otras naciones, que incluye en el precio muy asequible las borracheras ­que suelen ir acompañadas de otras tomas- hasta altas horas, y que ha dado lugar a varias muertes de hooligans europeos incluso de menores, etc.). Pasan a ser protagonistas maximos cuando la movida que han llevado a cabo ha sido muy fuerte en la calle, en el campo del fútbol, en la opinión publicada, radiada y televisada, en los infomedios de comunicación y ha tenido repercusión cotidiana, pública e institucional.

La institucionalización del ocio hooligan ha dado lugar a que jóvenes, y menos jóvenes (cuasi profesionales de la violencia), se sientan impunes, seguros, farrucos, motivados y legitimados en lo que hacen. Y que, incluso en las momentos de mayor dramatismo, alarma social y tragedia, sean desafiantes y provocadores, se muestren salvajemente fanfarrones y pendencieros. Hinchas del Liverpool, en la matanza citada de la final de la Copa de Europa contra la Juve, iban gritando en inglés, borrachos, drogados: ³¡Somos animales!, ¡Somos criminales!².

EJEMPLOS DEL OCIO HOOLIGAN

Pongamos algún ejemplo empírico:

- 1º) Colin Ward, un "hooligan" del Arsenal, un gran equipo londinense, publicó en 1989 el libro ³Journal of football Fan, Steaming in², en el que decía entre otras cosas: ³Cuando ves la cara de un hooligan entiendes por qué el estadio, la violencia, el partido es como una droga. ¡Mejor que una droga!². Pueden verse declaraciones, incluso mas reveladoras que esta, en mi trabajo: Sociología de la violencia en el fútbol, 1990 (y que puede consultarse en la biblioteca universitaria de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Santiago de Compostela).

- 2º) Un hooligan de los Riazor Blues (Real Club Deportivo de La Coruña), en el mes de octubre del año 2003, después de la muerte a patadas de un joven aficionado, en un partido de copa en Compostela, entre El Compos y El Depor, declaró en Radio Obradoiro: ³Vamos de cacería ya antes del partido; se trata de pasarlo bien con la violencia y ser mas guays que nadie; sientes un subidón de adrenalina y que eres superior a todo el mundo².

- 3º) La brutal provocación de los Boixos Nois. Los cuales, con motivo del partido Barça-Depor de esta temporada 03-04, hicieron una pintada contra el gran mural que se confeccionó y desplegó en dicho encuentro, después de la muerte en Compostela del asistente al partido Compos-Depor, y para que los aficionados pudiesen manifestar su rechazo de la violencia.

El presidente del Barça, Laporta, públicamente, y con anterioridad a la muerte a golpes del aficionado Manuel Ríos en Compostela, había manifestado que iba a aplicar tolerancia cero contra radicales como los Boixos Nois. Uno de sus líderes, ya entrado en años, salió en la televisión atacando al presidente del Barca por esta iniciativa. Unos días antes, en Asturias, tuvo que suspenderse un partido de la Tercera División en el que un aficionado fue acuchillado.

A lo largo de la temporada 2002-2003 hubo diversos actos de violencia, como los acontecidos en el campo del Sevilla en el que se dio una brutal agresión a un guardia-jurado que vimos horrorizados por la televisión, como los que tuvieron lugar en el Camp Nou durante el Barça-Madrid y otros campos, y que obligó a cerrar varios estadios de Primera División y categorías inferiores. Sin embargo, el decretado cierre del campo de Barça nunca se cumplió a pesar de la alarma social que había causado la violencia que se generó en dicho partido y a la que contribuyó el que en ese momento, y entre otros incluidos medios de comunicación catalanes (hay medios de comunicación deportivos que viven fundamentalmente del Barça. Hay medios de comunicación deportivos, como hemos dicho, que se montan en torno a equipos de fútbol e incluso medios generales, alguno de ellos gallegos, y que para aumentar su tirada no dudan en fomentar el hooliganismo), el que era presidente de dicho club Joan Gaspar y que posteriormente pediría disculpas por ello pero a la catalana. Este presidente, este directivo del fútbol español, ha reconocido públicamente que como hincha del Barça ve alterada su personalidad, su comportamiento habitual y que, por otra parte, es muy educado y respetuoso.

- 4º) Después del partido amistoso que tuvo lugar en Vigo entre el Celta y el Sporting de Braga para celebrar (martes 04-01-05) el Memorial Quinocho y al que solo acudieron dos mil aficionados, cuando estaba terminando el encuentro un grupo de violentos urbanos de Vigo, debidamente preparados para la acción y armados de navajas, martillos y barras de hierro, un grupo de hooligans, de skins heads (cabezas rapadas) tomaron posiciones para poder atacar y hacer el mayor daño posible a un pequeño grupo de unos quince portugueses de la peña ³Ultra Red Boys² del Braga.

Así narra el presidente de esta peña el ataque que sufrieron: ³Fueron cinco minutos de pánico. Creíamos que nos mataban. No cruzaron con nosotros media palabra. Solo vimos que dos cabezas rapadas seguían a nuestro grupo de 15 personas. Cuando llegábamos a nuestros coches salieron de todas partes. Intentamos huir y acabamos metiéndonos 10 en un coche, pero Carlos y Arnaldo se llevaron la peor parte: al primero le agredieron con un martillo y al segundo con un arma blanca² (una herida de unos cuatro centímetros que precisó un par de puntos de sutura que le fueron colocados al agredido, después de que el 061 lo trasladase al hospital, y sin que revistiese peligro por lo que fue dado de alta a las pocas horas).

Sigue el presidente de ³Ultra Red Boys²: ³Nosotros íbamos ataviados con gorros y bufandas del Braga que pensábamos intercambiar con los Celtarras pero no pudimos hacerlo porque en el campo apenas había alguno²; ³En el altercado participaron entre 20 y 30 skins, fuertemente armados y algunos vestidos con casacas verdes militares con la Cruz Gamada en el brazo, mientras otros cubrían su cabeza con pasamontañas aunque sin taparse la cara, y se fueron tan rápido como llegaron².

El presidente de la peña portuguesa en la rueda de prensa que dio en Braga agradeció la asistencia que les prestaron personas del exterior del campo, el Celta, la Policía y el Hospital General.

La policía sigue la pista de los agresores y teniendo en cuenta las imágenes que grabaron las cámaras de vigilancia del estadio de Balaidos, la identificación de los grupos radicales que siguen al Celta, las opiniones de los atacados y de los testigos.

Las hipótesis que se barajan es que los agresores no acudieron al campo sino que alguno de ellos entraron unos minutos antes cuando se abrieron las puertas para que saliese la gente y siguieron a los aficionados portugueses hasta el lugar donde tenían aparcados los coches, el sitio en el que tuvo lugar el ataque y la agresión.

Los investigadores del caso no descartan que los agresores pudiesen pertenecer al grupo ultra Celtarras, pues, aunque estos no acudieron organizados al partido suelen reunirse en sus cercanías. El presidente del Celta, Horacio Gómez, aseguró que el club adoptaría medidas especiales siempre que se demostrase que la agresión fue causada por seguidores del Celta.

Con relación al caso que acabamos de relatar, a la agresión a los aficionados portugueses, podemos ver en acción, y entre otros, los efectos identificación-representación-demostración-paso al acto; los efectos jauría-horda, comando-guerrilla, etc. De este tipo de acciones tipo comando y otras llevadas a cabo por los hooligans, en el marco del ocio hooligan, se da cuenta en mi trabajo: Sociología de la violencia en el fútbol.

SOBRE LA NECESIDAD NO SOLO DE DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS SINO TAMBIEN LOS DEBERES HUMANOS

El artículo 29 de la Declaración de los Derechos Humanos dice: ³Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que solo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática².

Teniendo en cuenta esta declaración, que recoge nuestra Constitución e su articulo 10 que abre el Titulo I ³De los derechos y deberes fundamentales², debemos hacer todo lo posible por defender la fiesta del fútbol y no ceder ante el gamberrismo, incivismo y la violencia futbolística de determinadas minorías.

Es preciso defender el fútbol, y otros deportes y también los espectáculos que generan, como una gran fiesta, como un canto a la amistad y al encuentro, al juego y espectáculo limpios, apasionados y creativos, y que pueden contribuir a hacernos mas felices, abiertos, convivenciales y humanos pero, también, fundados críticos.

Nunca debemos olvidar que como ciudadanos civilizados, además de derechos, tenemos deberes.

El gran escritor e intelectual Albert Camus ( y que ha escrito textos de gran interés dedicados a los jóvenes), premio Nobel de literatura (1957), que iba para jugador profesional de fútbol, que fue presidente honorario del equipo del fútbol del pueblo en el que vivía en Francia y que fue un gran aficionado al balompié hasta que murió en 1960, dijo: ³Todo lo que he aprendido en la vida sobre la ética y el deber del hombre se lo debo al fútbol².

Terminemos con una frase, aprovechando una cita de Freud, y que viene muy a cuento para el fútbol y para muchas mas cosas: ³Sin la libertad y los deseos no hay nada pero su ejercicio y satisfacción nos pone en cuestión como agentes, como ciudadanos libres, honrados, responsables, humanos, críticos y creativos².

Como personas, como ciudadanos civilizados tenemos que saber liberar de la mejor manera nuestras energías, de la forma mas creativa y en los diferentes papeles, situaciones y posiciones que asumimos en la vida cotidiana, en la vida pública y privada, dentro y fuera de la familia, en el trabajo y el ocio, y con el fin de enriquecernos vital, humana, espiritual y socialmente.

Fdo. Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la empresa y Socioeconomía del desarrollo y los movimientos sociales de la Universidad de Santiago de Compostela


© Miguel Cancio http://www.miguelcancio.com

Nota: Los artículos publicados son propiedad del autor. Se permite la difusión de los mismos siempre que se citen las fuentes.
Se ruega a quien utilice estos materiales lo comunique al autor ya que conocer la difusión de los mismos es importante en la valoración del trabajo.

Up....